Historia al azar: ¿Donde estabas...?
Regístrate | Recupera tu contraseña
     
     
Menú




 
¿Quién ha añadido esta historia a sus Favoritos?
Una vida sin magia » Capítulo 38
Historia terminada Una vida sin magia (ATP)
Por adillita27
Escrita el Lunes 21 de Julio de 2014, 08:16
Actualizada el Viernes 21 de Abril de 2017, 08:29
[ Más información ]

Capítulo 38

Hermione bajo y se sentó al lado de su marido.

Draco le sonrió y le puso una taza de té.

−¿De qué habláis?

−De los paparazis.

−Que pesados que son, lo bueno de estar aquí es que no nos siguen, en casa no nos dejan de molestar todo el tiempo.

−Sí. −Draco la miro. −¿Qué harás hoy?

−Hay que ir al mercado a comprar las cosas para la cena de mañana de fin de año. −Y miro a sus hijos mayores. −¿Iréis de fiesta?

−Un rato, Marc monta una en su casa, pero no estaremos mucho tiempo.

−No os preocupéis por Draco. −El hombre miro a sus hijos. −Nosotros nos ocuparemos de él, no vamos a salir, cenaremos tranquilamente y luego nos quedaremos hablando hasta que tengamos sueño, así que iros a divertir pero no os paséis con las bebidas.

−No, poquito, sabes que no nos gusta beber.

−Bien. −Draco miro a su mujer. −Mientras desayunamos haremos la lista de los invitados, no quiero que luego falte comida.

−No. −Y miro a su hija. −Boli y un bloc.

−Ahora mismo. −Se levanto, y no tardo mucho en traerlo. −Ves diciéndome. −Dijo sentándose.

−Nosotros.

Casiopea cogió una galleta y se la llevo a la boca, mientras apuntaba iba masticando. −Papa, mama, Scorps, Ari, Draco, Orión y yo. −Y miro a su madre. −¿Quién más?

−Tus tíos y tus primos.

Y volvió a apuntar. −Tío Sirius, tía Susan, Lyra, Leo, tío Remus, tía Dora, Andrómeda, Tedd, tío Blaise, tía Pansy, Eric, Violeta, tío Theo, tía Luna, Lysander y Lorcan, tío Taylor, tío Jack, y los mellis. −Y miro a su madre. −¿Quién más?

−Los Snape.

Casi asintió. −El profesor Snape, Juliana, Alex y Aura.

Herms miro a su marido. −¿Alguien más?

−Nadie más. −Draco miro a Sirius.−Vamos a tener que poner dos mesas grandes, somos muchos.

−Es porque tienes una familia grande. −Sirius le sonrió.

Draco le sonrió con afecto. −Antes las navidades solo éramos tres, ahora que hay gente que quiero a mi alrededor quiero pasarla con ellos.

−Nosotros también la queremos pasar con vosotros. −Dijo Pansy sonriéndole.

−Lo sé. −Draco dejo de mirar a Pansy y miro a sus invitados. −Tenemos que decidir que hacemos para la cena de fin de año y la comida de año nuevo.

−Podemos ir diciendo todos un plato y así iremos más rápido.

−Empiezo yo. −Dijo Casi.

Todos miraron a la pequeña Malfoy.

−¿Qué quieres para fin de año?

−Quiero la tarta de melocotón que mama hace tan buena, quiero que Alex y su familia la prueben.

−Tarta de melocotón. −Hermione le sonrió. −Apuntalo.

−Sí. −Y miro a su madre. −¿Qué quieres tu?

−Yo quiero canelones de pescado.

−Sí, me gusta mucho. −Casiopea lo apunto, y miro a su padre. −¿Qué quieres tú?

−Yo un rollo de esos de jamón y queso.

−Apuntado. −Poco a poco todos fueron diciendo el plato que querían, cuando terminaron Casi miro a su madre. −Son muchos platos.

−Déjame la lista. −Y la chica se lo dio.

Hermione la cogió y fue mirando los platos. −Hay algunos de pescado y marisco, creo que eso es mejor para la noche, no tiene porque ser una cena típica de fin de año, lo importante es que estemos juntos.

Draco asintió. −Sí. −En ese momento sonó su teléfono móvil. −Me llaman en el peor momento. −Lo cogió y vio que era de Tokio. −Aki estoy ocupado, espero que sea importante, preparando el menú de fin de año y año nuevo. −Y se rio. −Está bien. −Miro a su mujer. −Esto tardare bastante.

−No te preocupes. −Lo beso y siguió prestando atención a la lista.

El hombre miro a todos. −Tengo que ocuparme de esto, nos vemos luego. −Levantándose se fue.

Hermione los miro. −Para terminar la lista no necesitamos a Draco. −Y miro a Sirius. −Te ocupas de comprar el vino y todo eso, ni idea de alcohol, es Draco quien se ocupa de todo siempre.

Sirius la miro sonriendo. -Lo hare.

−Gracias, pues lo dicho, mañana por la noche marisco y pescado, y para año nuevo pollo, cerdo y ternera. −La castaña mientras desayunaba iba mirando las cosas que tendrían que comprar, eran muchas pero por suerte iban ese día en vez de al día siguiente que sería imposible.

−¿Mama quieres que te acompañemos? -Pregunto Scorpius a su madre.

La castaña le sonrió. −No hace falta, iremos nosotras, y compraremos todo, cuando volvamos sí que necesitaremos ayuda para guardar todo.

