Historia al azar: Novio por un dia
Regístrate | Recupera tu contraseña
     
     
Menú




 
¿Quién ha añadido esta historia a sus Favoritos?
Una vida sin magia » Capítulo 31
Historia terminada Una vida sin magia (ATP)
Por adillita27
Escrita el Lunes 21 de Julio de 2014, 08:16
Actualizada el Viernes 21 de Abril de 2017, 08:29
[ Más información ]

Capítulo 31

Sirius se rio. −Ya me ocupare de ello, si te lo dejo a ti, nos haremos viejos.

−Oye que soy un hombre muy ocupado. −Y miro a su tío. −Quiero que mires las propiedades Black. −Y miro a Dora. -Creo que es vender las cosas que no nos interesan.

−Tienes razón, hay muchas cosas que no las quiero, están allí pudriéndose de asco.

−Entonces que tío Sirius se ocupe de venderlo. −Y miro a su tío. −Mira lo que sirve para algo, sino véndelo y lo repartes a la mitad.

−Lo hare.

−Gracias. −Y cogiendo a Hermione de la mano, la saco a la pista de baile.

Dora miro a su marido. −Tú le puedes ayudar.

−Le ayudare. −Y miro a su amigo. −Seguro que hay cosas que lleven siglos llenándose de polvo.

−Y que lo jures, los Black no eran conocidos por tirar cosas.

−Vamos a tener mucho trabajo.

−Mucho. −Y suspirando se pusieron a hablar de otras cosas más interesantes.

Unas horas después, Draco ya se había cansado de estar allí, así que se acerco a Sirius que estaba hablando con algunos invitados.

−Tío Sirius nosotros ya nos vamos, ya he estado aquí casi 4 horas, hemos estado más del que te habíamos dicho, así que con tu permiso nos retirarnos.

Sirius le sonrió. −Nosotros tampoco tardaremos mucho irnos, nos vemos en casa.

−Sí. −Draco se iba a ir, pero miro a Ron que estaba comiendo. −Weasley-pis deberías de dejar de comer, si no tu mujer terminara por tener que llevarte rodando a todos lados como si de una rueda se tratara. −Miro a Sirius y le sonrió con una sonrisa inocente y se fueron.

Cuando Draco y Hermione se fueron, el hombre miro a Ronald que estaba rojo como su cabello. −Ni se te ocurra decir nada, has empezado tu primero, poniéndolo en esa situación, el solo ha venido porque yo se lo he pedido, así que mejor te cayas y sigues comiendo que es lo que se te da mejor.

−Vamos a bailar. −Dijo Susan que cogió a su marido de la mano, y se fueron a la pista de baile.

Unas semanas más tarde, Sirius y Remus ya habían mirado todo lo que tenían Draco y Dora y vendieron mucho, más de la mitad y repartieron el dinero a medias.

Una vez terminaron con eso, se ocuparon de recoger las cosas de la mansión Malfoy que llevaba muchos años deshabitada y cuando estuvo vacía la tiraron a bajo y se pusieron a construir una casa muy más bonita y como le pidió Draco, vendieron gran parte de la propiedad y se quedaron con un jardín aceptable grande pero sin pasarse.

En verano, cuando Draco y Hermione vieron la casa nuevo se enamoraron de ella, era una gran mansión que según Sirius tenía 15 dormitorios, aunque eran muchísimos, podrían entrar todos sin problemas, piscina interior, biblioteca enorme, cine, y muchas otras cosas, aparte de ese edificio habían construido una casa de invitados, y un edificio lleno de ordenadores, no se habían olvidado de nada era enorme y lo mejor de todo es que habían grandes ventanas por donde entraba el sol.

Hermione decidió llamarlo el valle Malfoy, y al resto de la familia le gusto tanto que se quedo con ese nombre.

Unos años más tarde, cuando Draco cumplió los 30 años decidió abrir una nueva sucursal y esa seria en Tokio, para el trabajo de mas responsabilidad o sea el de gerente llamo a un buen amigo suyo Aki que trabajaba para él desde hacía muchos años.

