Historia al azar: Lucha junto al semidemonio
Regístrate | Recupera tu contraseña
     
     
Menú




 
¿Quién ha añadido esta historia a sus Favoritos?
Dándose la oportunidad de amar » Capítulo 05
Historia terminada Dándose la oportunidad de amar (ATP)
Por adillita27
Escrita el Miércoles 7 de Enero de 2015, 10:05
Actualizada el Lunes 22 de Octubre de 2018, 07:44
[ Más información ]

Capítulo 05

La dependienta la miro. −¿Le gusta?

−Mucho.

−Nosotros las personalizamos, cuando sepan si es una niña o un niño, vengan y le bordaremos las iníciales, es algo muy común entre muggles lo hemos traído a nuestras clientes y son nuestro producto más vendido.

−Cuando sepamos el sexo del bebe vendremos, mientras nos llevaremos lo que hemos escogido. −Dijo Draco.

−Sí.

Al salir se encontraron con los gemelos Weasley.

−Venir con nosotros, tenemos algo para vosotros.

Los gemelos los llevaron a la tienda y les dieron un paquete.

−Espero que no sea nada peligroso. -Dijo Draco.

−No, es algo que hemos puesto a la venta, y se vende muy bien, pero a vosotros os lo queremos regalar.

Hermione abrió el paquete y vio que era un álbum de fotos, rojo y plateado, en la portada solo ponía Malfoy.

−Cuando le pongáis el nombre, saldrá, si es una niña saldrán flores, si es un niño será un dragón.

La leona los miro sonriendo. −Gracias, me encanta.

−A nuestros clientes también, sobre todo las madres que no dejan de hacer fotos a sus hijos. −Dijo Fred, sonriendo.

−Nos tenemos que ir, queremos seguir comprando cosas, ya os vendremos a ver en otro momento.

−Sí, divertiros.

−Lo haremos.

Después de despedirse de los gemelos siguieron comprando cosas.

Cuando Draco vio que Hermione estaba cansada se la llevo a la mansión, aunque quería seguir comprando cosas.

−Hay tiempo, estas de casi tres meses, faltan aun 5 meses y medio.

−Vale. -Hermione sabía que Draco tenía razón.

−Ahora a comer y luego te echaras una pequeña siesta, hemos caminado mucho.

−Sí.

El tiempo fue pasando y pronto Hermione ya estaba de 9 meses.

Una mañana se estaba vistiéndose cuando sintió las primeras contracciones.

−Draco. −Grito Hermione.

El chico al escuchar los gritos de su mujer, subió corriendo.

−¿Qué pasa?

−El bebe ya está aquí.

Draco al escuchar eso la cogió y se la llevo a san mungo, donde unos medi-mago la atendieron.

Unas horas más tarde el medi-mago ponía a su pequeño milagro, entre los brazos de su madre, al sentir a su hijo la leona se puso a llorar.

−Felicidades. −Dijo el medi-mago.

−¿Cómo esta? -Le pregunto Draco.

−Le tenemos que hacer unas pruebas, pero mi primera impresión es que esta perfecto, ahora nos lo tenemos que llevar, no tardaremos en traerlo de regreso. −El medi-mago cogió al bebe en brazos, y miro a Draco. −Tienes que esperar fuera, las enfermeras la lavaran y luego la llevaran a una habitación privada.

−Sí. −Malfoy beso a su mujer y salió al pasillo donde estaban todos esperándolo.

−¿Qué ha sido?

−¿Cómo esta?

−Tranquilos, ahora os respondo. −Dijo Draco riéndose. −Ha sido un niño, y esta perfecto.

−He traído la ropa del bebe, ahora se la doy a la enfermera. −Dijo Luna que se fue.

−¿Es rubio? −Pregunto Pansy.

−Es rubio, con los ojos grises.

−Lo que yo dije, los genes Malfoy. −Dijo Blaise riéndose.

−Sea como sea, es el bebe que siempre hemos esperado.

−Felicidades. -Le dijo Harry.

−Gracias.

−Ya lo tengo aquí. −Dijo Luna casi una hora más tarde, que traía un pequeño bulto entre sus brazos. −El medi-mago me ha dejado traértelo, dice que es un bebe muy sano y que está perfecto.

Draco cogió a su bebe y lo beso.

−Me he enamorado. −Dijo Pansy sonriendo al bebe.

−Yo también. −Dijo Ginny.

−Chicas, chicas que acaba de nacer, no intentéis ligároslo, además estáis casadas. −Dijo Draco riéndose.

−No me importa, es un bebe hermoso.

−Señor Malfoy, ya puede entrar al cuarto de su mujer, está en la 213. -Le dijo una enfermera acercándose.

−Gracias.

