Historia al azar: Un camino de dolor
Regístrate | Recupera tu contraseña
     
     
Menú




 
¿Quién ha añadido esta historia a sus Favoritos?
Le fay » Capítulo 11
Historia terminada Le fay (ATP)
Por adillita27
Escrita el Lunes 24 de Noviembre de 2014, 09:47
Actualizada el Sábado 22 de Septiembre de 2018, 04:56
[ Más información ]

Capítulo 11

Hermione miro a su amigo. −La próxima vez piedras, le caerán en esa cabeza que tiene, a ver si deja de decir tantas tonterías juntas.

Harry se rio mientras miraba como su amiga subía gruñendo a su cuarto.

−¿A que ha venido eso? −Pregunto Ron.

−Nada, que Malfoy estaba entrenando y ha empezado a llover, y cree que Hermione es la culpable.

−Pero si ella ha estado todo el tiempo aquí. −Dijo Ginny.

−No le hagas caso, no le ha gustado mojarse. −Y se rio.

Mientras en la sala de slytherin, Draco no dejaba de reírse.

−Veo que te lo estas pasando muy bien.

−Es que es muy divertida.

−Espero que te sepas comportar. Dijo Theo.

Draco le sonrió, sabía que a su primo le preocupaba que le hiciera daño a su hermana, pero él nunca se lo haría.

−Todo irá bien.

−Draco. −Dijo Astoria acercándose. −¿Quieres pasar el tiempo conmigo?

El slytherin la miro. −Piérdete, no me interesas.

−Pero…

−Pero nada. −Dijo el chico ignorándola. −El sábado es nuestro primer partido, pediré a ver si podemos entrenar antes, para que no vayamos sin entrenar.

−No me ignores. −Grito Astoria.

Draco levantándose la miro. −No me interesas, ¿en qué idioma quieres que te lo diga?

−No hay nadie mejor en esta maldita escuela, tendrías que estar contento de que me interesas.

Draco se rio y miro a sus amigos. −Y luego dicen que yo tengo el ego grande. −Y miro a la mocosa Greengass. −Hay muchas chicas mejores que tú en esta escuela, y si lo dices por tu apellido, puede que nadie te pueda igualar, pero no me interesas.

−Draco, Granger esta fuera, dice que si no sales lloverán piedras en tu cama. −Dijo un slytherin.

−Hazla pasar.

El chico salió y Hermione entro.

−¿Ya me echabas de menos? −Pregunto sonriéndole.

La leona le sonrió y se le acerco. -A lo mejor, me preguntaba si quieres estudiar conmigo, necesito a alguien con cerebro y en mi casa no hay nadie. −Dijo enseñándole los libros.

−Estudiaremos juntos, pero en mi cuarto, porque en la biblioteca hay mucha gente.

La leona le sonrió. −Vamos a estudiar, no a hacer manitas.

Draco se rio. −Para nada, es estudiar.

−Pues vamos.

El slytherin le pasó un brazo por la cintura para acercarla más a él, y miro a sus amigos. −Que no nos molesten. −Y subieron.

Hermione miro el cuarto del chico y sonrió. −Es muy grande, me gusta. −Dijo que dejo las cosas en una mesa y se acostó en la cama. −Pero demasiado verde. −Dijo bostezando.

−¿Sueño? −Pregunto sentándose a su lado.

−Si, en mi habitación hay dos cotillas que nunca callan.

−Duerme un rato, es pronto. −Dijo Draco que cogió una manta y la tapo bien.

−Gracias. −Y cerró los ojos.

El slytherin salió cerró la puerta y bajo a la sala común con sus amigos.

−¿Algún problema? -Le pregunto Theo.

−Se ha dormido, está cansada, quedan más de dos horas para la cena, así que le avisare una hora antes para hacer los de mañana. −Dijo sentándose.

Unas horas más tarde, Hermione estaba durmiendo cuando escucho que le decían que despertara, la chica se despertó y vio a Draco sentado a su lado, mirándola.

La chica nunca lo había visto así, siempre se estaba metiendo con ella o los demás gryffindor, también lo había visto ligando, pero nunca así mirándola con esos ojos grises, que escondían tantos secretos.

Estiro su mano y le acaricio el cabello, y bajo hasta los labios con el dedo pulgar se los acariciaba y Draco cerró los ojos y suspiro.

Bajo de nuevo la mano hasta acercarla a su corazón, donde sintió que latía fuerte.

−Late.

Draco le cogió la mano y le dio un beso. −Dicen de mí, que no tengo sentimientos, que soy frio, de piedra, pero no es verdad, sufro, me hacen daño como a todos, pero me han enseñado a no mostrar mis sentimientos, que si los muestras te harán más daño. −El chico le aparto el pelo de la cara y puso su mano en su mejilla. −Tú eres la única que has llegado hasta lo más hondo.

Cuando te conocí en el expreso, mientras buscabas el sapo, me llamaste la atención, quería saber quien eras, y no pare hasta saberlo.

En segundo cuando mi padre me dijo que eras hija de muggles, y que no podía estar contigo, me enfade mucho, porque, no me dejaban de estar con la persona que yo había escogido, por eso te insulte, hice de tu vida un infierno.

En tercero me golpeaste, nadie nunca lo había hecho, nadie había tenido el valor para hacerlo, pero tú lo hiciste, eso hizo que te quisiera más.

En cuarto cuando te vi con ese hermoso vestido, quise matar a Krum por esta contigo, el que también era uno de los míos podía hacer algo que yo no podía hacer.

