Historia al azar: Recuerdo Imborrable
Regístrate | Recupera tu contraseña
     
     
Menú




 
¿Quién ha añadido esta historia a sus Favoritos?
Ellos, nosotros » Capítulo 05
Historia terminada Ellos, nosotros (ATP)
Por adillita27
Escrita el Sábado 8 de Noviembre de 2014, 10:36
Actualizada el Viernes 24 de Marzo de 2017, 08:35
[ Más información ]

Capítulo 05

En los jardines de Hogwarts, al ver a Cedric y Harry con un encapuchado todos se asustaron.

Pero Draco no les dio importancia, estaba mirando a todos lados, cuando lo encontró.

−Karkarov, quedas arrestado. −Dijo Draco que lo desarmo y lo apreso.

−¿Qué pasa? −Pregunto el profesor Dumbledore.

Draco lo miro. −Es un mortifago, a las ordenes del señor tenebroso.

−Eso fue hace mucho, ya no lo soy.

−¿Entonces me explicaras porque la copa era un traslador y Krum estaba controlado por un imperius y ha atacado a Fleur?

−¿Quién eres tú?

−Es un auror. −Dijo el profesor Dumbledore, sin dar más explicaciones.

Dos aurores se acercaron y cogieron a Karkarov de los brazos y se lo llevaron.

Al ver que seguían allí Draco grito.

−Tranquilo todo se solucionara. -Dijo el profesor Dumbledore

El chico miro al director. −¿Cómo? Se supone que ya está muerto, pero seguimos aquí.

−Es mejor que ahora esperéis en mi despacho, luego hablaremos.

Hermione se acerco a su marido y los dos se fueron.

Un rato después todos entraron en el despacho de Dumbledore, donde Draco y Hermione estaban mirando unos libros.

−¿Qué ha pasado?

−Se ha escapado.

−Joder. −Dijo Draco que le pego un puñetazo en la pared.

−Tranquilo por favor. −Dijo Hermione que lo abrazo.

−Todo, lo que estamos haciendo y aun sigue vivo. −Y miro a los demás. −Me voy necesito pensar las cosas con calma. −Y cogiendo a su mujer de la mano y antes de irse miro a Harry. −Protegerlo, el señor tenebroso necesita su sangre para recuperar su cuerpo y que la protección que le dio su madre al morir, le pase a él.

−¿Cómo?

−Necesita un vasallo y también la sangre de un enemigo, de enemigos tiene muchos, pero de protección como la que Harry tiene, pocos y la quiere.

Antes de que nadie pudiera decir nada más se fueron.

Unas horas más tarde, Draco estaba durmiendo, cuando tocaron a la puerta de su cuarto, al abrirla vio que era Sirius que no venía con buena cara, sabía que algo iba mal.

−¿Qué ha pasado?

−Ha recuperado su cuerpo.

Al escuchar eso el chico lo miro. −¿Cómo, Harry?

−No, el está bien, Dumbledore no lo deja salir del castillo.

−Que siga así, no pasa nada no tiene la protección, se los siguientes pasos, ahora ira a por la premonición, como nosotros tenemos la verdadera en su lugar no me preocupa, cogerá la falsa y entonces lo tendré donde quiero.

−Confió en ti, si dices que todo irá bien, seguro que pasa, ahora os dejo dormir.

−Gracias. −Draco cerró la puerta y volvió a su cama.

−¿Qué ha pasado? −Pregunto Hermione que se había despertado al escuchar las voces.

−Ha recuperado su cuerpo, por suerte Harry está bien. −Le dijo su marido mientras se acostaba de nuevo en la cama.

−¿Qué haremos ahora?

−Seguir con nuestros planes, ahora descansa. −Dijo Draco besándola.

−Sí. −Herms se apoyo en el pecho de su marido y pronto estuvo de nuevo dormida.

Las vacaciones de verano ya no tardaron mucho más en llegar, y Harry estaba muy aburrido sin contar con Herms, a ninguno de los dos se le permitía salir de la mansión Black.

−Me aburro. -Se quejo Hermione, sentándose al lado de su marido, que estaba leyendo el profeta.

−¿Te aburres? -Pregunto su marido mirándola.

−Mucho, quiero vacaciones.

−Yo también. −Dijo Harry que no dejaba de bostezar, le encantaba estar con su padrino, pero eso de no poder salir de casa era un autentico horror.

−¿Hermione? −Pregunto Draco mirando a la chica joven.

−También, ya los libros no me distraen.

Draco miro a Black. −Tío Sirius, los podemos llevar a la playa, algún lugar donde podamos estar tranquilos, sin que nos molesten, Voldemort no hará nada de momento, está esperando a que todos bajen la guardia.

−Me parece bien. ¿Qué has pensado?

−Hawái, playa, sol, muggles y el viejo nunca esperara veros allí.

−Está bien, pero iremos con un traslador hasta Hawái y luego alquilaremos una casa en algún lugar tranquilo.

−Sí. −Draco miro a los tres. −¿A qué esperáis? Ir a hacer vuestros equipajes. −Dijo sonriendo.

−Sí. −Dijo Harry y los tres se fueron a hacer sus maletas.

−No nos hace nada bien, esperar a que de su próximo golpe. -Le dijo Draco.

−Solo hace que nos desesperemos y nos pongamos más nerviosos, llamare a Remus y Dora, para que vengan con nosotros.

−Sí, yo avisare a los chicos donde estaremos, por si quieren venir.

−Me parece bien. −Y así los dos se fueron a avisar a los demás.

