Historia al azar: Son de amores
Regístrate | Recupera tu contraseña
     
     
Menú




 
¿Quién ha añadido esta historia a sus Favoritos?
Sorpresas de la Vida » Conversaciones y Complicaciones
Sorpresas de la Vida (ATP)
Por Dora Tonks Lupin
Escrita el Viernes 7 de Noviembre de 2014, 08:51
Actualizada el Miércoles 29 de Julio de 2020, 22:29
[ Más información ]

Conversaciones y Complicaciones

Tonks volvió a París mes y medio después, cuando a Marlene le faltaban alrededor de dos semanas para dar a luz
Al salir del avión e ir por su maleta en la sala de espera estaba Marlene muy sonriente y con su enorme barriga… había crecido mucho en el poco tiempo que la dejo de ver…

-Hola…- la saludo cuando la tuvo de frente e intento abrazarla…- cielos, ya no te puedo abrazar bien…- bromeo, pero no sabia que una broma como esa no se le debería de hacer a una embarazada.

-Ya se que parezco una ballena…- le dijo molesta…- no tienes porque recordármelo…- le dio la espalda

-Oye… tranquila…- le puso las manos en sus hombros y la volteo y la vio llorando…- solo era una broma

-No es broma…- alzo su tono de voz…- estoy como una ballena y todo es por culpa de tu tío

-Tranquila…- como pudo la abrazo y la dejo llorar en su hombro

-Lo siento…- dijo cuándo se le pasó el ataque de llanto…- hay veces que ni yo me soporto… estoy algo…- Dora la corto

-Tranquila…- le sonrió…- es normal esos cambios de humor en tu estado

-Bienvenida de vuelta…- le sonrió mientras salían del aeropuerto directo al Saab 9-3

-Hola, belleza…- acaricio el cofre del saab mientras Marlene llevaba las maletas a la cajuela

-Dora…- la en ese momento pelinegra volteo a ver a su amiga y esta le lanzo las llaves y Dora torpemente las atrapo…- llévatelo…- decía mientras caminaba al asiento del copiloto con su andar gracioso y una sonrisa de satisfacción al ver la expresión perpleja de su amiga quien se apresuró a subir al asiento del piloto

-Tienes el asiento muy atrás…- le dijo bromeando cuando ambas estuvieron en el auto

-¿Por qué será?...- dijo con sarcasmo tocándose la barriga…

-¿Cuánto te falta?...- le pregunta mientras toca la barriga de su amiga y la pequeña Mia patea

-Si todo sale bien y no se adelanta ni se atrasa nace de hoy en dos semanas…- dice sonriente

-Eso es perfecto…- decía muy contenta mientras ponía en marcha el saab

++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++

Una vez en casa de Marlene ambas estaban desempacando y hablando de cosas triviales. Dora le mostro fotos de su boda con Remus y de la reacción negativa de Andrómeda hacia su matrimonio…

Incluso se tocó el tema del espectáculo que Sirius había montado a la hora del brindis y dejaron el tema por la paz cuando la rubia comenzó a llorar… a Dora le dolía el hecho de que su amiga estuviera sola, y es que era igual de cabezota que Sirius, entonces se preguntaba si ambos eran unos cabezotas ¿Cómo iría a salir la pequeña Mia teniendo unos padres como ellos?...

La noche llego a Paris… y ambas estaban en sus camas, Dora roncaba y dormía a pierna suelta…

Marlene por otro lado no estaba dormida, estaba recargada en la cabecera de la cama, con la lamparita encendida viendo su pancita y acariciándola…

-Sabes, Mia…- le hablaba a la pequeña niña que vivía dentro de ella…- ya quiero que nazcas y estés aquí conmigo…

No era la primera vez que le hablaba, pero si era la primera vez que le hablaba por su nombre, Mia, antes le decía bebé…, pero desde que se enteró que sería niña le comenzó a decir nena, chiquita, muñeca, princesa o cosita…

-¿Estas feliz?...- recibió una patadita de confirmación…- yo también estoy feliz, ¿sabes porque?..- le sonreía…- porque ya casi naces.