Aunque el hombre al principio no le interesaba volver a su país, al enterarse del puesto que su efe le quería dar, acepto, jamás en su vida pensó que le darían un trabajo tan importante y por nada del mundo se negaría esa oportunidad, así que con Kristine que sabía mucho japonés, se pusieron a trabajar y pronto tenían un edificio de unos 20 pisos y empezaba una nueva aventura.

Unos años después, Scorpius que ya estaba por empezar el ultimo año en hogwarts, estaba pasando las vacaciones de verano en casa con sus padres, se acababa de despertar y mirando el despertador vio que ya era hora de que se levantara, así que haciéndolo entro en el baño y después de bañarse bajo al comedor donde vio a su madre, con sus hermanos desayunando.

−Buenos días.

−Buenos días. −Hermione le sonrió.

−¿Y papa? −Pregunto sentándose después de darle un beso a su madre y otro a su hermana.

−En la oficina.

−Quiero ir a verlo.

−Claro, puedes ir en mi coche, nosotros iremos al parque acuático.

Scorpius se puso un vaso de zumo y sonrió a su madre. −Le pediré a alguien que me lleve, luego iré a jugar a básquet, seguro que papa se apunta.

−Seguro, ya sabes cómo le gustan los deportes. −Hermione le sonrió. −Desayuna tranquilo, y luego puedes ir.

−Lo hare. −Y cogió una tostada para untarla con mantequilla y mermelada.

Un rato después, Draco estaba en su despacho trabajando, cuando tocaron a la puerta.

−Adelante.

−Soy yo. −Dijo Scorpius entrando y sonriendo.

El hombre al ver a su hijo sonrió. −¿Y esta sorpresa?

−He venido a hablar contigo.

−Dame un minuto. −Draco apago el ordenador y se levanto. −Para hablar es mejor estar al aire libre. −Y salió de su despacho y miro a Ana. −Cancela todas mis citas, no volveré al despacho.

−Lo hare. Y despidiéndose volvió a su trabajo, eso de ser la secretaria del presidente de una gran compañía le hacía tener mucho trabajo.

−Eso es lo bueno de ser el jefe. −Dijo Draco sonriendo a su hijo mientras bajaban en el ascensor. −Que puedes decidir a qué hora se termina tu trabajo.

Ante eso Scorpius le sonrió.

−Iremos al central park me gusta mucho ese parque, puedo pensar bien.

Un rato después, estaban comprando unos perritos calientes. −¿Y bien de que querías hablar conmigo? −Pregunto cuando termino de pagar y caminaban por el parque.

−Lo he estado pensando mucho, y no voy a seguir con esto de la magia. −Dijo dándole un mordisco a su hot dog.

−Si es lo que quieres, sabes que te apoyamos. −Dijo Draco.

−Lo sé, a ti te ha ido genial sin la magia, tienes una gran compañía con sucursales en medio mundo, tienes a mama y a mis hermanos, yo quiero hacer lo mismo.

El hombre sonrió. −He podido conseguir todo esto, porque me he rodeado de buena gente, tu también tienes buenos amigos.

Scorpius lo miro. −Lo sé, tengo a Ariadna, cuando terminemos la escuela le pediré que se venga conmigo.

−Si de verdad te quiere, se vendrá contigo. −Dijo Draco.

−Lo sé, me preocupa porque sabes lo testaruda que es, piensa que no es lo suficientemente buena para mí.

−Yo una vez me sentí así. −El hombre miro a su hijo. −Mi padre, era un hombre malvado, y siempre se tuvieron que hacer las cosas como él decía, cuando me di cuenta de los sentimientos hacia tu madre, creí que no era lo suficientemente bueno para ella. −Y le sonrió. −Pero ya conoces a tu madre que es testaruda como ella sola.

−Sí. −Y le sonrió.

−Demuéstrale que sí que es buena para ti.

