Historia al azar: Jueves
Regístrate | Recupera tu contraseña
     
     
Menú




 
¿Quién ha añadido esta historia a sus Favoritos?
Sorpresas de la Vida » Verdades que salen a la luz
Sorpresas de la Vida (ATP)
Por Dora Tonks Lupin
Escrita el Viernes 7 de Noviembre de 2014, 08:51
Actualizada el Miércoles 29 de Julio de 2020, 22:29
[ Más información ]

Verdades que salen a la luz

Todas se sentaron en un sillón, la niña en medio de las mujeres y comenzaron a platicar de cosas triviales…

-¿Dónde dejaste a Remus?...- preguntó cuándo se percató de la ausencia de su amigo

-Fue a…- iba a empezar a hablar cuando recordó algo…- MIERDA…- dijo de repente…

-¿Qué te sucede?...- dijo preocupada por la reacción de su amiga…

-Remus… Remus fue a buscar a Sirius para traerlo a casa…- le dijo a Marlene con cara de horror

-MIERDA…-  fue el turno de la rubia de maldecir…- vámonos Mia, debemos irnos ya…- dijo mientras la tomaba en brazos

-¿Por qué?...- dijo mientras su mamá la tomaba en brazos…

-Porque si…- dijo autoritaria…

Caminó lo más rápido que pudo, pero antes de poder tomar el picaporte para abrir la puerta éste se movió, lo que provocó que ella se asustara… la puerta se abrió dando paso a un castaño de ojos miel y detrás de el a un azabache de ojos grises quien se había quedado sin palabras al verla… y su expresión cambio al ver que Marlene cargaba a una niña de grandes ojos grises…

-¿Marlene?...- hablo con sorpresa, Remus

-Hola, Remus…- le sonrió a su amigo y éste dirigió su vista a la niña de cabello negro y ojos grises que ella traía en brazos…

-Que sorpresa que estés aquí…- dijo entrando completamente a la casa y jalando a su amigo que parecía en transe…- es un gusto volver a verte… llevas perdida… ¿Qué?... ¿4 años?...- no podía ocultar la emoción

-Sí, eso parece…- sonreía pero en realidad quería salir corriendo de ahí…- vine a visitar a Dora por su cumpleaños pero ya debo irme…

-Puedo acompañarte…-se ofreció…amablemente

-¿Nous allons accompagner à Paris, maman? <<<nos va a acompañar hasta Paris, mamita>>>…- hablo Mia lo que sacó a Sirius de su transe

-¿Qué?...- fue lo único más inteligente que pudo decir Sirius cuando salió de su transe

-Gracias, Remus, pero solo venimos a ver a Dora por su cumpleaños… debemos irnos a Paris…- decía ansiosa

-Dijiste que pasaríamos aquí las vacaciones de verano…- decía su hija con un claro puchero en el rostro

-¿Cómo te llamas, nena?...- le hablo Remus

-Mia…- dijo simplemente con una amplia sonrisa dejando ver sus hoyuelos iguales a los de Sirius, solo que los de él no se notaban tanto y los de ella eran simplemente adorables

-Hola, Mia…- extendió su mano y ella la estrechó…- soy Remus

- Bonjour, Remus…- le sonrió…

-Yo soy Sirius…- se metió en la conversación, pero sus ojos no dejaban los de Mia

-Bonjour, Sirius…- le estrechó la mano y él sintió una sensación extraña, como una especie de conexión, la misma conexión que sentía cuando estaba cerca de Marlene…

-¿Ellos son amigoa tuyos, como tía Dora?...- le pregunto curiosa a su mamá

-¿Tía Dora?...- Sirius miró con odio a Dora

-Yo soy el esposo de tu tía Dora…- le dijo Remus

-Es tu tío Remus, nena…- intervino Dora

-Entonces ahora tengo un nuevo tío…- le decía feliz a su mamá

-Nosotras ya debemos irnos…- hablo de forma general, pero cuando sus ojos se toparon con los de Sirius, la mirada de ella se volvió triste

-¿Dónde se van a quedar?...- decía mientras se hacía a un lado para dejarlas pasar…

-Mia quiere pasar aquí el verano, así que nos vamos a quedar en la casa en la que vivía antes…- le sonrió "despreocupada"…

-¿Por qué no se quedan otro rato con nosotros?...- sugirió Remus

-Sí, mami, por favor…- le hacía ojos tiernos…- quiero quedarme otro ratito con tía Dora…- su mamá sonrió

-Pero solo un rato más…- le advirtió y la puso en el suelo y se fue corriendo feliz a lado de su tía Dora y su nuevo tío Remus