-Quiero tenerte conmigo, ver cómo eres, te he esperado por muchos meses…- comenzaba a llorar…- quiero abrazarte y darte muchos besos… quiero que con tu mirada y tu sonrisa me digas que no voy a estar sola nunca más, que todo va a estar bien… y que vale la pena seguir viviendo

-Hay veces que quiero morir para dejar de sufrir por tu padre…, pero recuerdo que tus estas dentro de mí y no puedo simplemente dejar de existir; y sé que tú me vas a dar las fuerzas para vivir…

-Me gustaría que te parecieras a mi…- acariciaba su barriga…- ¿sabes porque?... porque no quiero que te parezcas a tu padre…- lo decía con tristeza y desprecio a la vez…- no porque no lo quiera… yo lo amo… lo amo mucho… pero simplemente no podría verte a los ojos sin verlo a él… por eso quiero que te parezcas a mi…- sonreía

-Debo parecer una idiota…- se mofaba de sí misma…- no te preocupes, princesa, seas como seas, te parezcas a quien te parezcas yo te voy a amar incondicionalmente y no te voy a dejar sola… siempre estaremos las dos juntas… bueno, también estará tu tía Dora contigo…- sonreía al recordar a Dora que dormía en la habitación de junto….

-Sabes… tu tía Dora es la persona más torpe y distraída que puede existir…- soltó una risita…- pero es una gran chica y creo que será una buena madrina para ti… aun que lo único que no creo que me gustaría es que siguieras sus pasos en el colegio y me lleguen 12 cartas a la semana de Hogwarts porque haces travesuras, así como le pasaba a Andrómeda cuando Dora era estudiante…

Teniendo eso en mente, se acostó y pronto se quedó dormida

+++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++

Ya habían pasado casi las dos semanas desde que Dora había llegado a Paris, y Marlene estaba cada vez más cerca de la fecha de parto, le habían dado un tiempo para que dejara la escuela mientras se recuperaba.

Un día ambas chicas estaban en la sala viendo un programa para Dora entretenido, pero para Marlene era bastante aburrido….

-Oye… Dora…- le hablo a su amiga

-Si…- volteo a verla y la vio pálida…- ¿estás bien?...- le dijo mientras se incorporaba en el sillón, había preocupación en su voz

-No…- decía jadeando…- creo… creo que mi bebé ya quiere venir al mundo…

Dora tardo unos minutos en reaccionar… Mia ya quería nacer… había llegado la hora…

-Tranquila…- la ayudo a levantarse…- vamos al hospital…-estaba a punto de desaparecerme

-No puedo desaparecer con el embarazo…- le informo…

-Entonces vámonos, si vamos a tener que usar el coche…- la ayudo a ponerse de pie y la ayudo a llegar al auto y a subir…

-No es por presionarte…- decía como podía apretando los puños  y clavándose las uñas…- pero acabo de romper fuente…- dijo mientras dirigía su vista al asiento del copiloto que estaba húmedo

Tranquila…- le decía desesperada…- no me presiones… ya casi llegamos… aguanta…

-Escuchaste, Mia…- le decía a su bebé que se movía mucho…- ya casi llegamos… por favor no nazcas dentro del auto

Luego de un recorrido un poco largo hasta el hospital llegaron un llevaron a Marlene a la sala de partos…

-Veo que ya llego la hora…- la doctora Williams entraba con otros dos doctores más…. Uno de ellos estaba bastante guapo

-Ellos son los doctores Sean Adams y Anna Anderson…- los presento…- estarán apoyándonos en el parto….

-De acuerdo…- decía como podía…

-Oye, Dora…- su amiga volteo…- cuando regreses a Inglaterra me podrías hacer un favor…- decía arrugando la sabana y con los ojos cerrados…

-Claro, amiga… lo que quieras…- le dijo tomando su mano

-Podrías castrar al idiota de tu tío…- Dora soltó una carcajada…

-Por supuesto…- dijo cuándo paró de reírse…- todo esto es su culpa… entonces creo que si lo castrare

-Tranquila, Marlene…- la intentaba calmar la Dra. Williams…- todo esto será pasajero y pronto podrás ver a tu bebé…

-Sí, claro… pero tardará muchas horas en pasar, por no decir miles…- intento bromear

-El parto más largo que hemos tenido duro 26 horas…- hablo el doctor interno

-Eso no me ayuda en nada, sabes…- le dijo viéndolo de manera acusadora…

-Eres un tarado, Sean…- le recrimino la otra interno

-Tranquilos muchachos…- los calmo la doctora…

-Déjelos…- le dijo Marlene con los dientes apretados…- por mi pueden montar todo un espectáculo de circo…- su amiga se rio…- eso me relajaría un poco

