Historia al azar: Besos Robados
Regístrate | Recupera tu contraseña
     
     
Menú




 
¿Quién ha añadido esta historia a sus Favoritos?
Sorpresas de la Vida » Un Día Especial...
Sorpresas de la Vida (ATP)
Por Dora Tonks Lupin
Escrita el Viernes 7 de Noviembre de 2014, 08:51
Actualizada el Miércoles 29 de Julio de 2020, 22:29
[ Más información ]

Un Día Especial...

 La mañana era visible, los rayos de sol entraban por las ventanas de una habitación donde un pelinegro y una rubia dormían cómodamente abrazados… hasta que el sol les dio de lleno en la cara a ambos…

-Hola nena…- le dijo a ella una vez que abrió los ojos…

-Hola…- le dio una cálida sonrisa…- ¿dormiste bien?...- le dijo mientras se daba la vuelta quedando boca abajo aun en los brazos de él

-Sí, dormir contigo es lo mejor que puede pasarme…- comenzó a acariciarla y cuando sus labios estaban por rozarse ella reaccionó

-No, Sirius… por favor…- lo paro…- no podemos, cada uno tiene su propia vida y…- pero no termino…

Unos pasos apresurados venían hacia ellos, era Mia quien había despertado hace poco, venía con su pijama rosa de princesas y su cabello negro alborotado y rebelde…

-¡MAMI!...- brincó en la cama, pero casi se cae al ver que el amigo de su tía Dora estaba con su mamá en su cama…

-Hola, nena…- saludo Sirius…

-Ho…hola…- respondió algo tímida y vio a su mamá con cara de signo de interrogación

-Sirius se quedó aquí porque quiere darnos un tour por Londres…- le sonrío a su hija…

-Pero que no se supone que ya conocías Londres… ¿Por qué viene con nosotras?...- ladeaba su cabeza a un lado y miraba a Sirius con ojos curiosos…

-Porque tu mami ya no se acuerda de como andar en Londres y yo las voy a llegar a donde ustedes quieran…- le alboroto más su cabello

-¿Podemos comer helado y dulces?...- preguntaba emocionada

-Sí, mi amor…- le beso su cabeza…

-Entonces ya levántate…- le decía a su mamá emocionada…- ya quiero comprar dulces y helado… mucho helado de pistacho…

-Ve a tu cuarto y ahorita voy a darte ropa para que te cambies…- le dijo empujándola un poquito de los hombros

La niña se fue brincando como un conejillo rosa hasta su habitación a esperar a su mamá para que le diera que ponerse…

-¿Le gusta el helado?...- preguntaba Sirius curioso a Marlene…

-Si…- sonreía con dulzura…- le gusta mucho,… recuerdo que cuando estaba embarazada comía mucho helado de pistacho y creo que le pasé mi adicción a ella…

-Me hubiera gustado ver como crecía dentro de ti y sentir sus movimientos…- decía melancólico…

-Eso es algo que nunca fue y nunca será…- le decía seria mientras se levantaba para ir a buscar a su hija y darle su ropa…

La observo caminar hasta el cuarto de Mia y ahí sentado en la cama esperó a que regresara, Mia ya estaba cambiada con unos jeans azul obscuro, tenis blanco con rosa que prendían luz roja de plaza sésamo y una playera rosa de manga corta de rosita fresita… llevaba una diadema de tela en su hermoso cabello negro, con una flor blanca a un lado…

-Qué bonita te ves…- le dijo con amor Sirius levantando su pulgar dando su aprobación al atuendo de Mia

Marlene se puso unos jeans azules y una blusa de manga corta con unos zapatos cómodos de piso y se dejó su cabello suelto… Sirius por otro lado, se puso lo primero que pudo conseguir con su varita, era una playera azul claro, zapatos negros y jeans claros…

Cuando estuvieron listos ambos agarraron a Mia de la mano y salieron al parque…

-Maman doit aller manger de la crème glacée et le parc et manger plus de la crème glacée… <<< mamá hay que ir a comer helado y al parque y a comer más helado >>>…- le decía viendo a su mamá

-¿Envie d'aller d'abord au parc ou de manger la crème glacée?...  <<< ¿quieres ir primero al parque o a comer helado? >>>…- hablaban ignorando la cara de signo de interrogación de Sirius…

-Oigan chicas… yo no hablo su idioma ehh…- les reprochó el hombre

-Lo siento, es la costumbre…- le dijo Marlene para después darle una cálida sonrisa

-No debes de comer tanto helado, Mia…- la regañaba…- primero hay que comer y luego vamos por el helado…- le decía a su hija que la veía con cara de puchero para convencerla de que quería helado

-Ya que no me dejaste comer helado dos veces, ¿podemos comer pizza?...- le decía con cara de niña buena…- y luego helado y luego ir al parque…- sonrió de modo chantaje

