Regístrate | Recupera tu contraseña
     
     
Menú




 
¿Quién ha añadido esta historia a sus Favoritos?
Altea » Capítulo 20
Historia terminada Altea (ATP)
Por adillita27
Escrita el Domingo 1 de Febrero de 2015, 09:37
Actualizada el Domingo 8 de Marzo de 2015, 14:56
[ Más información ]

Capítulo 20

−Ahora le diré su sentencia. −Y lo miro. −El joven Harry Potter ya nos ha hecho saber, que se hizo pasar por el, para impedir que la señora Hermione Malfoy, pudiera entrar en su bóveda en gringotts y a causa de ello, tanto Hermione como su hija estuvieron a punto de morir por una grave enfermedad, por suplantación de persona, por secuestro, y por maltrato infantil, se le condenan a 20 años en Azkaban. −El juez miro a Ginny que estaba a su lado. −Ginevra Molly Weasley, póngase de pie.

La chica le hizo caso.

−Por secuestro de la pequeña Altea Malfoy y por maltrato hacía su persona, se le condenan a 10 años en Azkaban.

El juez hizo sonar su martillo. −Ya se pueden llevar a los acusados.

−Te matare. −Grito Ron a Draco mirándole con odio. −Respira ahora, porque cuando salga tú y tu asquerosa familia de sangres sucias, moriréis.

−Aurores, llévenselo. −Dijo el juez.

A los aurores les costó llevárselos, pero lo hicieron.

Al escuchar las amenazas contra su familia, Hermione se puso a llorar.

−Tranquila. −Dijo Draco abrazándola.

−Ya lo has escuchado. −Dijo la leona. −Nos quiere muertos.

Sirius se acerco a su sobrino y a su mujer. −Tranquilos, son 20 años cuando salga de Azkaban si es que sale, no tendrá ganas de nada, y son muchos años así que tranquilízate.

−Mi tío Sirius tiene razón. −Dijo el hombre mirando a su mujer. −Ahora vamos a casa, nuestros pequeños deben de estar esperándonos.

La leona lo miro y asintió el pasillo se encontraron a los Weasley.

Sirius los miro, y sonrió a Hermione. −Vamos.

La leona lo miro y asintió.

Y la familia se fue dejando a los Weasley allí que tanto daño les habían hecho.

Unos días más tarde, Draco estaba terminando unos papeles cuando escucho a Hermione gritar, dejando los papeles se fue al cuarto que compartía con su mujer y vio que estaba teniendo una pesadilla.

El rubio se acerco y la despertó con cuidado. −Herms despierta solo es una pesadilla.

La leona se despertó y lo miro con miedo. −He pasado mucho miedo, en mi pesadilla nos robaban a nuestra niña.

−Solo ha sido una pesadilla. −Le dijo Draco abrazándola. −Tanto Altea como Scorpius están bien, así que duerme, tienes que descansar, sino terminaras poniéndote enferma. −Levantándose se fue al cuarto de baño donde cogió una poción volvió a la habitación y se la dio. −Es una poción del sueño para que duermas sin pesadillas.

−No la quiero.

Draco la miro.− Te la tomaras, yo estoy aquí y sabes que soy bueno con los hechizos y la casa tiene grandes protecciones, nadie entrara sin que nos avisen, además los Weasley están en prisión, así que tómatela.

−Está bien. −La leona se la tomo y se acostó en la cama. −Espero poder dormir sin pesadillas.

−Lo harás. −El hombre la tapo bien con las mantas, la beso y se fue a ver a sus hijos que estaban durmiendo, bien tapados.

Comprobando que las puertas y las ventanas estaban bien cerradas volvió a su despacho para terminar sus papeles cuanto antes y así poder irse a descansar.

El tiempo fue pasando y pronto estuvieron en junio, ese día Draco estaba cocinando cuando tocaron a la puerta, limpiándose las manos en un trapo fue abrir y vio que era su tío Sirius.

−Por lo que veo te he pillado cocinando. −Dijo el hombre sonriendo a su sobrino.

−Sí. −Y lo dejo pasar. −Hermione está estudiando, esta semana ya son sus exámenes finales, si los aprueba el año que viene empezara las practicas. −Y volvió a la cocina.

−Eso está bien. ¿Cómo os van las cosas?

Draco sonrió, y volvió a los fogones. −Bien, Hermione ya duerme mucho más tranquila por las noches, aunque aun se inquieta si Altea no aparece en cinco minutos.

