Regístrate | Recupera tu contraseña
     
     
Menú




 
¿Quién ha añadido esta historia a sus Favoritos?
Una vida sin magia » Capítulo 26
Historia terminada Una vida sin magia (ATP)
Por adillita27
Escrita el Lunes 21 de Julio de 2014, 08:16
Actualizada el Viernes 21 de Abril de 2017, 08:29
[ Más información ]

Capítulo 26

−Ya nos han comentado que tu empresa ha conseguido un gran éxito. −Dijo Fred a Draco. −Tanto la muggle como la mágica.

−La mágica es cosa de mi tío, Remus y Dora, yo solo di la idea, no me he involucrado en ella, ya tengo suficiente con la muggle. −Y sonrió. −La vuestra también, no me relaciono con nadie del mundo mágico, pero mi tío me ha dicho que habéis abierto sucursales en todos lados.

−Nos ha ido bien. −Dijo Fred sonriendo.

−Eso quiere decir que si trabajas duro en lo que te propones sales adelante.

−¿Os quedareis mucho? −Pregunto George.

−No, el martes volvemos, cuando sepamos en que casa queda Scorpius, tengo trabajo que hacer, además los niños están con mis amigos.

−Papa. −Dijo Scorpius saliendo con un libro y se lo enseño.

Draco lo miro. −Un álbum de fotos. -Miro a su hijo y le aparto el cabello de la frente, para mirarlo a los ojos. −Tendremos que comprarte una cámara de fotos, así puedes tener muchos recuerdos.

El niño sonrió, y lo volvió a coger.

Draco saco dinero y se lo dio a los hermanos Weasley, y volvió a mirar a su hijo. −Compraremos la cámara e iremos a comer a una pizzería, ¿Qué te parece?

−Sí.

−Hermione.

La mujer miro a donde la llamaban y vio a Neville.

−Neville. −Dijo sonriendo. −¿Has venido con Hannah y las niñas?

−No. −Y sonrió a la niña que estaba con él. −Se llama Ariadna, este año empieza en Hogwarts.

La castaña se acerco y le sonrió. −Me llamo Hermione Malfoy a mí también me tuvieron que ayudar a comprar las cosas, porque no sabía nada.

La niña le sonrió tímida.

Draco saco un par de galeones y se lo dio a su hijo. −Ves con Ariadna a comprar caramelos, os esperamos aquí.

−Vamos. −Scorpius le sonrió y los dos se fueron.

−¿Por qué estas solo con ella? −Pregunto Draco, mirando a Neville. −¿Y sus padres?

−No tiene padres, vive en un orfelinato, según la directora cuando vieron que pasaban cosas extrañas a su alrededor, la abandonaron.

−¿Dónde se va a quedar hasta que empiece la escuela? -Le pregunto Herms.

−En el orfelinato.

−Se quedara con nosotros. −Dijo Draco y miro a Neville. −¿No te importa verdad? En casa de mi tío hay suficiente espacio, para todos.

−No me importa. −Y miro a Sirius. −¿Qué piensas?

−Mi sobrino tiene razón, no está bien que este en un orfelinato, se puede quedar con nosotros, ahora íbamos a comer una pizza.

−Se que con vosotros estará bien, gracias. −Dijo Neville sonriendo.

Los niños no tardaron mucho en volver.

Neville miro a Ariadna. -Hasta que empieces la escuela el lunes te quedaras con Hermione y su familia, ellos te llevaran a la estación.

La castaña se acerco y le cogió de la mano. −Iremos a cenar pizza. ¿Te gusta?

La niña tímida asintió.

−Pues pizza.

Después de despedirse de todos se fueron.

El lunes por la mañana, en la estación de King-cross todos fueron a despedirse de Scorpius y Ariadna.

−Portaros bien. −Dijo Draco.

−Sí.

Hermione se acerco a su hijo, le abrazo y le sonrió. −En navidades vendremos a buscarte, para ir a pasar las fiestas con la familia.

El niño asintió sonriendo.

−Nos quedaremos hasta mañana, así que puedes enviarnos la lechuza a casa de tu tío.

−Lo hare.

−Pasajeros al tren. −Dijo el revisor.

Scorpius se despidió de todos, abrazo a sus padres y se subió en el tren.

Hermione sonrió a Ariadna. −Puedes escribirme siempre que quieras, te responder a todas tus cartas.

−Gracias. −Dijo la niña.

La castaña la abrazo. −Sube si no te dejaran.

La niña subió y el tren no tardo mucho en ponerse en marcha cuando ya hubo abandonado la estación Hermione y Draco se miraron y sonrieron.

−¿Qué haréis ahora? −Pregunto Sirius, mirándolos.

−Tengo dos días más de vacaciones, así que iremos a pasear algún lado.

−Aprovecharlo, yo me voy a trabajar. −Dijo Sirius.

−No trabajes mucho.

−Lo intentare. −Dijo sonriendo y se apareció.

Al día siguiente, en hogwarts, después de enviarles la carta a sus padres se fue al comedor, cuando se choco con alguien.

−Lo siento. −Dijo Scorpius mirándolo.

−No pasa nada, iba distraído, este juego me tiene muy enganchado. −El niño se lo enseño.

−Lo conozco. -Le dijo el niño sonriéndole. −Scorpius Malfoy.

−Marc Johnson, tu padre es quien crea estos juegos tan guays.

El rubio sonrió. −Si mi padre los crea.

−No sabía que tuvieras poderes, entonces eres como yo.

