Historia al azar: Gloria
Regístrate | Recupera tu contraseña
     
     
Menú




 
¿Quién ha añadido esta historia a sus Favoritos?
Enemigos » Capítulo 18
Historia terminada Enemigos (ATP)
Por adillita27
Escrita el Lunes 6 de Octubre de 2014, 09:01
Actualizada el Viernes 5 de Mayo de 2017, 08:34
[ Más información ]

Capítulo 18

Draco dejo el libro encima de la mesa y se puso a caminar, Sirius cogió su vaso de té y lo siguió.

−¿Qué te preocupa?

−Que no pueda cumplir las clausulas del testamento de mis abuelos. −Y lo miro. −No me importa si no consigo nada de dinero, tenemos mucho más que suficiente, aunque el ministro se haya quedado más de la mitad aun me queda más que suficiente para vivir bien, pero no quiero que a mi hijo le falte nada.

−Lo entiendo, es mejor que termines con esto cuanto antes, así te lo sacaras de encima.

−Sí, quiero que vayas conmigo y mi padre también, y no le digas a Hermione ni a mi madre nada, se lo diremos si me dejan algo.

−Si es lo que quieres, lo haremos así.

−¿Cuándo tengo la cita?

−Si quieres esta misma tarde, el ministerio ya se está tranquilizando, quedan pocos juicios contra los mortifagos, y el ministro Kingsley está empezando con unos nuevos proyectos.

−Pues esta tarde iremos. −Draco entro en la casa y se fue al despacho donde estaba su padre trabajando. −Papa.

Lucius levanto la vista de los documentos en los que estaba trabajando y vio a Sirius con su hijo. −¿Si?

−Tío Sirius me ha dicho que ya me puedo ir a escuchar los testamentos de mis abuelos, así que iremos esta tarde.

−Iremos. −Y miro a su hijo, lo conocía bien sabía que le preocupaba algo. −¿Qué pasa?

−Tiene miedo de que al estar casado con Hermione, no pueda ocuparse del dinero.

−Lo entiendo, esta tarde iremos y saldremos de dudas.

−Sí. −Y lo miro. −No le digas nada ni a mi madre ni a Herms, no quiero que se preocupen.

−No se lo diré. −Lucius miro a Sirius. −¿Te quedas a comer?

−Me quedo a comer, ahora te dejamos para que sigas trabajando, nos vemos luego.

−Sí. −Sirius y Draco se fueron y Lucius volvió a sus papeles.

Por la tarde, los hombres se despidieron de las mujeres y se fueron al ministerio, donde un abogado ya los estaba esperando.

−Empezaremos por el testamento del señor Abraxas Malfoy. −Dijo el abogado, saco unos papeles y los leyó en voz alta.

Yo, Abraxas Malfoy dejo todos mis bienes, dinero, acciones y propiedades a mi único nieto Draco Lucius Malfoy Black, la mitad se le dará en cuanto sea mayor de edad, pero para la otra parte, tendrá que cumplirse unas clausulas.

La primera es, tiene que tener un hijo varón que haya nacido dentro del matrimonio, no permitiré que mi bisnieto sea un bastardo.

Al escuchar eso Draco pudo respirar, Scorpius había nacido dentro del matrimonio, gracias a Lucius que había pensado en lo mismo.

La segunda clausura es que su mujer tenga un historial limpio, no permitiré que el apellido Malfoy termine por el fango.

Otra vez pudo respirar, aunque Hermione les había ayudado con eso de los mortifagos, el ministro no le había detenido y no había tenido ningún juicio.

Y por último, que la mujer que haya escogido Draco, tiene que haber ido a Hogwarts. −El abogado dejó de leer la carta y los miro. −Ya está todo. −Y les sonrió. −Como ven no dice nada  de que tenga que ser una sangre limpia, el señor Abraxas no lo dejo estipulado por que creyó que se casaría con una.

−¿Eso quiere decir que cumplo todas las clausuras?