-¡ESCUCHASTE, TÍA!...- le decía mientras brincaba a sus brazos…- nos vamos a quedar otro ratito…- le sonrió

-Sí, nena…- beso su frente

-¿Cuántos años tienes, nena?...- le pregunto Sirius con muchísima curiosidad

-Tengo tres…- mostraba tres de sus deditos de una de sus manitas

Sirius se puso pálido…, comenzó a hacer cuentas y cayó  a la razón de que hace 4 años él y Marlene estuvieron juntos, de pronto desaparece, y ahora se encuentra con una niña de 3 años… él sabía que había sido el primer hombre en la vida de ella…

Y la niña… la niña era una copia suya, su mismo cabello negro azabache rizado y sus ojos grises iguales a los de él, sus hoyuelos, aunque los de ella eran más notorios y adorables… inclusive pudo distinguir unas pocas pecas, iguales a las de su mamá, pero su confirmación llego cuando sus ojos se posaron en el cuello de la niña… tenía una marca de nacimiento en forma de corazón, como la de todos los Black… esa niña definitivamente era su hija…

-¿Y tu papá?...- le soltó por fin… sacando a Marlene de su burbuja

-No sé…- decía inocentemente…- creo que no tengo… ¿Qué es un papá?...- se le quedo viendo a su mamá que no decía nada

Esa era la confirmación que necesitaba, esa niña era hija suya, volteó a ver a Marlene que solo bajó la cabeza cuando sus ojos se encontraron, no soportaba que Sirius la mirara de ese modo…

-¿Puedo cruzar unas palabras contigo?...- sin darle tiempo a responder la agarró del brazo para levantarla y llevársela a la cocina

- ¿Où vous allez? <<< A dónde vas>>>…- preguntó desde el regazo de Dora

- Je vais trouver quelque chose dans la cuisine, je ne ai pas pris <<< voy a buscar algo a la cocina, no tardo >>>…- le dijo y ella se calmó y volvió a su asunto con su tía…

-¿Qué es lo que quieres?...- le dijo con los brazos cruzados cuando ambos estaban en la cocina

-Quiero que me expliques… ¿Por qué te fuiste así?... sin decir nada…- le dijo molesto

-Te lo dejé escrito en una nota aquella vez…- comenzó a explicarse…- lo que pasó esa noche, nunca debió haber pasado, fue un error… fue una simple calentura provocada por el exceso de alcohol…- la discusión estaba comenzando a ponerse intensa…

-No fue solo eso…- comenzó a reprocharle…- dijiste… dijiste que me amabas…

-Lo que dije era cierto…- tenía ganas de llorar…- te amé… pero tú nunca me amaste… solo jugaste conmigo… solo fui tu juguete por una noche…

-¿Cómo puedes decir eso?...- le gritó enojado…

-Por la alianza que llevas en el dedo…- señaló su alianza de matrimonio

-Yo solo lo hice porque quería olvidarte…- intentó justificarse…- llevaba 3 años buscándote y no había señales tuyas… me estaba volviendo loco… este año que llevo con mi matrimonio ha sido un completo infierno para mi…

-Eso te pasa por impulsivo…- le decía con un tono algo burlón…- ahora si me disculpas, quiero irme a casa

-Contéstame una última pregunta…- Marlene le hizo señas para que siguiera…- ¿esa niña es mi hija?...

-Mi hija tiene nombre…- le grito furiosa…- se llama Mia….

-¿Mia es mi hija?...- volvió a preguntar, esperando que la respuesta fuera si

-Eso no te interesa…- le dijo enojada…- mi hija no tiene padre

-¡Ay por favor!...- le dijo haciendo un movimiento exagerado con la cabeza…- yo ya me di cuenta…- ella se puso nerviosa…- solo ve su cabello… sus ojos…- apuntaba al aire…- tiene mi marca de nacimiento cerca de hueso del cuello, tiene hoyuelos igual que yo…- se jalaba el cabello con desesperación…- por favor, solo quiero escuchar de tu boca lo que ya deduje…- le dijo ansioso

-Si ya lo dedujiste, entonces para que me preguntas…- terminó confesando

-¿Eso es un sí?...- le dijo con emoción…- soy papá… tengo una hija…- pero su celebración fue opacada

-Ahora que lo sabes, déjanos en paz…- decía decidida y él lo miraba atónito…- hemos vivido muy bien estos años las dos juntas… hemos pasado muchas cosas juntas… y es mejor seguir así…

-¡¿Estás loca?!...- le gritó…- ahora que sé que tengo una hija no quiero estar lejos de ella… quiero que estemos juntos…

-Eso ya no podrá ser…- le dijo con algo de tristeza…- tu estas casado ahora, ya tienes dueña… Mia y yo no podemos formar parte de tu vida… tú tienes una esposa…- comenzó a llorar…- dale hijos… muchos… y sé feliz

