Historia al azar: Algo diferente...
Regístrate | Recupera tu contraseña
     
     
Menú




 
¿Quién ha añadido esta historia a sus Favoritos?
Nuevas historias » Capítulo 15
Historia terminada Nuevas historias (ATP)
Por adillita27
Escrita el Viernes 6 de Marzo de 2015, 09:26
Actualizada el Domingo 5 de Abril de 2015, 13:11
[ Más información ]

Capítulo 15

Blaise miro a su amigo y saco un documento. −Hermione tiene que firmar esto, es una denuncia contra el agresor, ya Mandy la secretaria de Herms ha firmado la suya.

−Voy a buscarla.

−No hace falta estoy aquí. −Hermione, Jane levantándose se acerco y le miro bien la cara.

−Ahora te llevaremos a san mungo. −Draco se acerco y le dio un beso en la cabeza.

La chica sonrió a su madre y abrazo a su marido, se sentía protegida con él, entonces vio que Harry estaba allí. −¿Qué haces tú aquí?

−Quería ver como estabas.

−Fuera, no te quiero en mi casa, has acusado a mi marido de golpearme.

Al escuchar eso, Draco lo miro furioso. −¿Cómo te atreves a acusarme de algo tan horrendo? ¿Crees que si golpeara a Hermione ella estaría conmigo? ¿O los Granger dejarían a su hija y sus nietos conmigo?, te has vuelto loco, ya has visto a Hermione ahora fuera no te quiero en mi casa.

Sirius miro a su ahijado. −Es mejor que te vayas, ya has visto que está bien, y tienes trabajo que hacer.

El chico levantando se fulmino a Draco con la mirada y se fue.

−Ahora vamos a desayunar y luego a san mungo.

Hermione más tranquila hizo caso a su marido y se puso a desayunar

Unos días más tarde, el hombre que había agredido a Hermione era detenido, había sido acusado de golpearla leona y estaría un mes en Azkaban, y le pagaría 100,000 galeones, al salir de los juzgados, Hermione abrazo a Blaise. −Gracias.

El chico le sonrió y le dio un beso en la frente. −De nada.

Draco miro a su mujer. −Ahora podrás estar tranquila, ese tipo no volverá a molestarte.

−No. −Y lo abrazo. −Quiero ir con mis bebes, los he tenido un poco desentendidos.

−No pasa nada, ahora iremos con ellos. −Draco miro a todos. −Gracias por estar con Herms, pero ahora nos vamos a casa con los niños.

−Nos vemos pronto.

Despidiéndose se fueron a buscar a los Granger que se habían quedado con los niños.

El tiempo fue pasando y ya faltaba poco para el quinto cumpleaños de Alex.

Ese día Hermione estaba esperado a Draco, Pansy y Blaise, con los niños, cuando se acercaron Harry y Ron.

−Buenos días. −Dijo Harry.

Hermione lo miro. −Buenos días.

−Papa. −Grito Alex que se levanto de donde estaba sentado y se fue corriendo por donde venían su padre.

Blaise al ver a su hijo, lo cogió en brazos y le sonrió.

Scorpius que era más pequeñito, imito a su hermano y fue a buscar a Draco.

El chica al ver a su hijo, lo abrazo y le sonrió. −¿Te has portado bien?

−Si papi. −Abrazándolo por el cuello se apoyo en su hombre.

Draco se acerco a su mujer y la beso. −¿Qué tal tu mañana?

Hermione le sonrió. −Cansada, los niños tienen mucha energía.

El chico le sonrió. −Ahora comeremos. −Y miro a Harry y Weasley. −Ya os podéis ir.

−No hemos venido a verte a ti. −Dijo Harry.

−Y a mí no me gusta que os acerquéis a mi mujer. −Dijo Draco.

−Draco. −Protesto Hermione mirándolo.

El hombre le sonrió. −No pasa nada, ven vamos a comer, tenemos que hablar del cumpleaños de Alex.

−Sí. −Y se fueron a sentar a una terraza, dejando a Harry y Ron allí plantados.

Una vez sentados, una camarera no tardo mucho tiempo en acercársele, y Draco hizo el pedido.

−Papi tengo hambre. −Dijo Scorpius mirando a su padre.

−Ahora nos traerán la comida.

−Yo creo que tengo algo. −Dijo Pansy mirando dentro de la bolsa que siempre llevaba con ella, y saco unas natillas y galletas.

−Natillas. −Scorpius estiro sus bracitos, para cogerlas.

Pansy sonriendo se las dio.

−Gracias.

−De nada guapo.

−Yo creo que también tengo algo. −Dijo Hermione que cogió su bolsa y la abrió saco un potito, y lo puso encima de la mesa.

Pansy lo miro y lo cogió. −¿Me lo das?

−Claro. −Pansy lo cogió y se lo dio a su hijo, para que se lo comiera.

La camarera no tardo mucho en traer la comida.

−Ahora que ya estamos comiendo, tenemos que decidir qué hacer para el cumpleaños de Alex, cumple cinco años.

Pansy los miro sonriendo. −¿Os acordáis del sombrero león que Luna se puso una vez?

Hermione asintió. −Sí.

−Podemos repartirlos entre los niños, y que cada uno tenga el suyo, pero no solo leones.

