Regístrate | Recupera tu contraseña
     
     
Menú




 
¿Quién ha añadido esta historia a sus Favoritos?
Amigos » Capítulo 13
Historia terminada Amigos (ATP)
Por adillita27
Escrita el Lunes 15 de Diciembre de 2014, 09:55
Actualizada el Jueves 16 de Agosto de 2018, 04:18
[ Más información ]

Capítulo 13

−Mi padre odiaba al tuyo, los Weasley eran mucho más ricos que los Malfoy y no podía permitir que recuperarais vuestro tesoro, por eso, pero ahora que está muerto, yo os lo devuelvo, no lo necesito para nada. −Dijo Draco que miro a Hermione y le sonrió. −Yo con que ella está conmigo, soy feliz. −Y los volvió a mirar. −Mañana a las 10 de la mañana en mi casa.

−Vamos. −Dijo Jane sonriendo a los chicos y se fueron.

Al día siguiente, después de desayunar, se fueron a la mansión Malfoy, cuando Draco la tuvo delante suspiro.

−Nunca me ha gustado esta casa, tengo muchas ganas de tirarla abajo. −Dijo el slytherin.

−Crearemos una vida llena de hermosos recuerdos. −Dijo Hermione sonriendo y cogiendo a su novio de la mano.

−Sí.

−Buenos días. −Dijo Ginny que llegaba con todos.

No solo Ron, Fred y George habían ido, sino también Charlie, Arthur y Bill, Percy, con los slytherin, Sirius, Harry y Luna, Remus y Dora.

−Veo que te ha tocado hacer de niñera. −Dijo Draco sonriendo a su amiga.

−Sip. −Dijo la pelirroja. −Soy la más madura de todos.

Al escuchar eso, sonrieron.

−Vamos dentro, que allí esta lo que buscáis. −Dijo el slytherin que abrió la puerta y todos entraron.

Draco los llevo a las celdas y pudieron sentir el olor a sangre y carne pudriéndose.

−Por Merlín que asco. −Dijo Hermione tapándose la nariz.

−Mucho, ahora entenderás porque quiero tirar abajo este lugar, solo hay dolor y muerte. −El slytherin se acerco al sitio más lejano de las celdas donde había una antorcha pegada a la pared, y la estiro y de allí aparecieron unas escaleras que iban hacia abajo. −Todo está allí, nosotros nos vamos a la biblioteca, hay muchos libros que recoger.

−Gracias. −Dijo Arthur mirándolo.

−Mis antepasados actuaron mal, pero yo no soy como ellos. −Dijo Draco mirando a Hermione. −Ven te voy a enseñar todos los libros que tengo, te vas a quedar con la boca abierta.

−Sí.

−¿Dónde está tu tesoro? −Pregunto Theo mirándolo.

−En otro lugar, de momento estará guardado, hasta que los Weasley saquen el suyo, para que no se junten. −Draco cogió a su novia de la mano y se la llevo a la biblioteca, cuando la vio, le encanto. −Todos para ti.

Hermione lo miro. −Pero aquí deben de hacer miles.

−Sí, pero sé que tú los disfrutaras más que nadie. −Dijo sonriendo.

Sirius y Remus que los había seguido les sonrió. −Con tantos libros la vas a perder.

Draco sonrió a su tío. −Podre aguantarlo, ¿has comprobado lo que te pedí?

−Sí, y como dijiste habían muchas empresas ilegales, esas han sido cerradas.

−Bien. -Le dijo. −Como mi tío que eres, quiero que te ocupes de todo hasta que sea mayor de edad, y quiero que la herencia de mis abuelos maternos se reparta con mi tía Andrómeda y mi prima Dora.

Sirius asintió. −Me ocupare de todo, también me ocupare de pasarte una mensualidad cada mes, se que los Granger te están ayudando pero ahora que tienes dinero, puedes usarlo.

−Sí, tampoco quiero abusar.

Hermione le sonrió. −Sabes que a nosotros no nos importa ayudarte.

Draco la miro agradecido. −Lo sé, pero no es justo, que yo teniendo dinero no lo use.

Sirius miro a la novia de su sobrino. −Draco tiene razón.

−Sí.

−Nosotros os dejamos, cuando tengas la mansión vacía, me avisas que la derrumbaremos, lo harán los aurores, no sabemos lo que puede haber y no quiero que nadie te acuse de nada.

Draco asintió. −Sí. −Y miro a Hermione. −¿Empezamos?

−Empezamos que hay muchas cosas que hacer.

−Sí. -Y se pusieron a trabajar.

Unos días más tarde Draco estaba con Hermione guardando los libros en baúles, cuando entraron Ron, Ginny y Harry.

−¿Habéis venido a ayudarnos?

−Yo sí, ellos ni idea. ¿Cuántos libros lleváis guardados ya?

−Unos 5000 libros. −Dijo Hermione sonriendo.

−¿Vais a guardar más?

−Claro todos.

Ginny se sentó en el suelo y empezó a guardar libros.

−¿Qué tal todo? −Pregunto Draco mirando a la pelirroja.

−Bien. −Dijo sonriendo. −Mi padre y mis hermanos mayores, se están ocupando de vender algunas cosas para llenar la bóveda en gringotts, y van a comprar una casa.

−¿Qué pasara con tu madre?

−Mi padre le ha pedido el divorcio, no quiere seguir con ella, le dará una pensión y la casa, que haga lo que quiera, yo no la quiero ver más, me ha defraudado como madre.

−Entiendo. −Dijo Draco que entendía perfectamente a su amiga, a él le había pasado lo mismo con sus padres, por suerte los Granger le habían ayudado mucho.

De pronto, Hermione miro a Harry y Ron. −No os he perdonado.

