Regístrate | Recupera tu contraseña
     
     
Menú




 
¿Quién ha añadido esta historia a sus Favoritos?
Enemigos » Capítulo 20
Historia terminada Enemigos (ATP)
Por adillita27
Escrita el Lunes 6 de Octubre de 2014, 09:01
Actualizada el Viernes 5 de Mayo de 2017, 08:34
[ Más información ]

Capítulo 20

La puerta de uno de los compartimentos se abrió y salió Blaise.

−Ya sabía que el olor había cambiado, ahora apesta a pobretón.

−Sí. −Draco iba a entrar con sus amigos, pero Ron no se podía callar, y tenía que decir la última palabra.

−Tendrías que estar pudriéndote en Azkaban, con tu sangre sucia.

Draco lo miro. −Puede ser, pero lo que te pasa a ti es que estas ardido, de que yo este con una buena mujer y tu estas con una rastrera como Lavender Brown, que solo se ha acercado a ti, por la fama que conseguiste, igual te dejara cuando se entere de que tendréis que vivir con los cerdos.

−No sé porque tan feliz, lo has perdido todo.

Al escuchar eso, Draco se rio. −¿Qué he perdido? Antes de la guerra, ya tenía el amor de una buena mujer, un hijo hermoso, y unos padres que no se avergüenzan de mi por haber dejado a una amiga en la calle cuando estaba embarazada. ¿Dinero? Tengo más de lo que tu veras en toda tu mísera vida. ¿Amigos? Tengo buenos amigos que jamás me darían la espalda. ¿Algo más? Si has terminado de hacer el ridículo, fuera de mi vista. -Antes de que Ron pudiera decir nada mas, entraron en el compartimento y cerró la puerta.

−Va a ser un año muy largo. −Dijo Theo que estaba leyendo un libro.

−No solo un año, Draco ha decidido ser auror, y seguro que esos también. −Dijo Hermione.

−Me apunto, no sabía lo que hacer, pero con tal de molestar me apunto a lo que sea. −Dijo Blaise.

Pansy, que estaba sentada al lado de su novio, miro a su amiga. −¿Qué vas a hacer?

−Yo medimaga, no me interesa ser auror, ya he tenido suficiente violencia en mi vida.

−Me apunto.

Hermione le sonrió. −Ya seremos dos medimagas.

−Sí. −Pansy miro a Theo. −¿Qué harás tu?

−Auror también, no me interesan los negocios de mi familia, ya me he ocupado de vender todo lo que el ministro me había dejado conservar. −Dijo el chico sin dejar de leer su libro.

Hermione sonrió y se puso a mirar por la ventana.

−Este año será diferente, el profesor Snape es el nuevo director de la escuela, las cosas no serán como cuando estaba el viejo.

−Eso espero.

Unas horas después al llegaron al castillo y al entrar en el gran comedor, vieron que habían cinco mesas, en vez de cuatro, cuatro grandes y una pequeña.

Encima de cada mesa había el escudo de cada casa, así que no hubo problemas, cuando todos estuvieron sentados y terminada la selección de los alumnos de primero, el profesor Snape como nuevo director de la escuela los miro a todos.

−Gracias por venir este año, después de la gran batalla que hubo, los profesores hemos trabajo duro, para que el castillo volviera a estar como antaño, este año las cosas serán un poco diferentes, algunos compañeros míos no están de acuerdo, pero el ministro ha aceptado, aunque el año pasado hubo una gran guerra y muchos no pudieron venir a la escuela, otros sí que pudieron, y ellos no tienen la culpa de nada, así que durante este trimestre los alumnos de último año estudiaran para los EXTASIS, si aprueban los exámenes de diciembre en enero podrán dejar hogwarts y empezar su carrera universitaria.

Al escuchar eso muchos alumnos empezaron a protestar.

−Silencio. −La profesora McGonagall se puso de pie. −El director Snape tiene razón, los alumnos que vinieron a estudiar el año pasado no tienen la culpa de los que no pudieron venir.

−Profesora, el lo dice por los slytherin, todos son sangre limpia. −Dijo Harry poniéndose de pie.

−Yo no soy sangre limpia y también pude estudiar el año pasado, incluso pude sacarme los TIMO que el profesor Dumbledore me había negado. −Hermione se puso de pie y lo miro con odio. −No es nuestra culpa, que tú en vez de venir a estudiar como buen alumno, te fueras de excursión por los bosques.

Al escuchar eso, los slytherin se rieron.

−Sentaros todos. −Snape miro a Harry. −Señor Potter si no está de acuerdo, háblelo con su gran amigo el ministro, pero mientras cállese. −Dejando de mirarlo saco una lista. −Ahora se dirán los nombres de los alumnos que estarán en la clase especial, todos aquellos a los que se les nombre deberán sentarse en la mesa, sin decir nada, de slytherin Draco Malfoy, Blaise Zabini, Theodor Nott, Pansy Parkinson, Hermione Granger y Millicent Burstrode.

Los seis alumnos se levantaron y fueron a sentarse a la nueva mesa, luego pasaron los ravenclaw y los hufflepuff.

−Y de gryffindor, Neville Longbotton, Seamus Finnigan, Lavender Brown y Parvatil Patil.

Los cuatro alumnos se levantaron y se fueron a sentar con los demás.

−Estos alumnos, tendrán una torre aparte, como he dicho antes, si aprueban los exámenes de diciembre en enero podrán empezar en la universidad, si no en enero se unirán con los demás alumnos y terminaran sus estudios. −Y los miro a todos. −Que empiece la cena.

Y todos se pusieron a cenar, cuando llevaban un rato cenando, Pansy y Hermione se levantaron.

−¿Dónde vais? −Pregunto Draco mirándolas.