−Me gusta, con un gran pastel con un dragón encima. −Les dijo Blaise.

−Haremos dos fiestas. -Les dijo Draco mirando como su hijo se comía las natillas. −Una con sus amigos de la escuela y otra con la familia.

−Me parece bien. -Les dijo Blaise. −Una la podemos hacer en nuestra casa, y otra en la vuestra.

−En la mansión Malfoy hay más espacio. -Les dijo Hermione y miro a su marido. −¿Qué te parece?

−Me parece bien. −Y mientras comían, preparaban la fiesta.

El sábado, por la tarde, Hermione estaba poniéndole el sombrero de león a Alex, cuando tocaron a la puerta, abriendo la puerta vio que eran Dora, Remus con Tedd.

−Hola. -Le saludaron.

−Pasar. -Les saludo Hermione.

Alex llego corriendo con su sombrero de león y al ver a su mejor amigo, le cogió de la mano y se lo llevo.

−Le va a enseñar los sombreros para ponerle uno, a cada uno que viene, los lleva donde están.

Dora le sonrió y le paso el regalo.

−Gracias, en el jardín Blaise ha preparado zumos y otras cosas para los padres.

En el jardín, Hermione puso el regalo con los otros y los llevo a sentarse, y miro a Remus. −Preparaos esta tarde vendrán alrededor de 30 niños, todos con ganas de comer pastel y jugar.

−Si puedo con adolescentes, creo que podre con niños. −Remus se rio.

−Creo que dan más miedo los niños.

Al escuchar eso las dos mujeres se rieron.

−Herms. −Pansy se les acerco, saludo a Dora y Remus, y miro a su amiga.− Te venia a buscar, para decirte que los Weasley ya están aquí, han traído un montón de juegos y otras cosas para los niños.

Remus las miro. −Ellos sí que son peligrosos.

Hermione se rio. −Mucho, si queréis iros, y luego venís a buscar a Tedd, no hay problema, estamos aquí nosotros 4, mas los Weasley.

−Nos quedaremos un rato, y luego nos iremos.

−Me parece bien, mañana habrá otra fiesta. -Les dijeron. −Sirius me ha dicho que tiene un regalo especial para Alex, pero ni idea.

Remus se rio. −Lo he visto, me ha gustado.

−Vosotros sí que sois un peligro, McGonagall anda asustada al saber que pronto tu hijo ira a Hogwarts.

−Pero si nosotros éramos muy buenos.

−Huy sí. −Hermione se rio y se fue con Pansy.

Unas horas más tarde, los padres se llevaban a sus hijos muy contentos, aparte de los sombreros de animales, les habían dado caramelos, se iban cargados.

Dora y Remus llegaron a buscar a Tedd y lo vieron con la cara pintada.

−Qué guapo que estas. −Dijo Dora sonriendo a su hijo. −Pero ahora hay que ir a casa, mañana habrá otra fiesta.

−Fiesta. −Dijo Tedd y se puso a saltar.

−Creo que ha comido demasiado azúcar. −Dijo Remus al ver a su hijo.

−Un poco.

El hombre cogió a su hijo en brazos y miro a Hermione. −Gracias por invitarlo.

−De nada. −Hermione le dio un beso a Tedd. −Os esperamos mañana.

−Mañana estaremos en casa de los Malfoy.

−Bien.

Cuando se fueron, los últimos invitados, se fue al salón y vio que Alex se había quedado dormido encima de Draco, con su sombrero de león.

−Nos tenemos que ir. -Le dijo Hermione.

−Sí, estoy cansado. −Draco se levanto y cogió a Alex en brazos. −Y mañana otra fiesta.

Blaise se rio. −No habrán tantos niños como hoy.

−No sé como mi madre pudo aguantar esas fiestas, estoy muerta. −Dijo Pansy bostezando.

−Nos vemos mañana. −Hermione y Draco se despidieron y se fueron.

Al llegar a su casa, lavaron la cara de Alex con una toalla, le pusieron el pijama y le dejaron dormir.

−Ha sido una tarde maravillosa, pero estoy muy cansada. −Dijo Hermione.

Draco asintió. −Yo también.

−¿A dormir?

−Dormir. −Y se metieron en su cuarto para descansar.

Scorpius se había quedado con sus abuelos así que estarían ellos tres solos.

Al día siguiente, desde bien temprano en la mansión Malfoy, todos estaban ocupados, preparando el jardín, aunque Alex no era un Malfoy, era el hijastro de Draco y él lo quería como un hijo, y sus padres lo querían como un nieto, así que todos se esforzaban para que todo quedara perfecto.

−Aquí están los sombreros de animales. −Dijo Hermione sacando varias bolsas. −Ayer sobraron.

Narcisa le sonrió. −Ya he visto el de Alex, me gusta mucho, ponlos en la mesa.



« Capítulo 14 Comenta este capítulo | Ir arriba Capítulo 16 »


Potterfics - Harrylatino
Potterfics es parte de la Red HarryLatino

contacto@potterfics.com

Todos los derechos reservados. Los personajes, nombres de HARRY POTTER, así como otras marcas de identificación relacionadas, son marcas registradas de Warner Bros. TM & © 2003. Derechos de publicación de Harry Potter © J.K.R.