Historia al azar: Mi amiga...una bruja.
Regístrate | Recupera tu contraseña
     
     
Menú




 
¿Quién ha añadido esta historia a sus Favoritos?
Amigos » Capítulo 11
Historia terminada Amigos (ATP)
Por adillita27
Escrita el Lunes 15 de Diciembre de 2014, 09:55
Actualizada el Jueves 16 de Agosto de 2018, 04:18
[ Más información ]

Capítulo 11

−El brazo, me duele mucho. −Dijo Lavender, que se sujetaba el brazo que lo tenía todo cubierto de sangre.

−Ahora te llevamos al gran comedor, han levantado una enfermería de emergencia.

−Gracias, me habéis salvado la vida.

−Somos de gryffindor. -Le dijo Hermione. −Y nos ayudamos mutuamente.

−Sí.

Iban de vuelta al comedor cuando se encontraron a las gemelas Patil peleando con dos mortifagos

−Espera aquí. −Dijo Ginny a Lavender. −Que no te vean.

−Sí. −Dijo la leona que se escondió en un recoveco.

Hermione y Ginny se acercaron y desarmaron a los mortifagos, los petrificaron y les quitaron las varitas.

−¿Cómo estáis? −Pregunto Hermione mirándolas.

−Bien, gracias a que habéis llegado vosotras.

−Tenemos que llevar a Lavender a la enfermería, su brazo no deja de sangrar. −Dijo Ginny que venía con la novia de Ron.

−Vamos.

Y las cinco se pusieron a caminar de nuevo cuando se encontraron con Pansy, que iba corriendo.

−¿Cómo estáis?

−Lavender es la que más me preocupa, tiene el brazo muy mal. −Dijo Hermione.

Pansy se acerco a la leona y le miro el brazo, cogió su varita y le dijo varios hechizos.

−¿Mejor? -Le pregunto.

−Sí, gracias.

−Es una cura de emergencia, pero tenemos que llegar al comedor, allí la señora Pomfrey o los medi-magos se ocuparan.

−Vamos.

−Pero mira a quien tenemos a la traidora a la sangre. −Les dijo Bellatrix apareciendo por un recoveco. −Parkinson y la culpable de que mi querido sobrino se haya vuelto un traidor a la sangre, la sangre sucia Granger, os matare a las dos.

−La que faltaba. −Dijo Hermione, apuntándola con su varita.

−Maldita sangre sucia. −Grito la mortifaga que empezó a lanzar a hechizos y por suerte, eran muchas y podían defenderse bastante bien, hasta que uno de ellos dio de lleno a Hermione que la tiro para atrás y se choco con una pared antes de perder el conocimiento.

Nada más abrir los ojos vio que estaba en la habitación de un hospital, miro todos lados hasta que sus ojos se fijaron en Draco, que la miraba preocupado.

−¿Cómo te sientes?

−¿Dónde estoy?

−En san-mungo.

−¿Cuánto llevo aquí? −Pregunto la leona sentándose y apoyándose en el cabecero de la cama.

−Una semana, recibiste un fuerte golpe en la espalda y en la cabeza.

−¿Qué ha pasado?

−Todo se ha terminado, está muerto. −Dijo Draco sonriendo.

−¿En serio?

−Sí.

−Hermione ya te has despertado. −Dijo su madre acercándose y sonriéndole. −¿Cómo te sientes?

−Me duele la cabeza.

−Es normal, recibiste un fuerte golpe. −Jane le dio un beso. −Voy a buscar a un medico.

−¿Y papa? −Pregunto al ver que su padre no estaba con su madre.

−Ahora viene, ha salido un momento a estirar las piernas, no nos hemos movido de esta habitación desde hace una semana.

Hermione le sonrió.

−No tardo.− Dijo Jane mirando a los chicos y se fue.

−¿Draco qué ha pasado con tus padres?

−Están muertos.

−¿Cómo?

−Nada más terminar la batalla por la noche, se empezaron las detenciones y sin perder tiempo empezaron los juicios, mi padre fue condenado al beso del dementor, y mi madre a 15 años en Azkaban, pero se suicido la primera noche.

−Lo siento.

−No te preocupes. −Dijo Draco que se sentó en la cama y le dio un beso. −Lo importante es que tu estas bien, el resto no me importa.

Hermione lo abrazo. −Siempre estaremos juntos, ahora haremos todo lo que siempre has querido hacer.

−Sí. −El slytherin al sentir los brazos de su novia a su alrededor, pudo respirar tranquilo, su leona por fin ya se había despertado, esta última semana había sido horrible, sin saber si algún día se despertaría o se quedaría dormida para siempre.

Cuando supo que su leona estaría de vuelta en la escuela un par de horas después volvió al colegio, al llegar se fue al gran comedor, donde estaban todos comiendo.

−¿Qué tal, esta Herms? −Pregunto Ginny cuando se sentó en la mesa.

−Bien, ya se ha despertado, aunque tendrá que seguir un par de días más en el hospital.

−Que bien, que ya haya despertado. −Dijo Luna sonriendo.

−Sí, ahora voy a comer, llevo una semana preocupado. −Dijo el slytherin, que se lleno el plato y empezó a comer, cuando termino su tío se le acerco.