−Ahora venimos.

Las dos chicas se levantaron y fueron donde estaba Luna, y se sentaron a su lado.

−Luna Lovegood. −Hermione le sonrió. −No creas que nos hemos olvidado de ti.

La chica les sonrió. -No os he encontrado en el tren.

−Pues estábamos, ahora te dejamos cenar tranquila, ¿qué te parece si mañana después de clases vamos a pasear?

−Me parece bien.

−Pues entonces quedamos mañana.

−Sí. −Las chicas se despidieron de Luna hasta el día siguiente y volvieron a su mesa para seguir cenando.

−Solo tenemos que estar tres meses, y luego empezaremos la universidad.

−Sí, estudiamos todos juntos y nos ayudamos, será sencillo los EXTASIS.

−Muy sencillo. −Y tras decir eso siguieron cenando.

Cuando terminaron de cenar, la profesora McGonagall se acerco a la mesa. −Vengan conmigo.

Los alumnos se levantaron y la siguieron, caminaron entre pasillos y escaleras, hasta que llegaron delante de una puerta.

−Esta es vuestra torre, solo ustedes pueden entrar, la contraseña es premio especial. −Los miro y despidiéndose se fue.

Los alumnos al quedarse solos, se pusieron a revisar la torre.

−En todas las habitaciones hay tres camas. −Theo miro a Draco. −Este año la compartirás.

−No me importa compartirla con vosotros. −El príncipe se acerco a su mujer y le sonrió. −Ves a dormir, mañana nos vemos.

La chica le sonrió. −Sí. −Besándolo se fue con Pansy a su cuarto, donde se pusieron los pijamas y se metieron en las camas para descansar, estaban tan cansadas que no tardaron mucho en quedarse dormidos.

Al día siguiente, Hermione se despertó, se vistió y bajo a la sala común, donde vio a Draco leyendo un libro.

−¿Qué haces tan pronto despierto? -Pregunto la chica, acercándose y sentándose a su lado.

El príncipe al ver a su mujer le sonrió, y dejo el libro.

−Se que siempre te despiertas temprano, quería que fuéramos a dar un paseo antes de que todos se despierten.

−Pues vamos.

−Vamos. −Draco la beso y cogiendo sus cosas se fueron a pasear.

A la hora del desayuno, Draco y Hermione entraron en el gran comedor de la mano y riéndose.

−Veo que os habéis despertado de buen humor. −Dijo Blaise mirándolos.

−Mucho, nos hemos despertado un poco antes, y nos hemos ido a pasear, hace una hermosa mañana.

−Ahora a desayunar, que a primera hora tenemos defensa contra las artes oscuras con el profesor Snape.

−Sí. −Y se fueron a sentar a su mesa.

Aunque el profesor Snape era el nuevo director, no había querido dejar su clase, después de tantos años queriéndola ahora que la tenia no la soltaría tan fácilmente, además podía ocuparse de las dos cosas.

Unos días después Luna iba por los pasillos de la escuela, cuando Hermione le llamo.

−Hola.

−Hola, ¿estudiamos juntas?

−Sí.

−Pero si son la Lunática y la sangre sucia. −Dijo Ron que pasaba por allí, con Lavender.

Al escuchar eso, Herms se rio. -Pfff, me puedes llamar así tanto como quieres, no me importa nada, además prefiero ser una sangre sucia que un cerdo pobretón, que le va lamiendo los pies al cara-cortada de tu amigo.

−Chicas. −Dijo Blaise que se acercaba y les pasó los brazos por los hombros. −¿Algún problema con el pobretón?

−Para nada, que usa demasiado la lengua y poco el cerebro. −Hermione dejo de mirar a los gryffindor y miro a su amigo. −¿Querías algo?

−Sip, vamos a ponernos a estudiar en el jardín, que hace buen tiempo.

−Pues vamos, aquí ya hemos terminado.

Los tres se fueron al jardín y vieron a Theo, Draco y Pansy con los libros abiertos.

−Blaise si que has tardado. -Le regaño Pansy.

−Lo sé, pero es que nos hemos encontrado al cerdito.

Ante eso todos los miraron. −¿Algún problema?

−No, vamos a estudiar.

−Sí. −Y así olvidándose de los gryffindor se pusieron a estudiar.

Unas semanas más tarde, en el gran comedor, era hora de estudio y todos tenían sus libros abiertos para estudiar, sobre todo la clase especial, ahora que les habían dado la oportunidad para graduarse antes, no querían desaprovecharla

−¡Malfoy! -Grito Harry que venía con su escoba rota y Ginny detrás.

−Potter no me grites no estoy sordo. −Y lo miro. −Estoy estudiando, y tu tendrías que hacer lo mismo, ahora no tienes al profesor Dumbledore para que te apruebe todas las asignaturas. 

Al escuchar eso los slytherin se rieron.

−Has roto mi escoba.

−¿Yo? Creo que estar tanto tiempo metiéndole la lengua hasta la garganta a la mini-comadreja te está afectando.

−Esta mañana estaba bien, pero ahora está rota, ¿dónde has estado toda la tarde?, nadie te ha visto desde que hemos salido de pociones.

−No tengo ninguna necesidad de romper tu escoba, no estoy en el equipo de quidditch, así que ves a buscar al culpable a otro lugar, porque aquí no lo encontraras.



« Capítulo 19 Comenta este capítulo | Ir arriba Capítulo 21 »


Potterfics - Harrylatino
Potterfics es parte de la Red HarryLatino

contacto@potterfics.com

Todos los derechos reservados. Los personajes, nombres de HARRY POTTER, así como otras marcas de identificación relacionadas, son marcas registradas de Warner Bros. TM & © 2003. Derechos de publicación de Harry Potter © J.K.R.