−Yo tampoco. −Dijo Ginny mirándolos. −Habéis sido unos auténticos idiotas, solo haceos las cosas como os convienen, cuando os enterasteis que Draco y Hermione estaban juntos, la echasteis de vuestra vida, y conmigo hicisteis lo mismo, así que no esperéis que seamos amigos como si nunca hubiera pasado nada.

−Se que hicimos mal. −Dijo Harry.

−Mas que mal, me defraudasteis como personas. −Dijo Hermione que se levanto y se fue.

Ginny hizo lo mismo que su amiga.

−La habéis cagado. −Dijo Draco mirándolos.

−Draco. −Dijo Blaise entrando con Theo y Luna. −¿Aun sigues con los libros?

−Sí, mi tío está ayudando a mi suegro con eso de la casa nueva para que tenga cosas de los dos mundos, pero como veis aun quedan muchos libros, lo demás ya está todo está guardado, y el tesoro lo he enviado a Gringotts, lo he puesto en una nueva bóveda para que nadie lo pueda tocar.

Blaise cogiendo unos libros se puso a guardarlos, Theo y Luna también hicieron lo mismo.

−¿Dónde están Hermione y Ginny? −Pregunto Luna.

−No querían ver a estos dos y se han ido. −Dijo Draco que miro a los leones. −Si vais a trabajar quedaros, si no sabéis donde está la puerta, tengo muchas cosas que hacer y vosotros solo molestáis.

−Nos vamos, así ellas volverán. −Dijo Harry y se fueron.

−Hermione ya se han ido. −Dijo Draco sin dejar de guardar libros.

Las chicas volvieron y siguieron guardando libros.

−¿Draco qué vas a hacer con las empresas de tu familia?

−Mi padre tenía muchas ilegales, mi tío ya las ha cerrado, las otras las están comprobando, para saber si todo está bien, y cuando sepa exactamente lo que hay decidiré. -Les dijo Draco. −Además aun no se qué hacer con mi futuro.

Hermione sonriéndole le dijo: −Sea lo que sea que hagas, yo estaré contigo.

−Lo sé. −Dijo sonriendo. −Ahora vamos a seguir que aún quedan muchos.

La leona asintió y volvió a guardar libros.

Unos días más tarde, Hermione estaba mirando las estanterías vacías de la biblioteca de los Malfoy, cuando sintió que Draco la abrazaba.

−Después de dos semanas, por fin ya hemos podido terminar de guardar todos los libros.

−Sí, menos mal, porque creí que nunca terminaríamos.

La leona se giro y lo miro. −Qué te parece si nos vamos a casa, mis padres están trabajando, aun tardaran muchos rato en volver.

El slytherin la miro y le sonrió con una sonrisa traviesa. −Señorita Granger no sabía que fuera de las que propone citas en la cama.

−Es que señor Malfoy, aun no sabe muchas cosas de mí. −Dijo también traviesa. −Pero si no quiere me puedo ir a leer un libro, tiene usted de muchos interesantes. -Saliendo de sus brazos se fue sacándole la lengua.

−Oye, que no he dicho que no quiera. −Dijo riéndose mientras la seguía.

Unas horas más tarde, Draco miraba como Hermione dormía.

−¿En qué piensas tanto? −Pregunto la leona sin abrir los ojos.

−En mi futuro, aun no se qué hacer. −Dijo el slytherin acariciándole la espalda.

−No te preocupes, aun queda un año.

−Lo sé, pero un año pasa volando y no quiero decidirlo en el último minuto ¿y si me equivoco, y me paso los próximos 10 años haciendo algo que no me gusta?

−Eso no pasara, porque sea lo que sea estoy segura de que decidirás lo mejor de todo. −Hermione mirándolo le sonrió. −Lo primero que tienes que decidir es si te quedas con las propiedades Malfoy, o las vendes.

−¿Tu qué vas a hacer?

−Abogada, quiero ayudar a toda la gente que no se puede permitir un buen abogado.

Draco le sonrió. −Eso está bien, se que Blaise también quiere ser abogado.

−Si Ginny quiere ser jugadora de quidditch, es muy buena.

−Lo sé, Luna y Theo estudiaran para medi-mago. −Draco se acostó en la cama y la miro. −Y sigo siendo el único que no saber qué hacer con su futuro.

Hermione le paso la mano por el cabello acariciándole y le sonrió.

−Habla con tu tío Sirius, estoy seguro de que te ayudara mucho.

−Lo hare. −Dijo sonriéndole.

−Nos tenemos que levantar, ya no tardaran mucho mis padres en llegar y tenemos que empezar a preparar la cena.

−Sí. −Draco besándola se levanto para darse un baño rápido.

Al día siguiente, Sirius estaba en el ministerio con Remus cuando llego Draco.

−Tío Sirius, Remus. -Les saludo.

−Buenos días ¿qué tal todo?

−Fatal, no sé qué hacer con mi futuro. -Les dijo.

Sirius sonriéndole le paso un brazo por los hombros y empezó a caminar.

−Lo primero que tienes que decidir es quieres seguir con las empresas Malfoy.

Draco suspiro. −Es que ni eso, he decidido aun, no sé si las quiero conservar o no. −El chico miro al frente y vio a alguien que no podía ni ver. −Oh no, porque me lo tengo que encontrar.

−¿Qué pasa? -Pregunto Remus, mirando al primo de su mujer.



« Capítulo 12 Comenta este capítulo | Ir arriba Capítulo 14 »


Potterfics - Harrylatino
Potterfics es parte de la Red HarryLatino

contacto@potterfics.com

Todos los derechos reservados. Los personajes, nombres de HARRY POTTER, así como otras marcas de identificación relacionadas, son marcas registradas de Warner Bros. TM & © 2003. Derechos de publicación de Harry Potter © J.K.R.