Regístrate | Recupera tu contraseña
     
     
Menú




 
¿Quién ha añadido esta historia a sus Favoritos?
Una vida sin magia » Capítulo 03
Historia terminada Una vida sin magia (ATP)
Por adillita27
Escrita el Lunes 21 de Julio de 2014, 08:16
Actualizada el Viernes 21 de Abril de 2017, 08:29
[ Más información ]

Capítulo 03

Ante eso el hombre lo miro. −¿Me estas tomando el pelo?

−No, lo que pasa es que nadie me hace caso.

−¿Y porque no te hacen caso?

−Tengo 17 años, y con un amigo he abierto una empresa, apenas tenemos 10 trabajadores nadie quiere trabajar con nosotros y aunque tenemos mucho trabajo y muchas ideas, no las podemos hacer por falta de trabajadores.

−A mi me han despedido de mi trabajo. -Le pregunto interesado

−¿Y porque te han despedido?

−Porque soy gay, al dueño de la empresa no le gustan los raros según ha dicho.

−Vaya tontería, cada uno está con quien quiere. −Le dijo el chico. −No me he presentado me llamo Draco Malfoy.

−Que nombre más raro, yo soy Taylor.

−Un placer Taylor, y sobre mi nombre a mi familia les gustan las constelaciones. −Y sonriéndole se guardo las manos en los bolsillos de su abrigo, estaban en diciembre y hacia mucho frio. −Pues eso que nadie me hace caso y eso que nos lo tomamos todo muy en serio, tenemos tantas ideas. −Y de pronto dejo de sonreír. −Pero si seguimos así la empresa tendrá que cerrar, y me da mucha rabia.

−¿De qué es tu empresa?

−De informática, soy de Londres y cuando llegue a este país mi novia me regalo un ordenador y desde entonces tengo muchas ideas y una caja llena de proyectos.

−Si quieres puedo trabajar contigo, bueno si no te importa que sea gay.

−Eso no me importa, si me hubiera importado ya no estaría aquí. −Y entonces sonrió. −Estas contratado, aunque ya te aviso de que tu sueldo no será muy grande.

−No me importa, ¿y en que puesto trabajare?

−Me falta un vicepresidente, aun no tengo ninguno, mi amigo Chris dice que él prefiere trabajar como jefe de juegos y cosas así.

−Nunca he sido vicepresidente, pero será interesante.

−Sí que lo será, yo tampoco he trabajado nunca como presidente y me gusta, aunque tengo muchos dolores de cabeza.

−Es normal, al tener solo 17 años, ¿y ya tienes abogado?

−No me hables de abogados, los odio ahora mismo, es lo mismo que con los trabajadores nadie quiere representarme sin tener un tutor legal y eso que mi novia ya tiene 18 años, pero según ellos no les sirve, como no estamos casados no quieren ayudarnos, vaya porquería es todo.

−Mi pareja es abogado, el te puede ayudar y seguro que no le importa que tengas 17 años.

Ante eso, Draco se emociono y levantándose lo abrazo. −Ohhh gracias, me has salvado la vida, no solo tengo un vicepresidente de más de 21 años sino un abogado. −Y separándose le sonrió y le dio una tarjeta. −Os espero aquí mañana a las nueve de la mañana, tengo que ir a decirles a Chris y Hermione que ya tenemos a las dos personas que nos ayudaran a terminar de crear bien nuestra empresa, nos vemos, no me falles. −Y antes de que Taylor pudiera decir nada se fue corriendo.

Al día siguiente, Draco estaba en el edificio que habían alquilado para su empresa, era pequeño y solo tenía una planta, pero para los que eran de momento era suficiente incluso les sobraba espacio.

−¿Así que tienen más de 21 años? −Le pregunto Chris.

−Sí, así no tendremos problemas con los trabajos y contratar a más gente.

−Menos mal, ya me veía esperando a tener los 21 para que nos hicieran mas caso.

