Regístrate | Recupera tu contraseña
     
     
Menú




 
¿Quién ha añadido esta historia a sus Favoritos?
Enemigos » Capítulo 09
Historia terminada Enemigos (ATP)
Por adillita27
Escrita el Lunes 6 de Octubre de 2014, 09:01
Actualizada el Viernes 5 de Mayo de 2017, 08:34
[ Más información ]

Capítulo 09

−Pasajeros al tren.

−Tenéis que subir. −Lucius los miro. −Nos vemos en navidades.

−Nos vemos. −Despidiéndose subieron al tren, donde se sentaron en un compartimento, que no tardo mucho en llenarse con Pansy, Theo y Blaise.

−Ahora que el viejo no está aquí, Herms podrás estudiar bien. -Le dijo Pansy.

−Sí, y estaré con vosotros, no quiero estar con los gryffindor son unos traidores asquerosos.

−Y no lo estarás.

Unas horas después llegaban a Hogwarts, en el gran comedor Draco vio que la mesa de gryffindor estaba casi vacía, de hufflepuff mas o menos igual, solo ravenclaw y slytherin tenían casi a todos sus alumnos.

El profesor Snape como nuevo director pidió silencio.

−Antes de poneros a cenar, habrá una selección de una alumna que desapareció hace tiempo y ahora está de regreso de nuevo.

Al escuchar eso, todos lo miraron.

−Hermione Granger, pasa por favor.

La chica entro y todos la miraron, ignorándolos se acerco y se sentó en el taburete.

Snape le puso el sombrero seleccionador, él la envió a slytherin.

Draco y los demás se levantaron y aplaudieron, y los pocos gryffindor se miraron sin entender porque el sombrero enviaba a Hermione, una hija de muggles a slytherin.

Herms feliz se acerco a la mesa de su marido y de sus nuevos amigos.

−Ahora cenar. −Y todos se pusieron a cenar.

Al día siguiente, después de clases, estaba recogiendo sus cosas, cuando escucho unos pasos, al levantar la vista, vio que eran algunos leones.

−Hermione. −Ginny se quiso acercar, pero la chica estiro el brazo para que se parara.

−No te me acerques, pobretona. −Herms los miro con odio. −Ya no soy la que conocisteis, vuestra traición ha hecho de mi lo que veis.

La puerta se abrió y Draco y los slytherin entraron.

−¿Qué pasa aquí?

Herms se acerco a su marido y a sus amigos.

−Nada. −Y le agarro del brazo, al ver eso todos se sorprendieron. −Sorpresa, Draco es mi marido, y ahora estoy con ellos, así que ni lo intentéis porque a él no le traicionare por nada, el ha demostrado que me ama.

−Ya lo habéis escuchado. −Draco los miro. −Este año nosotros seremos quienes riamos. −Agarro a Herms de la cintura y se fueron.

Unas semanas más tarde, Hermione estaba en la biblioteca estudiando, tenía mucho que estudiar, y ahora que no tenía que hacerse la heroína lo podía hacer sin problemas.

Los primeros días, no solo los leones habían querido acercársele si no también la profesora McGonagall, pero ella no los había querido escuchar, se sentía traicionada por todos, no iba a traicionar a Draco y a los demás que no solo le habían aceptado a pesar de ser hija de muggles, sino que también la habían cuidado y la querían.

−Granger para ti. −Un alumno se acerco y le dio un papel.

−¿Quién te lo ha dado?

−No lo sé, solo me ha dicho que te la de. −Y se fue.

Hermione la miro y vio que no había firma.

Bosque prohibido 4 de la tarde.

La chica miro su reloj y vio que casi eran las cuatro, cogiendo sus cosas e intrigada, se fue al bosque, allí no tardaron mucho en aparecerse dos personas a las que hacía tiempo que no veía.

−¡No! −Grito Hermione y se quiso alejar pero uno de ellos le agarro de la mano para que no se fuera.

−¿Herms que te ha pasado? −Pregunto uno de ellos.