−Las cumples. −El abogado asintió. −Te has casado con una chica que aunque es hija de muggles está en Hogwarts, y aunque estuvo en el lado equivocado de la guerra no fue ni detenida ni se le ha abierto una ficha y por último, el pequeño Scorpius ha nacido dentro del matrimonio así que puedes ocuparte de toda la herencia.

−¿Es mucha?

−Mucho, mas de 50 millones de galeones, empresas valoradas en más de 20 millones que el señor Lucius Malfoy ya se está ocupando de ellas y acciones valoradas en unos 10 millones y que durante todos estos años han dado beneficios. −Y le entrego dos llaves de gringotts. −La primera es del dinero que el señor Abraxas te dejo, y la segunda es de los beneficios.

Draco cogió las llaves sonriendo, lo que le había preocupado es que Hermione y su hijo no tuvieran para comer, pero con el dinero de su padre, y ahora el suyo no tendría que preocuparse.

Lucius miro a su hijo que estaba sentado a su lado. −Todo ha salido bien.

Draco dejo de mirar las llaves y le sonrió. −Sí. −Y miro al abogado. −Podemos continuar si quiere.

−Sí. −El abogado cogió el testamento de Cygnus Black y lo leyó. Yo Cygnus Black, dejo todo lo que tengo a mi único nieto reconocido Draco Lucius Malfoy Black.

−Ya empezamos. −Dijo Sirius suspirando. -Ni en sus últimos días mi tío cambio. −Draco lo miro nervioso, y el hombre le dijo: −Tranquilo. −Y miro al abogado. −Siga por favor.

El abogado asintió. Dejo la mitad de mis bienes al chico, pero para hacerse cargo de la otra mitad tendrá que cumplir unas clausuras, la primera clausura, es que Draco tiene que haber estado en slytherin en la escuela de Hogwarts.

Draco pudo respirar, era un slytherin así que no habría problemas con eso.

Segunda clausura, tendrá que casarse con una chica que se gradué estando en la casa slytherin, ni gryffindor, ni ravenclaw y mucho menos con un huffleppuf.

Draco al escuchar eso miro al abogado. −Hermione ha estado en gryffindor, pero ahora está en slytherin, aunque según el testamento dice que me tengo que casar con alguien que se gradué en slytherin y ella lo está.

El abogado lo miro. −La señora Hermione estuvo cuatro años en gryffindor, en quinto la echaron y en séptimo volvió pero en slytherin, y se graduara en esa casa, así que la clausura está bien. −Y volvió a mirar el testamento. Y por último es que tenga un hijo dentro del matrimonio. −El abogado los miro. −Esta clausula es la misma que la del señor Malfoy, pero es normal un hijo fuera del matrimonio está mal visto.

−¿Algo más? −Pregunto Draco.

−Nada más. −Y le sonrió. −No ha ido tan mal.

−Mucho, pero puedo respirar. −Y miro a Sirius. −Todo ha ido bien.

−Sí. -El hombre miro al abogado. −¿Cuánto dinero hay?

−Los Black son mucho más ricos que los Malfoy así que bastante más, más de 100 millones de galeones, propiedades valoradas en más de 50 millones y acciones valoradas en más de 30 millones. −Y de nuevo saco dos llaves. −Dinero y beneficios. −El abogado lo miro. −Tendrás que firmar unos documentos. −Y le paso una pluma y le fue señalando donde tenía que firmar.

Cuando todos los documentos estuvieron firmados, el abogado le entrego dos sobres. −Son las propiedades que tienes a tu nombre.

Draco las cogió y miro al abogado. −Gracias por todo.

−De nada. −Se levanto y se fue.

El chico miro a los adultos. −Esta noche hay que reunir a la familia, quiero que Andrómeda y Dora miren lo de las propiedades por si se quieren quedar alguna, quiero compartirlo con ellas, y les daré la mitad del dinero que les pertenece. −Se levanto y los adultos le siguieron. −Hermione me ha enseñado que el dinero no es lo importante si no la familia y ellas son de la familia.

−Lo son.

Los tres iban caminando por el ministerio, cuando se encontraron con los Weasley, Arthur, Percy, Ron y Harry.

