Historia al azar: solo tu
Regístrate | Recupera tu contraseña
     
     
Menú




 
¿Quién ha añadido esta historia a sus Favoritos?
Amor despechado » Capítulo 03
Historia terminada Amor despechado (ATP)
Por adillita27
Escrita el Lunes 8 de Septiembre de 2014, 08:04
Actualizada el Viernes 31 de Marzo de 2017, 08:05
[ Más información ]

Capítulo 03

La música empezó a sonar y Hermione apareció del brazo de su padre.

−Cierra la boca, si no te entraran moscas. −Dijo Blaise susurrando, al ver que Draco se había quedado con la boca abierta.

−Esta hermosa, tienes buen gusto. −Dijo Theo.

−Búscate otra, ella es mía. −Dijo Draco.

−Ha salido posesivo y celoso. −Dijo Blaise, sonriendo.

−¿Y quién no? Con semejante mujer.

−Draco cuida de mi hija, es mi mayor tesoro. −Dijo el señor Granger cuando llegaron donde se encontraban, aunque al hombre no le hacía mucha gracia que su hija se casara a esa edad y menos con alguien que la había tratado tan mal, había aceptado la voluntad de Hermione.

−Lo haré. −El chico cogió de la mano a Hermione y miraron al sacerdote.

Cuando los nombraron marido y mujer, se besaron y todos aplaudieron.

Harry fue el primer en acercarse.

−Cuida de Herms, es como una hermana para mí.

−Lo hare.

−Estas preciosa. −El chico la abrazo, y le dio un beso en la mejilla.

−Deja a la novia todos queremos felicitarla. −Dijo Blaise.

−Es hora de la fiesta, vamos. −Dijo Ginny y cogiendo la mano de la novia se la llevo a la zona que habían preparado para el banquete.

Después de comer, estuvieron bailando, comiendo, era una gran fiesta.

−Hermione felicidades. −Dijo la Sra. Weasley.

−Gracias.

−Y no te preocupes por el idiota de mi hijo, se merece lo que has hecho por haberte engañado. −Dijo Molly.

−Mama tiene razón. −Dijo George que venía con Angelina.

−¿Qué tal estas?

El chico la miro y suspiro. −Nunca olvidare a mi hermano, pero sé que a él no le gustaría verme llorando por las esquinas.

−Sí, estas siendo muy valiente.

−Gracias y sé que Fred está de acuerdo con la decisión que has tomado. −Dijo George que se fue con su novia.

−Si yo hubiera perdido a un hermano no se que hubiera hecho. −Hermione miro a Draco. −George está siendo muy valiente, Ginny me ha dicho que en los primeros días, no salía de su cuarto, y no comía.

−Es normal, perder a su hermano gemelo, debe de haber sido muy traumático. −Y la miro. −No solo era su hermano, si no que era su hermano gemelo su otra mitad.

La leona mirándolo asintió.

Theo y Blaise se acercaron y después de mirarse sonrieron.

−Tenemos un regalo para vosotros.

−No hacía falta.

−Claro que si no todos los días se casa nuestro mejor amigo. −Y le entrego un sobre.

Draco lo abrió y vio que era el nombre de un hotel y un número.

−Es un hotel muggle, para que celebréis vuestra noche de bodas, se que el lunes ya tenéis que volver a la escuela, pero queremos que por lo menos esta noche sea diferente.

−Gracias.

Antes de que se fueran de luna de miel, el ministro se les acerco.

−Draco.

−Señor ministro.

El hombre le sonrió. −Me alegro de que hayas encontrado una mujer para casarte, aunque no me creas, no quería que terminaras en Azkaban.

−Lo sé. −Miro a su mujer y luego al ministro. −Se ha casado conmigo por mi biblioteca.

El ministro se rio. −Es una buena razón, Hermione nunca pierde la oportunidad de aprender cosas nuevas. −Y miro al joven Malfoy. −Por lo menos no se ha casado contigo por dinero.

−No, ya me dejo bien claro que no le interesaba.

El ministro los miro. −Ahora os dejo para que disfrutéis de vuestra luna de miel, nos vemos.

−Nos vemos. −Draco miro a su mujer. −Vamos.

−Vamos.

Los rayos del sol alumbraban a dos personas que estaban dormidos, abrazados.

−Buenos días. −Dijo Draco sin abrir los ojos.

−Quiero seguir durmiendo. −Se quejo Hermione que se abrazo más a él.

−Ya ha salido el sol.

−Me da igual.

El chico sonrió, y la beso.

−Ahora no. −Dijo la leona.

−¿Estás segura? −El slytherin le beso en el cuello y le acaricio la pierna.

−No se vale sabes que me gusta que me beses. -Aunque al principio eso de acostarse con Draco no le hacía mucha gracia, al final se había terminado de convencer cuando él la beso, sus besos no tenían nada que ver ni con los de Víctor y mucho menos con los de Ron, ahora entendida porque media escuela suspiraba por él, Draco era todo un conquistador.

El chico se rio, la noche anterior cuando llegaron, se dieron un baño rápido, y mientras Hermione miraba por la ventana, el slytherin se le acerco la abrazo y le beso en el cuello.