Todos rieron… pasaban las horas y las contracciones se hacían cada vez más intensas y dolorosas… Marlene lloraba de dolor y daba gritos de vez en cuando… ya para las 27 horas que llevaba el parto la doctora y sus dos internos se empezaron a preocupar…

-Debemos hacer algo…- hablo el interno Sean…- el parto ha durado demasiado…

-Pero no podemos hacer la cesárea ya…- hablo la interna Anna…- la bebé ya está a la mitad y tampoco podemos usar los fórceps…

-Estamos en problemas en otras palabras…- dijo el interno

Eso comenzó a preocupar a Marlene… algo andaba mal… su bebé tenía problemas para salir y ya no podían practicar una cesárea

-Debemos esperar otro poco…- comenzó a explicar la doctora sobre la situación por la que estaba pasando Marlene y eso no hizo más que preocupar a las chicas…

Ya pasadas las 28 horas, la hora por fin llego… Marlene ya estaba lista para dar a luz, pero su cuerpo ya no soportaba tanto dolor, estaba cansada… y se sentía que en cualquier momento se desmayaría o algo pasaría…

-Bien…- la voz de la doctora la saco de sus pensamientos negativos…- llego la hora, Marlene, cuando te diga empiezas a pujar, ¿sí?...

-Toma mi mano…- Dora le dio su mano a su amiga y ella asintió

-Bien… a la cuenta de tres…uno, dos, tres…- termino el conteo y Marlene comenzó a pujar

Ya no podía más acababa de empezar a pujar hace media hora, tenía el rostro sudado, todo le daba vueltas… ya iban 28 horas y media y la bebé no quería salir… cada que pujaba lo hacía con más fuerza, sabía que tal vez estaba apretando de más la mano de Dora, pero era lo único que podía hacer para intentar aguantar el dolor, con una mano tenía la sabana y con la otra tenía la mano de Dora… había comenzado a ver borroso y la obscuridad comenzaba a apoderarse de ella.

-Ya casi está aquí, Marlene, debes seguir…- animaba la doctora

-Ya no puedo…- decía llorando…- estoy cansada… ya no puedo más… por favor…

-Vamos si puedes…- la animaba Dora…

-Dora…- le hablaba con voz ronca…- prométeme que vas a cuidar a mi hija…

-Por supuesto…- le acaricio el rostro…

-Gracias…- suspiro aliviada…

Pujo por última vez cuando un llanto apareció en la escena… había nacido por fin… la pequeña Mia había nacido, después de exactamente 30 horas de parto, la pequeña Mia llegaba al mundo

-Es una niña…- decía feliz la doctora…- es preciosa…- la cubrió con una sábana rosa

-Lo ves, Marlene…- Dora volteo a ver a su amiga…, pero su cara dio un cambio radical…- ¿Marlene?

Y es que después de que escuchar llorar a su pequeña ella solo pudo reír un poco para después desplomarse completamente sobre la cama… tenía los ojos cerrados, y había dejado de apretar la mano de Dora y también la sabana, tenía la cabeza recargada a un lado de la almohada…

-¿Marlene, que tienes?...- decía preocupada…- ¿Qué le pasa?... ¿Por qué no despierta?...- bombardeo a los internos con sus preguntas…

Sean se acercó a verla y la toco… y dijo algo que nadie esperaba escuchar…

-No respira…- dijo preocupado…- ha dejado de respirar y su corazón dejo de latir también…- le había puesto el estetoscopio en el pecho…

-No…- decía desesperada Dora y sin querer su cabello se volvió gris…- no, no eso no es cierto, no puede ser cierto…- comenzó a llorar…- no puede morirse, no puede…. ¡NO!…


_____________________________________________

hola (*-*)/ volvi

la verdad estoy aprovechando que tengo fiebre del escritor con esta historia y actualice rapido ... jejejee

¿si les esta gustando la historia?... ¿que piensan?... ¿alguna sugerencia o algo? ... siento como si no les gustara porque casi no hay comentarios... ¿la elimino?

...

comenten
:3 

eso ayuda a la inspiración



« Brindis y Confesiones Comenta este capítulo | Ir arriba Reclamos y Esperanza »


Potterfics - Harrylatino
Potterfics es parte de la Red HarryLatino

contacto@potterfics.com

Todos los derechos reservados. Los personajes, nombres de HARRY POTTER, así como otras marcas de identificación relacionadas, son marcas registradas de Warner Bros. TM & © 2003. Derechos de publicación de Harry Potter © J.K.R.