Historia al azar: Friends
Regístrate | Recupera tu contraseña
     
     
Menú




 
¿Quién ha añadido esta historia a sus Favoritos?
Secretos » Capítulo 14
Historia terminada Secretos (ATP)
Por adillita27
Escrita el Lunes 3 de Noviembre de 2014, 09:26
Actualizada el Viernes 28 de Abril de 2017, 08:10
[ Más información ]

Capítulo 14

−La próxima vez seré yo quien ponga el nombre.

Ante eso el hombre mayor le pregunto: −¿Oye cuantas empresas creo que voy a dirigir?

−Algunas. −Dijo Harry riéndose y terminándose su café se levanto y les dijo: −Me voy al ministerio para decir al ministro que voy a dimitir.

−Bien.

Y despidiéndose de su familia se fue al cuartel de los aurores.

Unos días después, en la mansión Malfoy estaban desayunando, cuando recibieron el profeta, Draco que lo estaba leyendo se sorprendió.

−¿Qué dice? −Pregunto Lucius, que había visto la reacción de su hijo.

−Potter se va a retirar de los aurores, para dedicarse a la empresa de su familia.

−¿Qué empresa?

−Ranas de chocolate.

−Que absurdo nombre.

−Pues no es tan absurdo. −Dijo Astoria mirando a sus suegros. −En el callejón diagon solo se escucha ese nombre, hace poco que han abierto pero ya tienen tiendas por medio Europa sin contar en otros continentes.

−¿Y qué hacen? −Pregunto Lucius interesado.

−Cosas muggles que las cambian para el mundo mágico, aparatos para hablar desde lejos con otra persona, juegos en maquinas y muchas más cosas.

−¿Quién la dirige?

−Mi tío. −Dijo Draco, que seguía leyendo el profeta.

−¿Sirius la dirige? −Pregunto Narcisa, impresionada.

−Si, según lo que pone en el profeta. El señor Black ha comentado de que en sus muchos viajes al mundo muggle ha descubierto que sus habitantes tienen una gran vida sin necesidad de usar la magia, que es hora de tirar las barreras que hacían de nuestro mundo tan atrasado en algunos aspectos, como el uso de las lechuzas para poder comunicarse entre grandes distancias y juegos para nuestros pequeños.

−Me parece bien. −Dijo Astoria.

−A mi también. −Dijo Draco que doblo el periódico y se puso a terminar de desayunar. −Aunque el nombre te parezca absurdo, han tenido una gran idea al traer esas cosas a nuestro mundo, muchos han querido comprar acciones de la empresa, pero según lo que he escuchado, nadie tiene ninguna de ellas, solo los que Sirius acepta.

−Draco tienes que terminar de desayunar, tienes una junta. −Dijo Astoria sonriéndole.

−Sí. −Y sin decir nada más se puso a desayunar.

Unos meses más tarde, Sirius estaba en el ministerio con Harry y los demás cuando se encontró con los Malfoy.

−Buenos días, tío Sirius. -Le saludo Draco.

−Buenos días Draco. -El hombre solo saludo a su sobrino, Lucius le caía fatal y no le daba la gana saludarle aunque luego le llamaran antipático o que no tenia modales

−Sirius eres el dueño de esa empresa, ranas de chocolate o yo que sé. −Dijo Lucius, mirando al primo de su mujer.

−Así es, ¿por?

−Te la quiero comprar.

−No está a la venta.

−No digas estupideces, todo está a la venta.

Sirius lo miro con sus ojos grises, idénticos a los de su sobrino Draco. −Si se que tu venderías hasta a tu propio hijo con tal de conseguir más poder, pero mi empresa no está a la venta, son muchos años de estudiar a los muggles, no voy a darte mi empresa aunque me pagues 20 millones de galeones, si ya hemos terminado me voy que tengo cosas que hacer.

−Véndeme acciones.

Sirius iba a decirle que se podía meter el dinero donde el sol nunca le daba pero llego Pansy sonriendo.

−Sirius.

−Pansy, te veo muy contenta.

El hombre tenía razón, la mujer tenía una gran sonrisa en la cara.−Sí, he conseguido dos tiendas  mas una en Tokio mágica, y otro en Bulgaria, Víctor Krum me ha ayudado.

Harry sonrió. −Eso está bien, ya tenemos dos tiendas mas, ¿son grandes? −Pregunto mirando a su amiga.

−Mucho, cabra todo lo que queramos.

−¿Te han costado mucho? −Pregunto Sirius.

−Un poco, pero lo compensara las ventas, las he conseguido en los centros, donde la gente siempre pasa y al lado de dos tiendas muy importantes.

−Bien, pues vamos a arreglar el asunto para ir enviando mercancía.

−Sí.

−¿Pansy tienes acciones? −Pregunto Lucius, mirando a la antigua compañera de escuela de su hijo.

La mujer miro al padre de su mejor amigo. −¿Acciones? No, no tengo ninguna les estoy ayudando, para que puedan abrir antes, ni siquiera cobro nada, lo hago altruistamente. −Pansy sonrió a Sirius. −Me voy a casa, que mis niños me deben de extrañar, nos vemos la semana que viene para ir a mirar otros lugares.

−Gracias. −Dijo Harry abrazando a su amiga.

−De nada. −Y se fue.

En ese momento sonó el teléfono de Harry. −Disculpadme. −El chico lo cogió y se alejo.