-De acuerdo… vamos…- dijo mientras se encaminaba

-¿Qué es pizza?...- preguntaba confundido

-¿No sabes que es pizza?...- decía la pequeña Mia con una gran O que formaba con su pequeña boca bastante sorprendida

-No, nena…- le sonrió levantándola en brazos y acomodándola en su cadera…- no sé mucho de cosas muggles…

-Es algo así como redondo y tiene peperonni y queso y sabe rico…- le intentó explicar la niña dejándolo más confundida

-Mejor velo por ti mismo…- le dijo Marlene al ver su cara de confusión

Caminaron un poco por el centro de la ciudad hasta el local más famoso de pizzas de todo Londres y ahí por capricho de Mia pidieron una pizza de peperonni, pero cuando la pizza llegó hasta su mesa…

-¿ESO ES UNA PIZZA?...- Sirius tenia cara de horror al ver lo que era una pizza, el camarero se le quedó viendo un poco raro y Marlene que estaba en frente le dio una patada en la espinilla…- ¡AUCH!...- la miró con reproche

Cuando el camarero se fue, Marlene habló

-No tenías por qué decir eso…- le regañó…- debiste ahorrarte el comentario ante el camarero…

-Sabe rico…- decía Mia desde su silla alta intentando alcanzar una rebanada y su madre se la dio y ella tomó un pedazo con sus pequeñas manos…- abre la boca…- le dijo a él y Sirius apretó mucho los labios y negaba con la cabeza haciendo que Mia soltara una carcajada…- ¡ABRELA!...- dijo con decisión

-Qué carácter, eres igual de mandona que tu mamá…- le dijo abriendo la boca al fin y aceptando el pedazo de pizza que la niña le daba

-No está mal…- acepto por fin…- pero la comida de Molly sabe mejor…- aclaró

-Eso si…- le dio la razón Marlene…

Luego de comer pizza y comer helado de pistacho los tres fueron al parque y Sirius se puso a jugar con Mia…

-MAMI… MIRA…- le gritaba Mia que pasaba el pasamanos desde los hombros de Sirius…

Ella les sonrió y en ese momento se puso a pensar en ¿Qué hubiera sido de la vida de ellas si nunca se hubiera ido?... esa pregunta había estado rodando por su cabeza todo el día…

Qué habría pasado… la verdad es que nunca se podría contestar esa pregunta que la estaba atormentado… porque en lugar de decirle a Sirius que estaba embarazada ella salió huyendo pensando en que él le diría que era problema de ella y se desentendería completamente de ellas… pero y que tal si hubiera sido al revés… que tal si cuando le diera la noticia él hubiera caído a sus pies emocionado por la noticia…, abrían vivido la experiencia del embarazo juntos… pero la verdad es que esa duda siempre seguiría sin contestarse, ya que lo hecho, hecho está y no podría cambiarlo… el día siguió dando paso al anochecer y Mia y Sirius aún seguían dando rienda suelta a sus juegos… Marlene estaba sumida en sus pensamientos que no se fijó que su hija venia corriendo…

-Mami…- decía agitada de tanto jugar…- ¿me puedes mecer en el columpio?…

-Claro que sí, nena…- le dijo tomándola en brazos

Los tres se fueron al área de los columpios y mientras Marlene estaba sentada con la pequeña Mia en su regazo y balanceándose tranquilamente, Sirius no podía dejar de mirarlas desde el columpió de al lado…

-¿Qué?...- le preguntó con una sonrisa en la cara…

-Nada, solo pensaba…- le respondió tranquilamente…

-Pensaba…- siguió…- pensaba en el que hubiera sido de nosotros si tú no te hubieras ido… en que tal vez ahora estarías casada conmigo…- decía con ojos soñadores y anhelantes de algo imposible…- en que tal vez Mia tendría un hermanito para este entonces…

-Yo también me preguntaba eso…- admitió…- me preguntaba en lo que hubiera pasado con nosotras si todo hubiera sido diferente… pero es algo que no podremos contestarnos nunca…- su mirada se volvió triste

-Pero podríamos cambiar las cosas… ahora podemos estar juntos y…- Marlene lo cortó

-No… no podemos…- levantó la mano para que parara de hablar de lo mismo…- yo no quiero perjudicar tu matrimonio y que por nosotras dejes a tu esposa… no sería justo para ella… cada uno tiene su familia hecha por separado y así es como debe quedarse… eres el padre de mi hija, pero solo eso…- eso le dolió a él…- no me arrepiento de nada de lo que ha pasado y soy muy feliz con mi hija y en cierta forma debo darte las gracias por la hija que me diste…- suspiró

-Pero…- él intentó protestar pero ella no lo dejó

-Pero entre nosotros no puede existir otra cosa…- siguió…- las cosas son como son y no deben cambiarse… todo debe seguir igual…- miró a su hija que se había quedado dormida en su regazo…