En verano cuando te vi en mi casa, con mis amigos, me pregunte porque estabas ahí, cuando sabías de sobra que mi padre era un mortifago, cuando supe la verdad de tu nacimiento, supe que ahora si podía tener una oportunidad contigo, lo que siempre había soñado, poder estar con la chica que hizo que mi corazón dejara de ser un órgano que solo latía, a convertirse en algo con sentido.

Hermione lo miro. −¿Porque nunca me lo dijiste?

−Porque no tuve el valor. −Confeso. −Prefería que me odiaras a que sintieras pena al no poder corresponderme, además tenía miedo de lo que mi padre te podía hacer, el no es conocido por llevarse bien con los mestizos.

−Todo me atrae a ti. −Le dijo Hermione. −Cuando me has dejado en mi torre estaba que echaba humo, solo quería hacer llover para que te cayeran piedras en la cabeza, pero cuando he ido a mi cuarto, algo me ha dicho que tenía que estar aquí contigo, que no había ningún otro lugar donde estar, por eso he cogido mi mochila y he venido corriendo, con la excusa de hacer los deberes juntos.

Draco se acerco, la miro a los ojos y la beso, no como el beso de esta tarde si no con todos sus sentimientos, al separarse la miro de nuevo a los ojos.

−Te amo, no sabes cuánto. −Y la volvió a besar.

Mientras en la sala común de slytherin se anuncio la hora de la cena.

−¿Qué hay con Draco? −Dijo Blaise.

−No molestes. −Dijo Theo. −Lo del otro día y lo de esta tarde, te lo habrá perdonado, pero algo me dice que si vas ahora, no te lo perdonara por nada del mundo.

−¿Vas a dejar a tu hermana con él? -Le pregunto Blaise.

−Mientras no le haga daño, que hagan lo que quiera, si en algún momento la veo llorar, entonces me meteré.

−Vamos. −Dijo Pansy. −Les traeremos algo de comer.

−Tenéis razón, vamos. −Dijo Blaise que cogió la mano de su novia y se fueron al gran comedor.

Draco se despertó y vio que seguía abrazado a Hermione, se habían dormido así después de estar juntos, el príncipe le aparto el pelo del cuello y la beso, nunca nadie la había hecho sentir tan bien como ella.

−Draco. −Dijo Hermione despertando y mirándolo con sus grandes ojos castaños.

El chico sin dejar de abrazarla, puso una mano en su mejilla y la beso de nuevo, no hacía mucho que había estado con ella, pero la necesitaba de nuevo.

Unas horas más tarde Draco se despertó y vio que Hermione estaba dormida a su lado, sin hacer ruido se levanto, fue a buscar un pantalón de pijama y se lo puso, bajo a la sala común y vio un plato con su nombre, mirando vio que eran unos sándwiches sonriendo lo cogió y lo subió.

Al subir vio que Hermione estaba despierta.

Dejo el plato a su lado, y fue a buscar la camisa del pijama, para que se la pusiera, y luego acerco el plato de los sándwiches.

La chica se lo puso, cogió un sándwich y le dio un mordisco, Draco sentándose a su lado y cogió otro.

Hermione lo miro un momento, cerró los ojos y en su mano apareció un colgante con un dragón, dejo el sándwich y se lo puso.

−Es el protector de Avalon, cuidara de ti, mientras lo lleves nadie ni nada te hará daño, no sé si te amo, te quiero o eres un dolor de estomago, que se pasara en unos días, pero eres lo mas importante en mi mundo, no quiero que nadie te haga daño.

Draco la miro y la beso. −Mientras tu estés conmigo, nadie me podrá hacer daño.

−Siempre estaré contigo, mientras me quieras a tu lado.

−Entonces nunca te podrás ir. −Dijo sonriéndole. −Te quiero conmigo para siempre.

−Para siempre. −Dijo cogiendo un sándwich y dándole un mordisco. −Muy buenos.

−Me los he encontrado abajo, deben de haber sido los chicos.

−¿Qué hora es?

−Casi las 6. −Dijo mirando su reloj.

−Ya no podemos dormir, ¿quieres que hagamos los deberes?

−Sí, pero antes vamos a terminar los sándwich.

Un rato más tarde, Hermione estaba en su cuarto terminando de prepararse para ese día, cuando entro Ginny.

−¿A qué hora llegaste anoche? −Pregunto su amiga.

−No llego, ha llegado esta mañana. −Dijo Lavender.

Al escuchar eso Ginny miro a Hermione. −¿Dónde estabas?

−Con Draco. −Dijo simplemente, terminando de vestirse, se puso los zapatos, y cogió sus cosas para irse al gran comedor.

−¿Has estado con el príncipe Malfoy? −Pregunto Ginny que iba detrás de ella.

−Sí.

−¿Qué habéis hecho? −Pregunto Ginny.

Lavender y Parvati que iban con ellas se rieron. −No hace falta ser un genio para saberlo.

Hermione las miro. −No es eso, estuvimos hablando, me ha mostrado una parte de él que nunca había visto, alguien con sentimientos y que nadie ha visto hasta ahora, y me quede dormida. −Miro a sus compañeras de cuarto. −Si algunas no hablaran tanto, podría dormir en mi cuarto bien.

Al llegar al gran comedor se fueron a sentar con Harry y Ron.

−¿Pudiste hacer ayer los deberes? −Pregunto su amigo.



« Capítulo 10 Comenta este capítulo | Ir arriba Capítulo 12 »


Potterfics - Harrylatino
Potterfics es parte de la Red HarryLatino

contacto@potterfics.com

Todos los derechos reservados. Los personajes, nombres de HARRY POTTER, así como otras marcas de identificación relacionadas, son marcas registradas de Warner Bros. TM & © 2003. Derechos de publicación de Harry Potter © J.K.R.