Historia al azar: La Huida de Sirius
Regístrate | Recupera tu contraseña
     
     
Menú




 
¿Quién ha añadido esta historia a sus Favoritos?
Le fay » Capítulo 06
Historia terminada Le fay (ATP)
Por adillita27
Escrita el Lunes 24 de Noviembre de 2014, 09:47
Actualizada el Lunes 5 de Enero de 2015, 09:38
[ Más información ]

Capítulo 06

−Dora, escucha. −Dijo Hermione que estaba acostada en una hamaca.

−¿El qué?

−Un cuestionario que he encontrado en el corazón de bruja.

−Yo también quiero. −Dijo Harry que estaba jugando al ajedrez mágico con Sirius, mientras Remus estaba en otra hamaca leyendo, Dora los miraba y Theo leía el diario de su madre.

−Vale, lo haremos todos. −Dijo Herms sonriendo. −¿Si te ponen los cuernos qué harías?

−1 opción, le pegas una bofetada.

−Eso duele. −Dijo Harry.

−Sí. −Dijo Sirius.

−2 opción, le transformas en gusano.

−Eso es asqueroso. −Dijo Remus, que había dejado de leer el libro y escuchaba a la chica.

−Mucho. 3 opción, haces como si no hubiera pasado nada y sigues con él.

−Nunca. −Dijo Dora.

−Totalmente de acuerdo. 4 opción, te lías con su peor enemigo.

−Eso es una buena opción.

−5 opción, le pides a un amigo ayuda y cuando se esté bañando le quitáis la ropa y que se pasee por todos lados desnudo.

−Eso es una buena opción, pero me quedo con la 4, eso es lo peor que te puede pasar. −Dijo Dora.

Herms le sonrió cogió su vaso de limonada y le dio un trago.

−Yo le convierto en gusano y lo hecho por el retrete. −Dijo Theo sin despegar los ojos del diario.

Dora y Herms pusieron cara de asco.

Sirius, Remus y Harry se rieron.

Era una hermosa tarde, y la estaban pasando en familia. Sin mortifagos, sin traidores, sin preocupaciones, solo ellos el aire libre y una buena limonada fresca, no se podía pedir nada más.

Unas semanas después, lo estaban recogiendo todo para volver a la mansión Black.

−¿Lo tienes todo? −Pregunto Sirius, entrando en la habitación de su hija.

−Sí, pero no se qué hacer con los baúles.

−No te preocupes por eso, yo me encargare de que nadie los toque.

−Entonces te los dejo. −Dijo Hermione cogiendo los baúles de su madre y dándoselos.

−He hablado con Draco, el cuidara también de ti, recuerda que sois primos.

Herms le sonrió. −Papa y el yo nunca nos hemos llevado bien.

−Lo sé, pero es un buen chico yo confió en el.

−Pues si tu confías en el, yo también, pero si acabamos sin pelos, no dudes que te diré te lo dije.

Sirius se rio y la abrazo. −Lo tendré en cuenta.

−Nosotros ya estamos. −Dijo Harry que entraba con Theo. −Es la primera vez que no quiero regresar a Hogwarts, se está genial aquí, aire fresco, el lago, los caballos.

−Lo sé, pero tenéis que volver, hay que estudiar. −Dijo Siriius.

−Sí.

−Ahora que ya está todo recogido, es hora de regresar a la mansión, y mañana iremos al callejón diagon a comprar las cosas.

−¿Qué le diremos cuando me vean? −Pregunto Theo.

−Nada, porque a nadie le importa. −Dijo Sirius y miro a su hijo. −Aunque aun no podamos decir que eres mi hijo, la mansión Black es tuya también, y si no les gusta verte, ya saben dónde está la puerta.

−Eso. −Dijo Hermione agarrando el brazo de su hermano. −Yo te quiero a mi lado.

−Yo también. −Dijo Theo sonriéndole.