−Draco, tengo que hablar contigo.

−Si son mas malas noticias, después de que duerma un rato, llevo una semana casi pegar ojo.

−Ya me he enterado de que Herms se ha despertado.

El chico le sonrió. −Sí, tiene un gran morado en la cara, pero el doctor ha dicho que no tardara mucho en curarse. ¿Y si no son malas noticias que me quieres decir?

−Tus padres te han dejado todo, propiedades, el dinero, tienes que decidir qué hacer con todo, además Bellatrix también ha hecho lo mismo.

Draco lo miro. −¿Por qué?

−Porque aunque para ellos eras un traidor a la sangre, eras su hijo y sobrino, ahora es todo tuyo.

El slytherin se levanto y le dijo a su tío. −No tengo ninguna prisa en ocuparme de ello, ahora me voy a dormir. −Draco se iba a ir, pero miro de nuevo a su tío. −Ocúpate de comprobar que las empresas son legales, conociendo a mi padre, más de una será totalmente ilegal, de esas no quiero saber nada.

−Me ocupare de todo, también mirare exactamente el dinero que tienes y comprobare como han dejado la mansión.

−Conociéndolos, seguro que asquerosamente sucia, pero no me preocupa, la voy a tirar y después de purificar el terreno construiré algo nuevo. −Miro a sus amigos y sonriendo se despidió. −No me despertéis en dos días enteros. −Dijo bostezando y se fue.

−¿Purificar? −Pregunto Luna.

−Sí, usan pociones para purificar el suelo y que los muertos que han habido en el lugar, puedan descansar. −Dijo Sirius mirando como su sobrino se iba.

−Vais a necesitar dos bañeras enteras para purificar los terrenos Malfoy. −Dijo Ginny.

Sirius miro a los chicos. −No tardéis, tenéis clase.

−Sí.

Cuando a Hermione le dieron el alta, se fue directa a la escuela, cuando llego vio que algunos profesores estaban levantando las partes que habían sido derruidas durante la batalla.

−Ahora está mucho mejor. −Dijo Pansy que se puso a su lado.

La leona le sonrió. −¿Cómo estás?

−El profesor Black me ha quitado la marca así que bien. ¿Cómo te sientes tú?

−Bien, el medi-mago me ha dicho que ya solo queda el morado, pero eso con paciencia se irá solo. ¿Murió mucha gente?

−No muchos, los que más murieron fueron mortifagos, con la sala de emergencias y medi-magos en la escuela, fueron pocas las víctimas.

−¿Algún conocido? −Pregunto Hermione que se puso a caminar rumbo al gran comedor.

−Crabbe y Goyle, que en ningún momento se arrepintieron de estar en el lado de un asesino.

−¿Cómo esta Lavender?

−Gracias a que la encontraste, su brazo esta casi recuperado, y está viva.

−No fue nada, hubiera hecho lo mismo por cualquiera.

−No todas se hubieran detenido y se hubieran enfrentado a un mortifago asesino.

−Lo sé, pero yo soy así.

Las chicas entraron en el gran comedor y Lavender se les acerco corriendo y abrazo a Hermione.

−Ya me ha dicho Pansy, que tienes el brazo casi recuperado. −Dijo la leona cuando se separaron.

−Sí. −Dijo enseñándoselo. −Me tengo que poner una poción para que las heridas se vayan, pero el resto está bien.

−Me alegro.

−Gracias por salvarme.

−No hay de que, ahora voy a ponerme a comer, tengo hambre.

−Nos vemos luego. −Dijo Lavender.

−Sí. −Hermione le sonrió y se fue a la mesa de los slytherin y se sentó al lado de su novio. −¿Por qué esas caras?

−Es mi madre. −Dijo Ginny.

−¿Otra vez? Creí que había dejado de enviarte mensajes.

−Pues ha vuelto otra vez, y más pesada que antes, ya le he dicho a mi padre, que no voy a ir en verano me voy con Luna, o a Rumania con Charlie, pero que a casa no vuelvo hasta que me deje de agobiar con lo mismo.

−Sigo sin entender. −Hermione se puso un plato de comida y se puso a comer, cuando tuvo la boca vacía miro a Blaise, luego miro a su amiga de nuevo. −Pero si Blaise tiene mucho más dinero que Harry, y no ha sido un mortifago.

−No. −Le dijo Draco.

−¿Cómo que no? −Le pregunto Hermione sin entender.

−Los Potter tienen muchísimo dinero, la abuela de Harry era Dorea Black, la prima de mi abuelo Cygnus y del padre de Sirius.

Ante eso la chica no supo que decir, hasta que salió de su estupor. −¿En serio?



« Capítulo 10 Comenta este capítulo | Ir arriba Capítulo 12 »


Potterfics - Harrylatino
Potterfics es parte de la Red HarryLatino

contacto@potterfics.com

Todos los derechos reservados. Los personajes, nombres de HARRY POTTER, así como otras marcas de identificación relacionadas, son marcas registradas de Warner Bros. TM & © 2003. Derechos de publicación de Harry Potter © J.K.R.