−La verdad es que si.

−Draco. −Su secretaria lo llamo, Ana era una chica de unos 25 años que no le había importado trabajar para alguien tan joven, al contrario estaba encantada de trabajar con alguien que se tomaba tan en serio su trabajo. −Han llegado tres hombres y preguntan por ti.

−¿Tres hombres? Creí que solo vendrían dos.

−Pues son tres.

−Puedes dejarles pasar.

−Lo hare. −Y viendo como Ana se iba, miro a Chris. −Ahora conoceremos al tercero.

−Sí, esperemos que se dedique a algo dedicado a nuestro trabajo.

−Es lo mismo que espero yo. −Y los tres hombres no tardaron mucho en llegar. −Buenos días Taylor.

−Buenos días Draco, bonito lugar.

−Gracias pero es pequeño, espero que pronto podamos tener un buen edificio no en Manhattan pues se que es muy caro pero si algo mas grande. −Y miro a los otros hombres. −Nos presentas.

−Sí. −Y señalo al hombre de su derecha. −El es Jack, el abogado del que te hable.

Draco y Chris asintieron. −Un placer conocerte.

−Igualmente, cuando Taylor me dijo que había conocido a un chico muy interesante creí que me tomaba el pelo, pero ya veo que no.

−Somos muy interesantes. −Le dijo Chris y miro a Draco. −¿Verdad?

−Mucho. −Y riéndose miro al otro hombre. −¿Y el es?

−Oliver, era soldado, pero ya no quiere ir a más guerras así que se quiere dedicar a algo nuevo, sabe mucho de seguridad.

Ante eso los dos chicos se miraron. −No habíamos pensado en la seguridad.

−Tienes razón, nuestros proyectos cuestan millones.

−Sí. −Dijo Draco y miro a los tres hombres. −Estáis contratados, pero de momento el sueldo no será muy grande.

−No importa el sueldo, lo importante es que nos des una oportunidad.

−Pues aquí la tenéis. −Y señalo a sus trabajadores. −Como veis no hay mucha gente, en total son diez trabajadores, mas nosotros dos y mi secretaria que hacemos trece, ahora con vosotros tres somos dieciséis.

−Es un buen numero para empezar. −Le dijo Jack. −¿Me dejas revisar todo tus papeles?

−Si claro, como tengo 17 años mi novia que tiene 18 se estaba ocupando de ello, pero no sabe mucho de empresas así que hemos ido firmando un poco a ciegas.

−Sin problemas, te lo revisare bien y veremos que tal todo.

−Estupendo. −Y llamo a Ana.

La mujer no tardo mucho en llegar. −Draco tienes visita.

−¿Visita?

−Sí, dice que ha visto nuestro anuncio y no le importa que solo tengas 17 años.

−Estupendo, déjala pasar, y luego enséñale a Jack. −Y lo señalo. −Nuestra documentación, es nuestro nuevo abogado y se ocupara de que todo este correcto.

−Sin problemas. −Y miro a Jack. −Si vienes conmigo te enseñare la documentación.

−Gracias. −Y mientras ellos se iban y entraba la chica que Ana había anunciado, Draco miro a Chris. −Tu enseña a Taylor y Oliver el lugar, que mire la seguridad, tenemos buenos cortafuegos pero seguro que el pondrá de mejores.

−Lo hare, ¿y Taylor?

−Como nuevo vicepresidente y tener más de 21 años se ocupara de los contratos, espero que con él nos den más. -En esos meses que llevaban abiertos habían tenido que usar a los trabajadores que tenían más de 21 años para conseguir los contratos.

−Ya verás como si. −Y los miro. −Si me acompañáis os enseñare todo.

−Bien, una pregunta. −Le dijo Taylor.

−Claro, responderé a todas. −Le dijo Draco.

−¿Cómo financiáis todo esto? −Les pregunto.