En el salón, antes de aparecerse Sirius les entrego tres pequeños espejos.

−Para vosotros, nosotros tenemos otros iguales, sirven para comunicarse entre ellos, mantenerlos cerca, nunca se sabe.

−Yo me quedo este. −Dijo Hermione, cogiendo uno con un dibujo. −Es mas de chica lo guardare en mi neceser así nadie pensara nada raro.

−Sí.

Harry cogió el suyo y sonrió. −Me gusta, lo guardare en mi neceser.

Theo cogió el suyo y sonrió.

Cuando se aparecieron en la mansión Black solo se veían caras largas, y cuando vieron a Theo muchos reflejaron en la cara que no les gustaba tenerlo allí.

−Recordar es mi casa, y yo traigo a quien quiera, si no os gusta, sabéis donde está la puerta. −Sirius sonrió a los chicos. −Ir a dejar las cosas.

−Ven Theo que te llevo a tu cuarto. −Dijo Herms sonriéndole.

−Gracias.

−Ir a vuestros cuartos a dejar vuestras cosas. −Dijo Siriius.

−Sí.

Los chicos subieron sus cosas y como el león no quería escuchar a Ron y sus quejas se fue al cuarto de su amiga y toco a la puerta.

−Adelante. −Dijo la chica y Harry apareció.

−¿Puedo?

−Claro.

−No quiero escuchar como Ron se queja, así que me vengo a esconder.

Herms se rio y se tumbo en la cama con el ordenador. −¿Navegamos?

−Sí, aunque no puedo llevar el mp3 a la escuela, lo terminare de llenar, me faltan algunas canciones.

−Pues ahora las ponemos.

Harry se tumbo al lado de su amiga, y en ese momento tocaron a la puerta.

−Adelante.

Theo entro.

Los chicos miraron al slytherin sonriendo. −También te vienes a esconder.

−Demasiadas comadrejas.

Los chicos se rieron y le hicieron espacio en la cama.

Theo se acostó a su lado y se pasaron lo que quedaba de tarde navegando.

Al día siguiente, se fueron al callejón diagon.

Hermione ya había terminado de comprar los libros escolares y ahora estaba mirando los libros que se llevaría para leer.

−Yo no me compraría ese. −Dijo una voz.

Herms miro a todos lados y vio que era Pansy. −¿Dices este? −Pregunto enseñándole un libro.

−Sí, es muy malo y encima termina fatal. −Dijo acercándose.

−El argumento, parece interesante.

−Los primeros 5 capítulos están bien, pero luego todo se estropea sin contar el final chapucero que tiene.

−Yo le haría caso. −Dijo Draco que estaba apoyado en la puerta. −Estuvo quejándose dos días por el libro, hasta que vino a comprarse otro.

−Pues me comprare otro. −Hermione sonrió a Pansy. −Gracias.

−Te recomiendo estos. −Dijo la slytherin cogiendo dos y dándoselos.

−Me los llevare, me puedo llevar 5 así que me faltan 2.

−Herms. −Dijo Sirius, acercándose. −¿Ya tienes los libros?

−Tengo 3, pero me faltan dos.

−Ya te los prestare yo. −Dijo Pansy mriandola. −Yo también me voy a llevar algunos.

−Gracias. −Dijo la chica sonriendo.

−Los coges de la biblioteca de casa, hay muchos y son tuyos. −Dijo Sirius, sonriéndole.

−Sí, pues entonces ya estamos. −Dijo Herms.

−Espera aquí los iré a pagar, Harry y Theo nos espera en la calle.

−Sí.

Sirius cogió los libros y se fue a pagar.

Herms salió a la calle con las serpientes y se acerco a Harry y a los Wesleay.

−¿Ya tienes los libros?

−Sí, ya los está pagando.

Harry la miro. −Bien, ahora iremos a comprar un pote de cera para mi escoba, el que me regalaste en segundo ya se ha terminado.

−Me parece bien.