−Sin problemas, no nos vamos a mover de aquí. −Y miro a su hermana. −Tienes que hacer los deberes de navidades.

Casi asintió. −Los hare ahora.

−Está bien.

−Nosotras vamos contigo. −Dijo Dora.

−Bien.

Al terminar de desayunar, Hermione, Dora, Pansy, Luna y Ariadna se subieron en el coche y se fueron, Susan se quedo por si Draco la necesitaba.

−Lo has hecho bien. −Pansy miro a su amiga.

Hermione que iba conduciendo miro a su amiga sin entender. −¿Cómo?

−Diciendo que los Potter no estaban invitados.

La castaña suspiro. −Sé que es el ahijado de Sirius, pero cuando estamos en el país, no salen del valle Malfoy, son unos pesados.

−Sirius os quiere tener cerca, casi no nos vemos. −Dijo Dora mirando a la mujer de su primo.

−Lo sé, no me importa teneros allí a todas horas, sabéis cuanto os queremos, aun Harry lo entiendo, aunque ya no nos tratemos, pero tienen casa propia así que podrían estar allí sin estar en nuestra casa todo el tiempo.

−Bueno olvidémonos de eso, porque vamos al súper a comprar muchas cosas.

−Sí, espero encontrar todo el marisco que necesitamos.

−Seguro que sí. −Dora la miro. −Susan me ha enseñado una pastelería que hace pasteles salados, podemos ir ahora a encargar algunas cosas, y mañana solo sería recogerlos.

Hermione sonrió. −Sí, somos muchos, no quiero que nos falte comida. -Y así mientras iban al supermercado, iban hablando de que mas comprar

Mientras en el valle Malfoy, los niños hacían los deberes bajo la supervisión de los mayores, cuando Draco salió del despacho.

−¿Todo bien? −Pregunto Taylor.

−Perfecto. −Y le paso una carpeta que llevaba con él. −Haber que te parece. −Y miro a Sirius. −¿Hace mucho se han ido?

−Una hora casi, has estado mucho tiempo al teléfono.

−Sí, teníamos que hablar de algunas cosas. −Y miro a su hija. −¿Haciendo los deberes?

−Sí, son unos cuantos.

Draco asintió sonriendo y miro a Sirius. −¿Vamos a por el alcohol? No quiero ir mañana, las tiendas estarán a reventar

−Vamos. −Sirius se levanto y miro a Leo. −¿Quieres venir? Aparte de comprar vino compraremos otras cosas, no estaremos mucho tiempo fuera, cuando volvamos puedes seguir con los deberes.

El niño dejo de hacer los deberes y asintió. −Sí.

−Pues ves a buscar tu abrigo.

Leo feliz se fue a por su abrigo.

Draco miro a su hijo mayor. −Te quedas aquí, tu madre y la demás vendrán cargadas.

−Nos ocupamos de todo.

−Ok. −Draco miro a su padrino. −Vosotros sois los invitados de honor, así que no tenéis que hacer nada, solo comer y divertiros.

−Gracias.

−De nada. −Y le sonrió.

−Ya estoy aquí. −Dijo Leo, con su abrigo puesto.

−Pues vamos. −Draco, Leo, Remus y Sirius cogieron el otro coche y se fueron.

−Esperemos que encuentren todo. −Dijo Susan que se sentó al lado de Taylor y se puso con él a ver la carpeta que Draco le había dado.

−Lo encontraran, aunque tengan que ir a varios supermercados, la gente ira esta tarde o mañana, hoy es viernes de trabajar.

−Tienes razón.

Scorpius sonrió a su tía y siguió controlando que su hermana y sus primas hicieran bien los deberes.

Unas horas después, Hermione y las mujeres volvían, la castaña entro en la casa y los miro a todos. −Ayudarnos traemos más de 10 bolsas de comida.

−Ya la habéis escuchado. −Draco miro a todos y levantándose se fueron al jardín, donde cogió una bolsa y la metió en la cocina, cuando todo estuvo guardado, el hombre pidió a su mujer la lista de la compra.

Hermione sonriéndole se la dio.

−¿Habéis tenido que ir a muchos sitios a encontrar todo lo que necesitabais? −Pregunto el hombre mirando la lista de la compra.

−Por suerte no, viernes por la mañana, mucha gente trabajaba y los supermercados estaban casi vacios, así que hemos podido comprar todo, aunque los productos frescos, como el marisco y el cordero nos ha costado un ojo de la cara, menos mal que con mi express negra no tengo problemas.

−La gente compra y luego lo mete en los congeladores para que no les cuesten tanto.

−Lo sé, pero hasta esta mañana no hemos sabido exactamente lo que íbamos a comprar. −Hermione miro a su marido. −Menos mal que tengo todas las tarjetas que me has dado.

Draco le sonrió. −Para eso están.

Sirius la miro. −¿Al final que haremos para la cena?

−Al principio entremeses y canapés, unas tartaletas de marisco, un pastel de salmón que hemos encargado en una pastelería y un coctel de gambas, de primer plato unos canelones de pescado, y de segundo pescado blanco acompañado de salsa con marisco.



« Capítulo 37 Comenta este capítulo | Ir arriba Capítulo 39 »


Potterfics - Harrylatino
Potterfics es parte de la Red HarryLatino

contacto@potterfics.com

Todos los derechos reservados. Los personajes, nombres de HARRY POTTER, así como otras marcas de identificación relacionadas, son marcas registradas de Warner Bros. TM & © 2003. Derechos de publicación de Harry Potter © J.K.R.