Regístrate | Recupera tu contraseña
     
     
Menú




 
¿Quién ha añadido esta historia a sus Favoritos?
¿Por qué tú? » Al día siguiente
¿Por qué tú? (ATP)
Por Aleai_Mival
Escrita el Viernes 14 de Octubre de 2005, 13:56
Actualizada el Sábado 7 de Enero de 2006, 06:27
[ Más información ]

Al día siguiente

A la mañana siguiente se despertó bastante más tarde de lo que estaba acostumbrada.

Había tenido un sueño muy raro:


FLASH BACK DEL SUEÑO

Viktor la sorprendía con una visita a Hogwarts. No se separaban nunca. Se querían mucho. Pero en uno de esos paseos que hacían juntos por los terrenos de Hogwarts, apareció un muchacho al cual no vio la cara, lo único que vio es que era rubio. Ese muchacho los separaba y se llevaba a Hermione con él. A partir de ahí, notó, aunque fuera un sueño, que ya no quería a Víctor, sino al chico rubio. Justo cuando parecía que le iba a ver la cara, se despertó.

FIN FLASH BACK DEL SUEÑO


Ahora estaba mucho más nerviosa y confundida que antes con respecto a Viktor. “¿Por qué he tenido ese sueño? ¿Quién era ese chico rubio? ¿Lo conozco? Y si lo conozco, ¿de qué?”, pensaba Hermione. (N/A vosotros si que sabéis quien es, ¿no? ;) ). Era tan raro...

En ese momento, su madre, tocó a la puerta y le pregunto:
– Hermione, ¿estás despierta?
– Sí, mamá, ya me he despertado –le contestó.
– ¿Puedo entrar? –volvió a preguntar su madre.
– Sí, claro, entra –le contestó la muchacha.

Se notaba que se acababa de despertar, ya que, tenía el cabello todo revuelto y estaba sentada en su cama.
– Hace unos días llegó esta carta –le dijo su madre, entregándole la carta.

Su madre salió de la habitación, después de darle un beso en la frente.

Hermione abrió el sobre y supo que era de Ron, por la letra. Luego empezó a leer la carta.

¡Hola, Hermione! ¿Qué tal estás?
¿Has ido ya al Callejón Diagon a por los nuevos libros? Harry, que se ha quedado en mi casa ¡casi todo el verano! (menos la primera semana), Ginny y yo, junto con mi madre, iremos el viernes, 31 de agosto (ya se, un poco tarde, pero no podemos ir otro día).
¿Vas a venir con nosotros? Si es así, quedamos en Flourish y Blotts, ¿vale?
Espero tu respuesta.
Ron.

Hermione cogió una pluma, tinta y un pergamino y empezó a escribir:

¡Hola a todos!
Yo estoy muy bien. ¿Y vosotros?
Con respecto a tu propuesta, sí que iré con vosotros al Callejón Diagon, ya que todavía no he podido ir a comprar mis libros.
He estado todo el verano fuera y llegué ayer tarde, por eso no he podido ir todavía. Ya os contaré todo cuando nos veamos.
Espero que vosotros también me contéis lo que habéis hecho este verano, ¿vale?
Un beso a todos.
Hermione.

Hecho esto, cogió el pergamino, lo ató a la pata de Anchi, la lechuza que le habían regalado sus padres en su 5º año en Hogwarts, por ser prefecta, pero no se la llevaba al colegio, porque ya tenia bastante con vigilar a Crookshanks, y podía utilizar las lechuzas del colegio para hablar con sus padres, y le dijo que se la llevara a Ron Weasley, que estaría en La Madriguera.

Hermione miró por la ventana como Anchi se iba hacia La Madriguera hasta que desapareció de su vista. Entonces bajó a desayunar.

En la cocina estaba su madre. Su padre estaba en el salón, mirando las noticias.
– Hola, mamá –dijo la chica cuando vio a su madre.
– Hola, cariño. ¿De quién era la carta? –le preguntó su madre.
– Era de mi amigo Ron –dijo Hermione.
– Y, ¿qué quería tu amigo? –volvió a preguntar su madre.
– Me preguntaba cómo me había ido el verano, qué si tenía ya los libros del sexto curso, y, que si no los tenía, quería ir con ellos al Callejón Diagon mañana y si iba con ellos, nos veríamos en Flourish y Blotts –le respondió Hermione, mientras se preparaba el desayuno.
– ¡Ah! Muy bien, hija. Entonces mañana te llevaremos al Callejón Diagon, ¿de acuerdo? –le dijo su padre que había oído lo último que había dicho Hermione.
– Buenos días, papá. Muchas gracias por llevarme, pero ¿os quedaréis por allí? ¿o volveréis a casa? –preguntó Hermione.
– Pues nos quedaremos contigo allí, si no te parece mal –le contestó su padre.
–Claro que no me molesta. Me alegra mucho que os quedéis conmigo –dijo Hermione.
- Cambiando de tema, ¿qué tal te ha ido este verano con Viktor? ¿Te lo has pasado bien? –le preguntó su madre.
– Muy bien. Ha sido muy divertido. Hemos hecho muchas cosas –dijo Hermione. Y, como vio la cara que hacían sus padres de interés, añadió– Bueno, ahora, me voy a mi cuarto, que tengo que hacer... unos deberes de... Transformaciones que me faltan.
- Esta bien –le dijo su padre. Y añadió, mirando a su mujer– Yo tengo que ir a comprar el periódico, querida.
Hermione estaba contenta de haberse librado de una nueva charla con su madre sobre los hombres, ya que, desde el verano pasado estaba muy pesada con ese tema.

Se tumbó en su cama, ya que en realidad no tenia que hacer nada de deberes porque ya los había acabado en casa de Viktor, el cual la intentaba ayudar si no entendía algo, pero teniendo en cuenta que Hermione es muy inteligente no necesito mucha ayuda, y, de repente, empezó a pensar en el sueño que había tenido. Exactamente, pensaba en el chico rubio del sueño.

A la hora de comer, su madre la llamó para que bajara. Hermione, bajó, y, con la misma excusa de los deberes, comió muy deprisa y subió, de nuevo, a su habitación. No le apetecía hablar con nadie de nada, y menos, de lo que sentía por Viktor, ya que sabia que su madre sacaría ese tema, y ella no sabía lo que sentía.

Se volvió a tumbar en su cama. Ahora ya no pensaba en el chico rubio de su sueño, sino con el otro que había en el.
Le echaba mucho de menos. Ya estaba casi aclarada su pregunta. No sabia si lo amaba, pero sí sabía que le quería, que quería mucho a Viktor.

Y con ese pensamiento estuvo toda la tarde.

A la hora de la cena, bajó a la cocina. No comió rápido, pero una vez hubo terminado se fue a su habitación, esta vez con la excusa de que al día siguiente se tendrían que levantar temprano para ir al Callejón Diagon.

En realidad, no tenía sueño, pero, después de una refrescante ducha, se tumbo en la cama y cerró los ojos, hasta quedarse dormida.


« De nuevo en casa Comenta este capítulo | Ir arriba En el Callejón Diagon »


Potterfics - Harrylatino
Potterfics es parte de la Red HarryLatino

contacto@potterfics.com

Todos los derechos reservados. Los personajes, nombres de HARRY POTTER, así como otras marcas de identificación relacionadas, son marcas registradas de Warner Bros. TM & © 2003. Derechos de publicación de Harry Potter © J.K.R.