−Lucius no hay acciones, así que no preguntes, porque nadie tiene ninguna, yo tengo todas. -Le dio Sirius.

Harry no tardo mucho en volver. −Ya estoy aquí.

−¿Todo bien? -Le pregunto Sirius mirando a su ahijado.

−Era Hermione, parece ser que se ha puesto enferma, no es nada grave, pero el doctor le ha aconsejado que se quede en cama un par de días y necesita que alguien la cuide.

−Harry ocúpate de todo, voy a verla, llamare a Becky para decirle lo que pasa, me quedare con Herms hasta que se haya recuperado.

−Voy contigo. −Dijo Dora.

−Sí.

Dora beso a su marido y se fue con su tío.

−Harry nos tenemos que ir, sin Sirius y Dora por aquí, tenemos el doble de trabajo. -Le dijo Remus.

−Si vamos. −Pero antes de irse miro a Lucius. −La empresa de mi padrino no está a la venta, y sus acciones tampoco, y si es por mi nunca veras ninguna, buenos días. -Y se fue con Remus.

−Maldito Potter. -Se quejo Lucius.

Draco no dijo nada, mejor no meterse cuando tenía ese humor, lo que ahora le preocupaba era Herms.

Esa misma noche Harry y Becky estaban cenando con los niños, cuando se apareció Draco.

−Siento venir así, pero estoy preocupado por Hermione.

−Lo sé, pero no es nada, es un pequeño constipado, el médico le ha dicho que se quede en cama un par de días, por eso han ido Sirius y Dora, para ayudarla con los niños. ¿Cómo está tu padre?

−Histérico. −Dijo sentándose. −No entiende que el dinero no lo compra todo, ¿Cómo va todo por la empresa?

Harry sonrió. −Muy bien, tenemos mucho trabajo y mucha gente quiere vender nuestros productos así que tenemos una gran demanda.

−Me gusta escuchar eso, veo que los elfos y dragones de Orión tienen éxito.

−Mucho, y solo queda medio año para que vengan.

Draco sonrió. −Si pronto los tendré conmigo, habrá que buscar una casa, no voy a vivir con mis padres cuando sepan que me voy a divorciar, y que me voy a casar con Hermione, además jamás expondría a mi Herms con el loco de mi padre.

−No te preocupes por eso, ya buscaremos algo.

−Sí, me voy Astoria me está cubriendo pero no quiero que sospechen nada.

−Ves tranquilo.

Draco se despidió y se fue.

Unos meses más tarde, Harry estaba delante de una casa a las afueras de Londres, cuando llegaron Astoria, Draco, Sirius y Becky.

−¿Qué os parece? −Pregunto el moreno, sin dejar de mirar la casa.

−Me gusta. −Dijo Astoria mirando la casa, esta era grande y tenía un bonito jardín delantero.

−¿Qué hacemos aquí? −Pregunto Sirius.

−Solo quedan dos semanas para que Herms se mude, necesitamos un lugar para vivir todos, así que he pensado en este lugar, aun no la he comprado pero si os gusta la podemos comprar entre todos.

−¿Queréis que vivamos con vosotros? −Pregunto Sirius.

Harry lo miro como si le faltara un tornillo.

−Hace mucho tiempo deje de considerarte mi padrino, te considero un padre y a Becky una hermana mayor. −Al decir eso recibió una hermosa sonrisa de la mujer de su padrino. −He buscando la casa más grande de todas las de la zona, según el comprador tiene 15 habitaciones, una cada uno y encima nos sobran. −Y miro a Draco y Astoria. −Así ninguno de los dos tendrá que separarse de Scorpius.

−¿Podemos entrar? −Pregunto Tory.

−Claro, vamos. −Dijo Harry cogiendo la mano de su novia y entrando.

Entrando se pusieron a ver todo bien.

−La verdad es que es muy grande, los niños no tendrán que compartir habitación si no quieren, hay dos piscinas, una enorme biblioteca y despacho, sin contar una cocina muy grande y un enorme jardín.

−Me gusta. −Dijo Sirius. −Es muy grande y hay mucho jardín para jugar.

−Me gusta mucho. −Dijo Becky. −Los niños podrán jugar al aire libre. −Y miro a su marido. −Me gusta donde vivimos ahora, pero aquí hay jardín y entra mucho mas sol

El hombre le sonrió. −Si quieres vivir con ellos, no te diré que no.

−Los niños ya están acostumbrados a vivir juntos, no estaría bien separarlos. −Dijo Harry sonriendo a todos.

−¿Draco, Astoria que decís? −Pregunto Sirius mirando a su sobrino y a su mujer.

−Me gusta. −Dijo Draco. −Lo que me preocupaba es que mis padres hicieran algo contra Tory por divorciarnos, pero aquí podremos cuidar de todos.

−¿Tory que dices?

La chica se acerco a Harry y lo abrazo. −Me gusta mucho.



« Capítulo 13 Comenta este capítulo | Ir arriba Capítulo 15 »


Potterfics - Harrylatino
Potterfics es parte de la Red HarryLatino

contacto@potterfics.com

Todos los derechos reservados. Los personajes, nombres de HARRY POTTER, así como otras marcas de identificación relacionadas, son marcas registradas de Warner Bros. TM & © 2003. Derechos de publicación de Harry Potter © J.K.R.