−Lo hare, y Mark ya hablado con mi tío Sirius, le ha pedido que le contrate cuando terminemos.

Draco se rio. −Ya me lo ha dicho.

Scorpius le sonrió. −Yo quiero seguir con lo que tú has creado fuera del mundo de la magia, con la empresa, quiero seguir tus pasos.

Su padre le sonrió. −Y serás bien recibido en la empresa, no porque seas mi hijo si no porque realmente te interesan los ordenadores y este mundo.

−Sí, ahora no se que estudiar. −Dijo sonriéndole.

−Tienes para escoger, empresariales, informática, o tecnología, y tienes un año para hacerlo.

−Lo sé. −Y le sonrió. −Ahora que hemos hablado de cosas serias, he quedado con Jason para jugar a básquet. ¿Te apuntas?

−Me apunto. −Dijo sonriendo y padre e hijo se fueron.

El 1 de septiembre, en King-cross, Hermione miraba divertida como Sirius hablaba con las tres niñas Black.

−Tenéis que entrar en gryffindor. −Y miro a su hija mayor Lyra, tenía el pelo oscuro y los ojos grises, tan característicos en la familia Black. −Tu porque eres mi hija.

−Si papa.

Miro a su sobrina Andrómeda, tenía el pelo castaño con los ojos grises. −Tu porque tu padre es mi mejor amigo.

−Si tío Sirius.

Y por ultimo miro a Casiopea la hija de Draco, era castaña con los ojos castaños igual que Hermione. −Y tu porque tus hermanos ya están en slytherin.

−Si tío Sirius, quedare en gryffindor.

−Tío Sirius, si sigues así, el tren nos dejara atrás. −Dijo Scorpius que estaba con sus amigos.

−Aun queda media hora. −Dijo Sirius y volvió a prestar atención a las niñas.

−Yo lo he intentado. −Dijo mirando a sus padres.

−No te preocupes. −Dijo Draco divertido.

−Ya estamos aquí. −Dijo Harry que venía con su familia, Ron y Lavender.

−James, ven aquí. −Dijo Sirius.

Y el niño se le acerco. −Tú también tienes que estar en gryfindor.

−Lleva toda la mañana así. −Dijo Orión que estaba con Eric, el hijo de Blaise y Pansy, y los gemelos Lysander y Lorcan los hijos de Luna y Theo.

−Sirius, James entrara en gryffindor, siempre dices que es idéntico a mi padre. −Dijo Harry sonriéndole.

Sirius le sonrió. −Siempre va bien decirlo de nuevo.

Draco los ignoro y miro a su hijo. −Scorpius termina la escuela, y el año que viene podrás estudiar en la universidad que quieras.

−Quiero ir a Harvard.

Hermione se acerco a su hijo y le sonrió. −Y podrás ir a Harvard porque eres un chico muy inteligente.

−Lo sé mama.

−Y cuando termines la universidad, podrás trabajar conmigo. −Dijo Draco sonriendo a su hijo mayor.

Al escuchar eso todos lo miraron.

−¿Vas a dejar la magia? −Pregunto Dora.

Scorpius miro a la prima de su padre y le sonrió. −Es lo que he decidido. −Miro a Ariadna y luego a su familia. −Tengo un año para convencerla de que se venga a Estados Unidos conmigo a estudiar, y tener una vida juntos.

Hermione sonrió y miro a la novia de su hijo. −Ya me han explicado lo que pasa, no te preocupes por esas cosas, si realmente quieres estar con mi hijo, no importa lo de la sangre, el estatus y esas cosas, lo importante es lo que tú sientes.



« Capítulo 30 Comenta este capítulo | Ir arriba Capítulo 32 »


Potterfics - Harrylatino
Potterfics es parte de la Red HarryLatino

contacto@potterfics.com

Todos los derechos reservados. Los personajes, nombres de HARRY POTTER, así como otras marcas de identificación relacionadas, son marcas registradas de Warner Bros. TM & © 2003. Derechos de publicación de Harry Potter © J.K.R.