−Hola. −Dijo Luna que se acercaba sonriendo.

Hermione le sonrió. −Hola Luna, ¿Qué tal tu verano?

−Bien y el vuestro.

−Muy bien.

−Ya estoy. −Dijo Sirius que venía con varios paquetes.

−Sirius te presento a Luna, una compañera de escuela, y una buena amiga. Luna él es Sirius Black, mi padrino y el tío de Draco. −Dijo Harry.

−Hola. −Dijo la chica, sonriendo.

−Hola.

−¿Quieres venir con nosotros? Ya hemos comprado todo, solo falta una cosa para Harry y luego iremos a por un helado. −Dijo Herms.

−Sí, ir a comprar lo que Harry quiere, yo tengo que comprar los libros de la escuela, no tardo.

−Me quedo con ella, iros vosotros a comprarlo. −Dijo Herms.

−Sí, pero nada más de libros que ya los tenemos todos. −Dijo Sirius mirándola.

La chica levanto la mano y sonrió. −Nada de libros.

Sirius sonrió y le dijo: −No tardéis.

−Nop.

Y cada uno se fue por su lado, cuando terminaron se fueron a comer el helado.

Al día siguiente se despertaron bien temprano y después de desayunar se fueron todos a la estación de King-cross, donde se despidieron de los adultos.

−Te escribiré dos cartas a la semana. −Dijo Herms a su padre.

−Sí, y que Harry también escriba.

−Tío Sirius te he escuchado. −Dijo Harry sonriendo. −Te escribiré no dos cartas pero si una carta semanal.

−Yo también. −Dijo Theo.

−Era para que me escucharas. −Dijo Sirius sonriendo a su ahijado, y miro a sus hijos. −Nos veremos en Hogsmeade el sábado.

−Sí.

Herms se despidió de su padre, abrazo a los adultos y entraron en el tren donde fueron en busca de un compartimento.

Durante el trayecto todo iba bien, hasta que empezó a oscurecer y Hermione se puso muy nerviosa y salió del compartimento corriendo y se fue al baño.

−Hermione. −Dijo Draco antes de que entrara. −¿Qué pasa?

La chica se giro y vio que estaba llorando. −No puedo, ahora que se la verdad, no puedo hacer como si nada hubiera pasado, el director de la escuela mato a mi madre.

Draco la abrazo. −Tranquila, todo estará bien.

−¿Qué le has hecho hurón Malfoy?  −Grito Ron.

−Cállate. −Dijo Harry, que se acerco a su amiga y la miro. −¿Estás bien?

−No. −Dijo Herms que seguía abrazada a Draco.

−¿Hermione? −Pregunto Theo que se acerco con los demás.

−Theo. −Dijo y lo abrazo.

−Tranquila, todo irá bien, yo cuidare de ti.

−Respira hondo y sonríe, porque ahora es cuando llega lo más difícil. −Dijo Harry mirando a su amiga.

−No estás sola.

−Está bien, os hare caso. −La leona miro a Draco y le sonrió. −Gracias, y siento haberte mojado la camisa.

−No pasa nada, la próxima vez ya te cobrare.

Hermione se rio. −Lo tendré en cuenta.

−¿Estás bien? −Pregunto Ginny mirándola preocupada.

−Un ataque de nervios.

−Toma. −Dijo Luna que pasaba por allí, y le dio unos caramelos.

−Gracias. −Dijo sonriendo y tomándose uno.

−Ahora hay que cambiarse, pronto estaremos en la escuela.

−Sip.



« Capítulo 05 Comenta este capítulo | Ir arriba Capítulo 07 »


Potterfics - Harrylatino
Potterfics es parte de la Red HarryLatino

contacto@potterfics.com

Todos los derechos reservados. Los personajes, nombres de HARRY POTTER, así como otras marcas de identificación relacionadas, son marcas registradas de Warner Bros. TM & © 2003. Derechos de publicación de Harry Potter © J.K.R.