Unos días más tarde, Draco y los slytherin llegaron a la casa que su tío había alquilado en Hawái y después de saludar a los adultos salieron al jardín donde se encontraron a los gryffindor en una mesa y a la Hermione del futuro durmiendo en una hamaca.

−¿Dónde está?

−Allí. −Dijo Harry señalando una sombra que estaba montado en un caballo.

−¿Qué hace allí?

−Le gusta montar a caballo. −Dijo una voz.

Todos se giraron y vieron que Hermione ya estaba despierta, sonriéndoles.

−Buenas tardes. −Dijo un hombre.

−Ahora lo llamo. −Herms se levanto y miro a la sombra solitaria. −Draco, vienen a por el caballo.

Al escuchar eso el caballo y su jinete se acercaron galopando, cuando estuvo cerca freno y se lo entrego a su cuidador.

−Un gran animal. −Dijo acariciándole el cuello.

−Gracias. −El hombre cogió las riendas del caballo y se lo llevo.

−Veo que practicas muchos deportes. −Dijo Hermione pequeña.

Draco le sonrió. −Muchos, aunque siempre estamos huyendo, acostumbramos a quedarnos meses en lugares donde los mortifagos no han llegado, y aprovecho para ponerme en forma.

−Ya lo hemos visto. −Dijo Pansy mirándolo, las otras chicas lo miraban descaradamente, sin importarles que estuviera casado.

Draco solo iba con un bañador y nada más.

−Deja de exhibirte, ves a bañarte, mientras yo llamare una pizzería. -Le dijo Hermione a su marido.

−Ahora voy, que lleven piña. −Dijo el slytherin que la beso y subió a su cuarto.

−Creo que os voy a tener que vigilar, jovencitas. −Dijo Herms mirando a las niñas.

−No es nuestra culpa que este tan…

−¿Bueno? −Termino Herms riéndose.

−Si eso.

−No os preocupéis, ya estoy acostumbrada desde las niñas con pañales hasta las mujeres de 80 años lo miran igual.

Hermione los miro una última vez, y se fue a llamar.

−Os tendría que dar vergüenza, es un hombre casado. −Dijo Draco. −Además nunca se fijaría en vosotras, no tenéis ojos en la cara, solo tiene ojos para ella.

−Se llama Hermione. −Dijo Herms pequeña.

−Se como se llama.

−Ya he pedido las pizzas, no tardaran mucho en llegar. −Dijo Hermione no mucho después y noto que el ambiente se había vuelto tenso. −¿Qué pasa?

−No me acostumbro a veros casados. −Confesó Draco mirándola.

Herms se acerco al chico y le puso las manos en los hombros, mirándolo fijamente. −Que nosotros estemos casados, no quiere decir que vosotros terminéis casados, estamos luchando para que no paséis por todo lo malo que nosotros hemos pasado, pero al terminar seréis vosotros quienes decidáis.

−Hermione tiene razón. −Dijo el Draco mayor, que ya había terminado de bañarse, y se había vestido. −Nuestras circunstancias son diferentes a las vuestras, nunca se sabe lo que te espera el futuro, bueno en nuestro caso si, por eso estamos aquí, pero cuando terminemos y desaparezcamos tendréis un gran futuro por delante. −Malfoy se acerco al menor. −No dejes que tu padre decida por ti, se que estas prometido a Astoria Greengass, pero tienes gente que te apoyara si decides no casarte con ella, tu madre, tu tío, busca tu felicidad, que no decidan por ti.

En ese momento tocaron a la puerta.

−Que rápidos. −Dijo Draco sonriendo y llevándose a su mujer con él.

−Tienen razón. −Dijo Sirius que había escuchado lo que su sobrino había dicho. −Draco es tu vida, no dejes que Malfoy la estropee, decide lo que quieras hacer, tu madre, Dora y yo estaremos contigo somos Black, y aunque los Malfoy son poderosos, no se puede comparar a tres Black juntos.

−Lo pensare.

−Piénsalo, que no te quiten tu futuro, como les ha pasado a ellos.

−Ir a buscar platos y servilletas, ya han traído las pizzas. −Dijo Draco que salió con muchas cajas.

Y sin hablar de más cosas desagradables, se pusieron a cenar mientras disfrutaban del buen tiempo que hacía.

Al día siguiente, Draco salió a la terraza y vio que su yo futuro estaba en el mar.

−¿Qué hace?

−Se llama surf, tienes que mantener el equilibrio en una tabla de madera y pasar las olas sin caerte. −Dijo Herms, que estaba sentada con sus amigos.

−¿No se está quieto nunca?

−Nunca. −Dijo Hermione riéndose y saliendo a la terraza. −Cuando llego a la resistencia, Bill lo obligaba a pasarse días entero en nuestro refugio, y allí solo podía entrenar o leer, cuando lo dejaban salir tenía mucha energía acumulada, Bill le enseño a canalizar su energía y ahora aprovecha cualquier momento que esta al aire libre, para hacer lo que le gusta, los deportes hace que descargue toda la energía que lleva acumulada y por la noche duerme como un bebe. −Y entonces lo miro. −Draco.



« Capítulo 04 Comenta este capítulo | Ir arriba Capítulo 06 »


Potterfics - Harrylatino
Potterfics es parte de la Red HarryLatino

contacto@potterfics.com

Todos los derechos reservados. Los personajes, nombres de HARRY POTTER, así como otras marcas de identificación relacionadas, son marcas registradas de Warner Bros. TM & © 2003. Derechos de publicación de Harry Potter © J.K.R.