-¡NO!...- se iba a defender pero fue interrumpido

-Se feliz y déjanos der felices a nosotras también…- hizo una mueca parecida a una sonrisa…- lo que un día tuvimos ya no podrá ser… tu eres un hombre prohibido para mi… tú tienes una esposa, y yo tengo a mi hija… es mejor seguir así, cada quien por su lado… así como ahora…- dijo para luego salir de la cocina

Fue hacia donde estaba sentada Dora, con una dormida Mia en su regazo y ella la tomo en brazos…

-Nos vemos…- se despidió de la pareja y ellos solo sonrieron

Antes de salir con su hija dormida recargada en su hombro, le dirigió una mirada triste a Sirius, el padre de su pequeña, ella lo seguía amando a pesar de todo y a pesar de los años… pero él era un hombre prohibido, ahora estaba casado, tenía una esposa con la cual formar una familia y ella no debía interponerse, lo dejaría ser feliz…

Con sus ojos llenos de lágrimas salió de la casa sin mirar atrás… tenía su corazón destrozado y no tenía compostura… pero era mejor así… dejar las cosas tal y como están… él sería feliz con su nueva familia y ella intentaría ser feliz con su hija, ellas serian felices juntas, tanto como hasta ahora…

-¡¿VIERON ESO?!...- gritó señalando con dramatismo la puerta…- dijo que es mi hija, pero que no la voy a volver a ver…

-Bueno…- intervino Dora…- este casado…

¡TU LO SABIAS!...- señaló a su sobrina muy enojada

-Ella me pidió que no dijera nada… yo solo cumplí mi promesa… además tú ya te casaste… ¿Qué demonios quieres con ella ahora?...- cruzó sus brazos enojada y su cabello rojo

-Yo quiero estar con ellas…- dijo con un tono de voz algo alto, pero no tanto como el anterior…- quiero que estemos juntos

-El caso es ¿Qué es lo que quiere ella?...- intervino Remus…- ella no quiere tener nada que ver contigo

-Pero yo…- estaba desesperado…- ¿y mi hija?... nuestra hija…

-Mia es muy pequeña… ella es muy feliz así, solamente con su mamá, ni siquiera sabe lo que es un papá… nunca ha tenido uno y nunca lo ha necesitado… ella es feliz así, no arruines su felicidad, por favor…- su sobrina intentó razonar con él

-Por lo menos quiero verlas una última vez…- decía con suplica

-Dijo que estaría en su antigua casa… ¿sabes dónde es?...- decía Dora

-No…- dijo con la cabeza baja

Dora escribió algo en un pedazo de pergamino y se lo dio… luego de eso se fue muy contento…

-Entonces…- Remus volteó a ver a Dora cuando Sirius se fue…- por eso desaparecías varios días…- le besó el cuello

-Si…- se dejó hacer por su esposo…- iba a visitarlas…

-Pues me debes todas esas noches que me perdí de estar contigo porque te ibas…- la recostó en el sillón y comenzó a desabrochar su blusa…- y con intereses…

-Con mucho gusto pago el precio, Sr. Lupin…- ella desabotonaba la playera de él…

 

-_-_-_-_-_-_-_-_-_-_-_-_-_-_-_-_-_-_-

Cuando Marlene llego a casa acostó a Mia en su cuna… la miró dormir por un buen rato… era  impresionante el parecido que tenía con su padre…

Lo había vuelto a ver… y ahora sabia sobre la niña… aunque había prometido a Mia que se quedarían todo el verano no podía quedarse más en ese lugar… aunque podría quedarse unos días más… eso ya lo vería después… pero ellas debían regresar a Paris y ella intentaría volver a rehacer su vida… eso era lo mejor para todos…


______________________________________


hola (*-*)/ de nuevo aqui yo.....

aqui un nuevo capitulo... ¿que les parece?.... ¿les gustó?

comenten
:3


PD. Se me ocurrió una nueva historia se llama Remus/Tonks Una Historia Diferente... aquí está el Link, estén pendientes a la publicación del primer capitulo ... nos leemos luego

http://www.potterfics.com/historias/178989



« Sirius Esta Loco y Una Sorpresa de Cumpleaños Comenta este capítulo | Ir arriba Visitas Innesperadas »


Potterfics - Harrylatino
Potterfics es parte de la Red HarryLatino

contacto@potterfics.com

Todos los derechos reservados. Los personajes, nombres de HARRY POTTER, así como otras marcas de identificación relacionadas, son marcas registradas de Warner Bros. TM & © 2003. Derechos de publicación de Harry Potter © J.K.R.