−Estúpido, no puedes compararte con él. −Dijo un chico mayor de slytherin. −El es un Malfoy, su familia lleva siglos en Hogwarts, en slytherin, es un sangre limpia.

−Lo siento. −Dijo Marc agachando la mirada.

−No te preocupes. −Le sonrió y miro al chico de slytherin. −Te equivocas, es verdad que mi padre es Draco Malfoy, pero no soy un sangre limpia como los llamas tu, mi madre es Hermione Granger, la primera bruja en su familia, que estuvo en gryffindor.

−Eres un sangre sucia. −Escupió el slytherin.

−Así es, soy un sangre sucia, pero nunca llegaras a estar a mi altura, por mi sangre corre sangre de grandes familias, los Malfoy y los Black. -Lo miro con ojos fríos y luego sonrió. −Y no me importa lo que me digas, estoy orgulloso de mis padres. −Y miro a Marc. −Mi padre siempre me dice que el cometió muchos errores, pero que cuando conoció a mi madre se dio la oportunidad de cambiar.

−Scorpius. −Grito una niña que llegaba corriendo.

−Ariadna, felicidades por entrar en ravenclaw, mi tía Luna estuvo allí y mi madre me dice siempre que allí entran los más inteligentes, y que a ella por casi la envían allí, pero termino en gryffindor.

−Felicidades por entrar en slytherin. −Dijo la niña.

−Gracias, mi padre, mi abuelo, mi bisabuelo, y mi tatatarabuelo, o sea todos estuvieron allí. −Dijo riéndose. −Yo prefería otra casa, pero bueno. −Y miro a Mark. −Podemos jugar juntos, me he traído algunos juegos de mi casa, que aquí aun no han salido, además mi padre me ha hecho algunos que nunca saldrán a la venta.

−¿No te importa que este en gryffindor? −Pregunto Mark.

El niño se rio. −No, mi madre estuvo en gryffindor, mi tío Sirius, mi tío Remus también lo estuvieron y son súper guays. −Y miro a los mayores. −Mi padre me ha explicado bien, lo que se espera de un slytherin, que sea frío sin sentimientos y que se porte mal con todos que no sean sangre limpia, pero yo paso, ni siquiera soy un sangre limpia, así que podéis olvidarme. −Y miro a los chicos. −Vamos a desayunar, si no llegaremos tarde a clase.

−Vamos. −Y los tres se fueron.

Lo que no sabían es que Dumbledore lo había escuchado todo, sonrió, Scorpius Malfoy Granger tenía lo mejor de dos de sus alumnos más brillantes.

En la mansión Black, estaban desayunando, cuando recibieron la lechuza de Scorpius.

Draco la cogió y la abrió y empezó a leer en voz alta.

Querida familia:

Me gusta mucho el castillo, en casa no hay nada parecido, y me gustan mucho los fantasmas, he visto a algunos, y no dan miedo, al contrario algunos son muy raros.

He entrado en Slytherin, yo quería entrar en otra casa para cambiar eso, pero bueno la tradición tendrá que seguir.

Ariadna ha entrado en ravenclaw.

Besos, Scorpius.

Hermione suspiro y sonrió.

−Yo también esperaba que la tradición se rompiera, tendremos que esperar con los demás.

Draco sonrió y guardo la carta. −Ahora ya podemos irnos. −Y miro a sus tíos. −La chimenea ya está conectada, así que vendremos si hay alguna emergencia, si no seguiremos usando el avión privado.

−Terminar de desayunar, que os llevaremos al aeropuerto. −Dijo Sirius sonriendo a su sobrino.

−Sí.

Poco antes de navidades, Draco estaba en su despacho trabajando, cuando entro Taylor y lo vio nervioso.

−¿Todo bien? Te veo nervioso.

−¿Qué piensas que yo sea padre?

Ante eso el hombre lo miro.

−Estas medio loco, te encantan las fiestas y a veces eres muy inmaduro, o sea igual que mi tío. −Y sonrió. Pero serás el mejor de ellos, ¿vas a tener un hijo?

−Jack y yo lo hemos hablado, tenemos trabajos estables, una hermosa casa y ahorros, así que creemos que ya es hora de tenerlos. −Y se sentó en una silla. −Hemos ido a una agencia y nos han aceptado, ellos nos ayudaran a encontrar a una madre de alquiler.

−Eso está bien, ¿y quién será el padre?

−Hemos decidido no saberlo, los dos daremos nuestro esperma.

−Eso está muy bien, ¿y cuanto os cuesta el tratamiento?

−No mucho, unos 100000 dólares.

−He escuchado que puede costar mucho más.

−Otras agencias nos pedían mucho mas, pero nos decidimos por esta, por lo bien que hablan de ella, ellos se quedan la mitad y la otra es para la madre, podríamos hacerlo sin agencia pero no queremos tener ningún problema luego con la madre.

−Es mejor así, la agencia seguro que lo tiene todo controlado. −Y le sonrió. −Felicidades en serio, me alegro muchísimo, tú y Jack formareis una hermosa familia.

−Gracias Draco, que tú me digas eso, hace que esta decisión me haga más feliz.



« Capítulo 25 Comenta este capítulo | Ir arriba Capítulo 27 »


Potterfics - Harrylatino
Potterfics es parte de la Red HarryLatino

contacto@potterfics.com

Todos los derechos reservados. Los personajes, nombres de HARRY POTTER, así como otras marcas de identificación relacionadas, son marcas registradas de Warner Bros. TM & © 2003. Derechos de publicación de Harry Potter © J.K.R.