−Buenas tardes. −Dijo Sirius mirándolos.

−Buenas tardes.

Draco miro a su tío. −Tenemos que irnos, hay que contactar con mi tía.

Sirius lo miro. −Tienes razón, hay cosas que hacer. −Y miro a los Weasley y a su ahijado. −Nos vemos mañana.

−Sí.

Los tres se fueron y al llegar a la mansión Malfoy vieron que las mujeres estaban sentadas en el jardín.

Hermione miro a su marido. −¿Todo bien?

−Perfecto, pero os lo explicaremos cuando lleguen mis tíos.

Herms lo miro. −Espero que no me mientas.

−Claro que no, todo ha ido muy bien. −Y le sonrió. −Pronto lo sabrás.

−Está bien.

Un rato después, los Tonks y Remus se presentaban, cuando todos se sentaron Draco los miro.

−Esta tarde he ido a escuchar los testamentos que me dejaron mis abuelos. −Y miro a Hermione. −Por suerte todo ha ido bien y las clausulas se han cumplido bien.

−¿Eran muy difíciles? −Pregunto Herms.

−Nada importante. −Por consideración a su tía que se había casado con Tedd un hijo de muggles no diría nada. −Solo cosas como que tenía que tener un hijo varón y que estar casado contigo para que el bebe no naciera fuera del matrimonio.

Hermione sin terminar de creérselo miro a Sirius.

El hombre la miro sonriendo. −Es verdad.

Draco miro a su tía. −Por eso os he hecho venir, quiero compartirlo con vosotras lo que me dejo el abuelo Cygnus.

−Pero…

Narcisa miro a su hermana mayor y la paro. −Draco tiene razón, tú eres mi hermana y Dora es mi sobrina y ya es hora de que las cosas sean justas, así que lo aceptareis y no diréis nada.

−A mi no me interesa ese dinero. −Dijo Dora mirando a su primo.

−Lo sé. -Le dijo Draco. −Pero ya no tienes que pensar en ti, si no en tu hijo, es verdad que Remus es joven y puede trabajar, pero siempre va bien tener más, para que no le falte para comer.

−Draco tiene razón. −Tedd miro a su hija. −Ese dinero es tuyo, y siempre va bien tener de más para que a Teddy no le falte comida ni ropa.

La mujer suspiro y lo miro. −Está bien, pero te digo que no me convences.

Draco se rio, y le paso un sobre. −Quiero que miréis las propiedades por si queréis algo.

Dora miro a su madre. −¿Quieres algo?

Narcisa miro a su hermana. −La casa del lago.

Al escuchar eso todos la miraron.

−¿Qué es la casa del lago? −Pregunto Dora mirando a su madre.

−Una casa a la que íbamos siempre de pequeñas, me gustaba mucho ese lugar, es una gran casa con un lago al lado, en verano tiene los mejores atardeceres.

−Pues para ti. −Draco sonrió a su tía. −Seguro que nadie la aprovecha mejor que tu. −Y miro a Dora. −Tienes que escoger si quieres algo, y si no creo que es mejor que vendamos lo que no queramos no voy a cargar con cosas que no me interesan.

−Draco tiene razón. −Sirius miro a sus primas. −Es hora de deshacernos de cosas que nadie quiere, empresas y propiedades que no hacen más que estorbar, se venderán y se repartirá el dinero a medias.

−Aun estas de vacaciones así que mirar todo bien y lo que no queráis se venden. −Lucius miro a su hijo. −Nosotros miraremos lo de los Malfoy y haremos lo mismo, no necesitamos cosas antiguas que ya nadie utiliza.

Draco estuvo de acuerdo con su padre, así que asintió.



« Capítulo 17 Comenta este capítulo | Ir arriba Capítulo 19 »


Potterfics - Harrylatino
Potterfics es parte de la Red HarryLatino

contacto@potterfics.com

Todos los derechos reservados. Los personajes, nombres de HARRY POTTER, así como otras marcas de identificación relacionadas, son marcas registradas de Warner Bros. TM & © 2003. Derechos de publicación de Harry Potter © J.K.R.