Draco entró en la habitación que la enfermera que le había dicho y vio que Hermione estaba sentada mirando por la ventana.

−Herms te vienen a visitar. −Dijo su marido.

−Mi bebe. −Dijo la leona estirando los brazos, donde Draco se lo puso con cuidado, y él se sentó a su lado.

−Cuidado con Ginny y Pansy, lo quieren secuestrar. −Dijo sonriendo.

−¿Y te extrañas? Es un bebe hermoso. −Dijo Pansy.

−Lo es.

−¿Qué nombre le vais a poner?

−Scorpius Malfoy Granger Black.

−Es un nombre hermoso, y seguro que Sirius estaría feliz de que lleve su apellido. −Dijo Harry.

−Sí, el fue muy importante para mí, así que queremos que lleve su apellido. −Dijo Hermione sonriendo.

−Chicos lo siento mucho, pero Hermione y el bebe deben de descansar. −Dijo Luna.

−Nooo, queremos quedarnos con él. −Protesto Ginny.

−Mañana me los llevo a casa, podréis venir a verlo. −Dijo Draco.

−No digas eso que se quedan en tu casa y no salen nunca. −Dijo Harry riéndose.

−Hay espacio suficiente para todos.

−Felicidades. −Harry se acerco a su amiga y le dio un beso en la frente.

−Gracias.

Cuando todos se fueron, Draco los miro y sonrió.

−¿Cómo esta? −Pregunto Hermione, sin dejar de mirar a su bebe.

−Perfecto.

−Bien. −Dijo la leona apoyándose en su marido, para que los dos pudieran ver al nuevo integrante de la familia Malfoy.

Habían sufrido tanto por tenerlo, que ahora que lo tenían era una bendición.

Unos días más tarde, Hermione estaba bajando las escaleras después de acostar a su bebe en la cuna, cuando la puerta se abrió y apareció Ginny muy alterada.

−¿Qué te pasa? ¿Le ha pasado algo a Harry?

−Es esa maldita de Lavender.

−Ven vamos a sentarnos, estas muy alterada. −Hermione la llevo al salón donde la hizo sentarse. −Cuéntame

−Le ha puesto los cuernos a Ron.

−¿Con quién?

−Ni idea, pero con tres o cuatro.

−No me estoy enterando, cuéntamelo desde el principio.

−¿Ginny todo bien? −Pregunto Draco entrando en el salón.

Hermione miro a su marido. −Es lo que está intentando explicarme.

Malfoy se sentó al lado de su mujer, y los dos miraron a su amiga.

−Sabes que Lavender está embarazada. ¿verdad?

−Sí, me lo ha estado restregando por la cara. -Le dijo Hermione. −Aun se cree que me gusta Ron o yo que sé, no entiende que yo amo a mi marido.

−Pues ha tenido un sangrado y Ron se la ha llevado a san mungo, y mientras estaban allí han venido dos o tres tipos diciendo que ellos eran los padres del niño.

−Oh por Merlín. ¿Qué ha hecho Ron?

−Se ha puesto histérico ha llamado a Lavender de todo, y que se va a hacer una prueba de paternidad y aunque el niño sea suyo se divorciara no quiere estar casado con una tipa así.

−Es normal, Ron adoraba a ese bebe aunque aún no había nacido.

−Sí, nos lo vamos a llevar a nuestra casa, se que ahora el único que le puede controlar es Harry. -Le dijo Ginny que se notaba que estaba muy preocupada por su hermano mayor.

−Mejor, si necesitáis cualquier cosa avisarme. −Dijo Draco.

−Gracias, yo he venido a decíroslo, y ahora me voy con mi hermano, está bastante alterado.

−Es normal, dime como sigue todo esto. −Dijo Hermione levantándose y abrazándola.

−Sí.

Ginny se despidió de sus amigos y se fue.

−Como alguien puede ser tan cruel, pobre Ron.

−Hay gente que no le importa el sufrimiento de los demás, solo les importa ellos mismos. −Dijo Draco abrazándola.

−Espero que ese bebe sea suyo, aunque se divorcie de esa zorra.

−Esperemos, ¿me quieres ayudar con algunos informes?

Hermione le sonrió. −Si vamos. −Y los dos se fueron a trabajar.

Unos días más tarde Draco estaba trabajando cuando su elfo le dijo que los señores Zabini y Nott estaban allí, les dijo que pasaran.



« Capítulo 04 Comenta este capítulo | Ir arriba Capítulo 06 »


Potterfics - Harrylatino
Potterfics es parte de la Red HarryLatino

contacto@potterfics.com

Todos los derechos reservados. Los personajes, nombres de HARRY POTTER, así como otras marcas de identificación relacionadas, son marcas registradas de Warner Bros. TM & © 2003. Derechos de publicación de Harry Potter © J.K.R.