Al principio la leona se quedo muy quieta, hasta que pronto los besos del rubio hicieron su efecto y girándose lo beso en los labios.

Entre besos, la leona le dijo que nunca le habían besado así, y que le gustaban mucho.

−A mí también me gusta besarte. −Confesó el chico, que le aparto el cabello de la cara y la beso.

Los besos se estaban volviendo más ardientes, cuando se escucho un rugido, al escuchar eso los dos se miraron.

−Creo que tienes hambre. −Dijo Draco.

−Creo que era el tuyo.

El chico se olvido de su estomago y la volvió a besar, pero de nuevo hubo otro rugido.

−Sera mejor que primero llenemos nuestros estómagos y luego seguimos. −Dijo Draco.

−Sí. −Hermione cogió el teléfono la carpeta y la abrió. −¿Qué te apetece?

−Me da igual.

La chica marco y cuando le pusieron con el servicio de habitaciones, empezó a pedir, zumo de naranja, fruta cortada, té y tortitas, seguro que a su marido le gustarían.

La leona se lo quedo mirando y pensó que ahora era la mujer de Draco Lucius Malfoy, la señora Hermione Jane Malfoy ahora que lo escuchaba no sonaba para nada mal, es verdad que se había casado por la gran biblioteca de la mansión Malfoy, pero mirándolo bien, el chico no solo era guapo si no que era muy sexy y no era como el idiota de Ronald, Draco sabía comportarse, tenía muy buenos modales.

Después de pedir el desayuno, colgó, volvió a poner el teléfono y la carpeta encima de la mesita de noche.

−No tardaran mucho en llegar.

−Bien.

Hermione se acostó al lado de Draco y lo abrazo. −Nunca creí que terminaríamos casados.

−Lo sé, yo tampoco, estuve casi dos meses persiguiéndote para que te casaras conmigo.

La leona se sentó y lo miro.

−Tienes que entenderlo, desde que nos conocimos, me has tratado muy mal.

−Lo sé, y me quiero disculpar por eso. −Sentándose la beso. −Me he comportado como un autentico idiota, y aunque sea por la biblioteca de mi casa, me alegro de que hayas aceptado casarte conmigo, no quería terminar en Azkaban, me daba mucho miedo.

Hermione le sonrió. −Es que tu biblioteca me da buenos motivos para casarme contigo. −Y de pronto dejo de sonreír y lo miro seria. −Pero si veo que me tratas mal, me divorciare inmediatamente de ti, y no me importara que vayas a Azkaban.

Draco la miro. −Nada de malos tratos, ni insultos, solo quiero que todo vaya bien, se que somos muy diferentes pero no me gustaría terminar divorciándome.

−Eso no pasara si somos totalmente sinceros con nosotros mismos.

El slytherin se acostó de nuevo en la cama, y se llevo con él a la leona.

−Sí. -Hermione levanto su brazo y miro los anillos que el día anterior, Draco le había colocado en su dedo.

−¿Te gustan?

−Mucho, son hermosos.

−Mientras las chicas te ayudaban a prepararte, fui al callejón diagon y los compre.

−No me gustaría perderlos, se notan que son caros.

−El dinero nunca ha sido un problema para mí, mi familia tiene mucho.

−Lo sé. −Hermione lo abrazo y lo miro. −¿Te puedo preguntar algo? Pero no te enfades.

Draco la abrazo y le dio un beso. −No me enfadare, dime.

−¿Qué ha pasado con el dinero de tu tía?

−¿El dinero de los Lestrange? El ministro se lo ha quedado, para ayudar a las familias de las víctimas.

−Otra pregunta.

−Claro, responderé a todas.

−¿Qué trato has hecho con el ministro?

−Que me casaría con una mestiza, tendríamos un hijo, que sea auror y ayude a capturar a mortifagos, por 10 de ellos que capturemos, se reducirá la condena de mi padre.

−¿O sea que ya no iras a Azkaban? −Pregunto mirándolo.

−Solo iré, si nos divorciamos antes de que se cumplan los 5 años, es lo que dura mi sentencia, lo de mi padre es diferente, para él son 10 años, ya se le ha reducido un año porque estamos casados, cuando tengamos a nuestro bebe, será otro, al ser auror otro, y ya hemos capturado 10 mortifagos así que de momento son 8 años, pero quiero ayudarlo en todo lo que pueda.

−Te ayudare. −Dijo la chica apartándole el pelo de la cara y besándolo. −Gracias por ser sincero conmigo.

Draco le cogió de la mano y se la beso. −No gracias a ti, sé que me he portado muy mal, y aunque sea por el engaño de Ronald, gracias por haberte casado conmigo, creí que terminaría en Azkaban, mañana era la fecha límite que me había dado el ministro.



« Capítulo 02 Comenta este capítulo | Ir arriba Capítulo 04 »


Potterfics - Harrylatino
Potterfics es parte de la Red HarryLatino

contacto@potterfics.com

Todos los derechos reservados. Los personajes, nombres de HARRY POTTER, así como otras marcas de identificación relacionadas, son marcas registradas de Warner Bros. TM & © 2003. Derechos de publicación de Harry Potter © J.K.R.