−Es normal. −Dijo Sirius, sentándose en una de las banquetas que estaban al lado de la encimera. −Ha pasado tiempo, pero no el suficiente.

Draco asintió. −¿Te vas a quedar a cenar?

Sirius le sonrió. −Sí, Nora se ha ido a esas fiestas que montan las madres de vez en cuando para enseñar haber quien tiene los hijos más guapos y todo eso.

Draco riéndose saco una ensalada y le dio un cuchillo. −Te toca la ensalada.

−Oye. −Protesto su tío. −Que soy un invitado.

−Sirius no te quejes tanto. −Dijo Hermione entrando en la cocina y dándole un beso.

El hombre le sonrió. −Ya me han dicho que estas estudiando mucho.

La leona también le sonrió. −El año que viene ya es mi sexto año, y empezare las prácticas, las he pedido por la tarde, así por la mañana podre empezar a estudiar en la universidad mágica, ya me he informado, y algunas asignaturas no las tendré que hacer.

Draco le sonrió, y miro a su tío. −Es una chica muy aplicada.

−Ya lo he visto.

Hermione les sonrió. −Mi sueño siempre ha sido curar a mucha gente.

Sirius le sonrió. −Y lo harás.

−Voy a seguir estudiando, no me queda mucho, para la hora de la cena ya estaré.

−No te preocupes, mi tío me ayudara con la cena.

−Bien. −La leona cogió un vaso lo lleno de zumo y volvió a la biblioteca.

−¿Y los niños? −Pregunto Sirius.

−Con mis padres, como sabían que Herms tiene mucho que estudiar se los han llevado el fin de semana. −Y lo miro. −Sigue con la ensalada.

−Sí señor. −Dijo Sirius que se puso a cortar la lechuga.

Draco miro a su tío y siguió cocinando ese hombre siempre tenía que tener a última palabra.

Unas semanas más tarde, Draco estaba durmiendo cuando escucho que había ruido en su casa, cogiendo su varita se levanto y salió del cuarto, se dirigía a las habitaciones de sus hijos cuando vio a su tío Sirius.

−Que susto me has dado. −Dijo el chico mirando a su tío. −¿Qué haces aquí?

−Los Weasley se han escapado de Azkaban, no hay tiempo, creemos que vendrán aquí.

Draco asintió. −¿Mis suegros?

−Ya los hemos ido a buscar, se quedaran en mi casa, no hemos entrado por la puerta principal porque no queríamos llamar la atención.

−No te preocupes.

Sirius asintió. −Quiero que vayas a despertar a Hermione, mientras nosotros cogeremos a los niños y los llevaremos con tus padres.

−¿Quién ha venido contigo?

−Remus y Dora, que ya están preparando a los niños. −Sirius lo miro. −No tardes.

−No. −Draco volvió a su cuarto y despertó a su mujer. −Herms.

La leona al ver a su marido despierto lo miro. −¿Qué pasa?

−Los Weasley se han escapado de Azkaban, vienen para acá, tío Sirius ya se está ocupando de los niños, tenemos que sacarte de aquí.

Hermione asintió y miro a su marido. −¿Qué pasara contigo?

−No te preocupes, ahora ponte algo rápido.

La castaña asintió, salió de la cama, se acerco al vestidor y rápido se vistió, al salir del cuarto, se encontró a Sirius.

−Ya los niños están en la mansión Malfoy, tu iras con ellos. −Dijo Sirius.

−Sí. −Y miro a su marido. −Ten cuidado.

−Lo tendré. −Besándola vio como se iba.

Dora y Remus se acercaron.

−Altea y Scorpius ya están en la mansión Malfoy, no se han despertado en ningún momento, así que no tendrán miedo.

−Bien. −Sirius miro a su sobrino. −Quiero que vuelvas a tu cama, nosotros nos esconderemos en los cuartos de invitados, también hay aurores por todos lados.



« Capítulo 19 Comenta este capítulo | Ir arriba Capítulo 21 »


Potterfics - Harrylatino
Potterfics es parte de la Red HarryLatino

contacto@potterfics.com

Todos los derechos reservados. Los personajes, nombres de HARRY POTTER, así como otras marcas de identificación relacionadas, son marcas registradas de Warner Bros. TM & © 2003. Derechos de publicación de Harry Potter © J.K.R.