La chica lo miro. −Es lo que tu ahijado y los traidores de sus amigos han hecho de mi. −Y los miro con odio. −Todo es culpa de él cara cortada y los pobretones.

Sirius la miro. −Estas llena de odio.

−¿Y cómo quieres que este? −Hermione lo miro. −Siempre estuve para ellos, puse en peligro mi vida siempre por ellos, cuando esta guerra no me había hecho nada, pero por mis amigos me puse en peligro sin importarme nada, pero cuando yo los necesite me abandonaron sin mirar atrás.

−Tenemos que hablar.

−No tengo nada que hablar con vosotros, no traicionare a Draco, y si no os vais ya, llamare a los dementores. −Y los miro. −Marcharos no os escuchare. −Y se iba a ir pero Sirius se le acerco y la abrazo.

La chica intento pelear, pero al final se puso a llorar y lo abrazo fuerte, ella solo había querido que alguien la cuidara, y Draco lo había hecho.

−Suéltala. −Grito alguien.

Hermione se giro y vio a su marido que apuntaba a Sirius con la varita.

La chica se soltó, se acerco a su marido y le cogió de la mano donde tenía la varita. −No lo hagas, el no ha hecho nada malo.

Draco bajo la varita y le paso el brazo por la cintura. −Sirius no pintas nada aquí, así que mejor te vas y no vuelvas.

−¿Desde cuándo estáis juntos? -Les pregunto Sirius que no entendía nada.

−Desde que el traidor de tu ahijado, prefirió a la puta de turno a estar con su amiga. −Draco lo miro con odio. −Hermione es mi mujer y la madre de mi hijo, yo sí que cuidare de ella, no dejare que nadie le haga daño.

−¿Y la cuidas llevándola a un hombre que cuando se haga con el poder, la matara? -Les dijo. −Puede que os hayan prometido muchas cosas, pero él nunca aceptara a una hija de muggles entre sus filas.

Draco lo miro. −Tú no sabes nada, el no le hará daño, mientras estemos con él, protegerá a Hermione.

Remus lo miro. −Abre los ojos, está matando a todos los hijos de muggles y mestizos, y no le hace daño a Hermione porque tú y tus padres obedecéis sus ordenes, ¿pero que pasara cuando no podáis cumplir una misión?

Sirius los miro. −¿Podréis matar a un niño, a un bebe, solo porque es no es sangre pura?, me habéis dicho que tenéis un hijo, el es mestizo, el también está en peligro.

−No. −Hermione les grito y les apunto con la varita. -No habléis de mi bebe, nunca traicionare ni a Draco ni a mis amigos.

El hombre se acerco y se puso enfrente de la chica, donde la varita lo tocara, y la miro. −No te estoy pidiendo que traiciones a Draco ni a tus amigos, también se que estas dolida por la traición de tus amigos.

−Ellos no son mis amigos, no lo vuelvas a decir. −Grito Hermione.

−Solo queremos que esperéis, no hagáis daño a nadie, y cuando esto termine, os sacaremos y no iréis a Azkaban.

Draco lo miro. −No confió en leones, ya he visto lo traicioneros que son.

Entonces Sirius le dijo: −No traiciones en leones, confía en mí, soy tu tío, yo cuidare de vosotros y de vuestro hijo.

Hermione lo miro. −Se llama Scorpius Lucius Malfoy Granger.

−Es un hermoso nombre. −Sirius miro a Herms. −No hagáis nada, solo esperar, cuando todo esto termine, no iréis a Azkaban.

−Ha atentado contra el viejo Dumbledore, cuando todo esto termine iré a prisión. -Le dijo Draco.

−Sabemos que tu no lo mataste. -Le dijo el hombre. −Soy el nuevo líder de los aurores aunque esto ahora mismo no signifique mucho, pero cuando todo esto termine sí que lo hará así que entonces os ayudare, hasta que todo esto termine, yo os protegeré, el ministerio me debe muchos favores.

La chica los miro. −Si prometéis que ni Draco, ni Theo, ni Blaise ni Pansy, terminaran en Azkaban, nosotros no haremos nada, pero no esperes que si me encuentro a Potter ni a la comadreja Weasley piense los mismo.