−Mis padres me dieron el dinero que iban a usar para mi universidad, y nos han prestado más, unos 100000 dólares. −Le dijo Chris. −Y Draco ha aportado más o menos lo mismo, un poco menos porque tiene un bebe.

−Así que tenéis unos 200000 dólares.

−Ahora menos, por el alquiler del edificio y pagar los sueldos de los trabajadores y comprar el equipo.

−Se que acabo de empezar, pero yo también os ayudare a financiarlo. −Les dijo Taylor. −Gracias a Jack mi finiquito por despido es bastante alto así que quiero aportar algo.

Ante eso los dos chicos se miraron entre si y luego miraron al hombre. −Si sale mal no podremos devolvértelo.

−No os preocupéis por eso, no saldrá mal. −Y miro a Draco. −¿No que tenias muchas ideas?

−Muchas.

−Entonces con esa mentalidad no saldrá mal, ahora si nos tenemos que poner a trabajar.

−Sí. −Y Chris se llevo a Oliver y Taylor para que vieran su empresa, mientras Draco esperaba a la chica, que no tardo mucho en entrar.

−Buenos días.

−Buenos días, he visto tu anuncio. −Dijo mirado todo el lugar. −Me gusta. −Y miro al chico. −Y me gustas tú, tienes cara de inteligente, quiero trabajar contigo.

−¿No te importa que tenga 17 años?

−La edad no importa, cuando las cosas se toman en serio, y como digo tienes cara de inteligente, me llamo Susan.

−Un placer Susan, yo soy Draco, bienvenida al equipo y hoy es un día de suerte, han venido tres hombres, un vicepresidente, un abogado y un hombre de seguridad.

−Una buena plantilla, ¿y qué hare yo?

−Me falta un gerente, mi amigo Chris no quiere ocuparse de ello.

−¿No te importa que sea una mujer?

−Para nada, si a ti no te importa que yo tenga 17 años, a mi no me importa que seas mujer. −Y le sonrió. −Bienvenida al equipo.

−Gracias.

−De nada. −Y llamo a Ana. −De momento solo tenemos a Ana como secretaria pero espero que pronto podamos contratar a más gente.

−Seguro.

La secretaria no tardo mucho en llegar. −¿Me llamabas?

−Sí, perdona se que le estas enseñando a Jack toda la documentación.

−Ya la tiene toda, como no hay mucho papel ha sido rápido, ¿necesitas algo más?

−Sí. −Y señalo a la nueva gerente. −Ella es Susan será nuestra gerente y como tiene más de 21 años no tendremos ningún problema, ella y Taylor se ocuparan de los contratos.

−Eso es estupendo. −Dijo Ana feliz. −Ya te dije que no te rindieras, que poco a poco todo iría saliendo.

−Tenias razón. −Y miro a Susan. −De momento no tendrás un sueldo muy grande ni tampoco un despacho espero que no te importe.

−Para nada, como dice Ana todo irá saliendo si trabajamos duro.

−Sí, y hay muchas ganas. -Y miro a su secretaria. −Puedes llevarla a una de las mesas que sobran.

−Claro que sí. −Y miro a la nueva gerente. −Bienvenida.

−Gracias. −Y miro a Draco. −Nos vemos.

−Sí. −Y sonriéndole, vio como se iban y cogiendo su teléfono llamo a Hermione y le explico lo bien que había ido la mañana, su novia feliz por él le felicito, ella era su gran apoyo y siempre estaba allí para él.



« Capítulo 02 Comenta este capítulo | Ir arriba Capítulo 04 »


Potterfics - Harrylatino
Potterfics es parte de la Red HarryLatino

contacto@potterfics.com

Todos los derechos reservados. Los personajes, nombres de HARRY POTTER, así como otras marcas de identificación relacionadas, son marcas registradas de Warner Bros. TM & © 2003. Derechos de publicación de Harry Potter © J.K.R.