Ambos se quedaron en silencio y con ganas de llorar… ella se levantó para irse a casa y él los acompañó…

-Adiós, nena…- le dijo a su hija que estaba dormida en los brazos de su mamá y le besó la frente y luego miró a Marlene

Ahí ninguno aguanto más y ambos lloraron sin ninguna vergüenza, se amaban, pero su amor no tenía futuro… Sirius de pronto la beso apasionadamente y con desesperación y ella respondió de la misma manera…

Las lágrimas caían por las mejillas de ambos mientras se besaban… luego de varios minutos que para ellos parecieron eternos se separaron…

-Adiós, nena…- toco su mejilla húmeda por las lágrimas…- siempre te amaré…- dicho esto se marchó…

+++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++

Al llegar a su casa ya más compuesto, estaba decidido a pedirle el divorcio a Diane, pero no contaba con lo que pasó después…

-Hola, mi amor…- ella lo recibió cariñosamente

-Necesitamos hablar…- le dijo llevándola al sofá…

-Si…- le decía emocionada…- tengo algo que contarte…

Ambos se sentaron frente a frente y luego de un silencio un poco incómodo para Sirius, Diane tomó la palabra…

-Te tengo una sorpresa…- dijo sacando algo de su cartera… y le entregó algo parecido a una foto, pequeño y cuadrado…

-Estoy embarazada…- soltó de pronto y él se puso blanco

-¿Qué?...- decía consternado… debía estar feliz, pero estaba todo menos eso

Ahora con esa noticia que le acababa de dar todos sus planes se habían ido al carajo… ahora menos que nunca podría separarse de Diane… ahora que ella estaba embarazada sus planes de separarse de ella y quedarse con Mia y Marlene se habían ido al demonio… aunque no le gustara, ahora tendría que hacerse cargo de su nuevo hijo y eso significaba que tenía que separarse para siempre de la mujer que amaba y de su hija…

-Estoy embarazada, cielo…- le volvió a decir con la misma sonrisa…- vamos a ser padres…

De pronto ella lo abrazó y como un autómata correspondió el abrazo, pero sin ningún sentimiento…

Más tarde esa noche, Sirius no podía dormir… todo con Marlene estaba perdido…

+++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++

Al día siguiente fue a la casa de está para hablar con ella, pero para su sorpresa nadie abrió, pero había una carta deslizada por debajo de la puerta y al ver que decía el nombre de él en el sobre se dispuso a leerla…

Sirius:

La historia se repite… la última vez que te escribí una carta para ti fue para despedirme y para eso es ésta carta… para despedirme. Ayer fue un día que siempre recordaré con mucho cariño, nos la pasamos muy bien, gracias…

Como te dije ayer, lo que tú quieres es imposible, nosotros no podemos estar juntos, debemos continuar viviendo nuestras vidas por separado, es lo mejor para los dos por más que nos duela.

Me da mucho gusto que hayas encontrado a una mujer con la cual rehacer tu vida, espero que seas muy feliz a su lado, tal vez algún día en el futuro nuestros caminos se vuelvan a cruzar y cuando eso pase espero saber que eres feliz con tu propia familia y que tengas muchos hijos como tú siempre quisiste.

Hasta Siempre.

Marlene McKinnon

Terminó de leer la carta y las lágrimas corrían sin control por su rostro, las había perdido de nuevo y tal vez para siempre… aunque confiaba en lo que le había dicho en la carta, confiaba en que, algún día sus caminos se volverían a cruzar…

Dentro del sobre también había una foto, era una foto de Mia… la niña estaba vestida con un lindo vestido color azul cielo y peinada con el cabello suelto acomodado hacia el lado derecho y con una diadema de tela con una flor blanca a un lado, ella saludaba a la cámara y sonreía… le dio la vuelta a la foto y vio que había algo escrito con la caligrafía de Marlene

Mia Marlene McKinnon 3 años.

Siempre tendré una parte de ti conmigo, es tan parecida a ti en tantas cosas. Mia es mi mayor tesoro, gracias por darme una hija tan hermosa como ella.


continuará.....

____________________________________________________

Hola... 

ahora actualicé esta historia... jejeje pronto actualizaré las otras, lo prometo...

¿que les pareció el capitulo?.... ¿les gusta?...

comenten



« Visitas Innesperadas Comenta este capítulo | Ir arriba Anhelos y Un Nuevo Comienzo »


Potterfics - Harrylatino
Potterfics es parte de la Red HarryLatino

contacto@potterfics.com

Todos los derechos reservados. Los personajes, nombres de HARRY POTTER, así como otras marcas de identificación relacionadas, son marcas registradas de Warner Bros. TM & © 2003. Derechos de publicación de Harry Potter © J.K.R.