−Si los vemos los mataremos, aunque nos pasemos toda la vida en Azkaban. -Les dijo Draco. −Ellos abandonaron a Hermione cuando más la necesitaban, en el momento en que supieron de su embarazo, por su culpa ella tuvo que abandonar la escuela, no esperéis milagros.

−No espero milagros. -Les dijo Sirius. −Lo entendemos, solo quiero que cuidéis de los otros chicos, ellos no son como el profesor Dumbledore que os traiciono solo son chicos que tienen miedo, al estar rodeado de hombres malvados.

−Tenemos que irnos. −Theo los miro. −Si nos ven sospecharan.

Draco le cogió la mano a su mujer y la miro. −Vamos.

−Sí. −La chica miro a Sirius y a Remus. −No volváis, porque la próxima vez no vendré.

Y los cinco chicos se fueron.

Remus miro a Sirius. −¿Crees que nos han hecho caso?

El hombre lo miro. −No lo sé, pero espero que Herms recuerde algo del buen corazón que tenia.

−Sus amigos, su familia, todos la traicionaron, solo tu sobrino estuvo allí cuanto más necesitaba de alguien.

−Lo sé. −Sirius suspiro y lo miro. −Vámonos, no me gustaría que los dementores nos encontraran, no tengo una buena experiencia con ellos.

−Vamos. −Y así los dos aurores se aparecieron.

En el cuarto de Draco, la chica miro a su marido. −¿Qué hacemos?

−Tranquila. −El príncipe la abrazo.

−Pero ellos tienen razón. -Dijo Hermione separándose y mirándolos. −Vosotros estáis a salvo, sois sangres limpia, pero yo y mi bebe no lo somos, sé que cuando las cosas empiecen a ir mal, el señor tenebroso nos hará.

El príncipe la miro y miro a sus amigos. −Entenderé que no estéis con nosotros, y aunque odie a los leones, Sirius y el licántropo tienen razón, cuando las cosas no vayan como él quiere, Herms y mi bebe serán los primeros en sufrir las consecuencias.

Pansy lo miro. −Nosotros estaremos con vosotros, nos os traicionaremos, pero nunca ayudare a un león.

−Y nosotros no os pedimos que ayudéis a un león, solo que empecemos a mirar por nosotros mismos, somos inteligentes, estoy seguro que nadie nos pillara.

−Está bien. -Les dijo Theo. −A partir de ahora estamos solo nosotros, ni mortifagos, ni señores tenebrosos, eso también cuenta en los leones. −El castaño miro a Hermione. −Esto lo digo por ti, si veo que en algún momento te pones al lado de algún león, entonces nuestro trato se termina, y me pondré al lado del ganador, no voy a ponerme en peligro por alguien que traiciona a la primera.

−Me parece bien. −Hermione lo miro. −Pero nunca voy a ponerme al lado de esos desgraciados, así que no os preocupéis ahora estamos solos.

−Sí. −Draco los miro. −Dejarnos solos, tengo cosas de las que hablar con Herms.

Los slytherin asintieron y se fueron.

Cuando se quedaron a solas, Draco miro a su mujer. −¿Cómo que estabas con ellos?

−Estaba en la biblioteca cuando he recibido un mensaje, que no tenia firma no sabía que sería de ellos, si lo hubiera sabido nunca hubiera ido a verlos, me tienes que creer. −Y le agarro de la túnica. −Nunca te traicionaría, a ti menos de nadie, cuando has cuidado tanto de mi, y eres el padre de mi bebe.



« Capítulo 08 Comenta este capítulo | Ir arriba Capítulo 10 »


Potterfics - Harrylatino
Potterfics es parte de la Red HarryLatino

contacto@potterfics.com

Todos los derechos reservados. Los personajes, nombres de HARRY POTTER, así como otras marcas de identificación relacionadas, son marcas registradas de Warner Bros. TM & © 2003. Derechos de publicación de Harry Potter © J.K.R.