Historia al azar: Cuando el amor te embriaga
Regístrate | Recupera tu contraseña
     
     
Menú




 
¿Quién ha añadido esta historia a sus Favoritos?
Una vida sin magia » Capítulo 24
Historia terminada Una vida sin magia (ATP)
Por adillita27
Escrita el Lunes 21 de Julio de 2014, 08:16
Actualizada el Viernes 21 de Abril de 2017, 08:29
[ Más información ]

Capítulo 24

−Vas a tener que trabajar horas extras, para pagar el avión. −Dijo Draco sonriendo a su amigo.

−Lo merece.

−La verdad es que si. −Dijo Draco mirando bien el avión. −Es grande y no necesitaremos contratar los servicios de ningún otro avión, cuando nos movamos.

−Vamos a mi oficina y así rellenamos los papeles.

−Sí. −Taylor miro a su amigo. −¿Draco te quieres quedar, o vienes con nosotros?

−Ocúpate tu, quiero caminar un rato, ya hemos estado mucho tiempo sentados esta mañana.

−Como quieras, no tardaremos.

−Te espero.

Taylor y el hombre se fueron, Draco se quedo mirando los aviones, cogiendo su teléfono y llamo a su mujer.

−Herms.

¿Cariño, que tal todo?

−Hemos comprado un avión.

La leona se rio. Al final Taylor se ha salido con la suya.

−Al final son Sirius y Susan quienes se ocuparan de la sucursal, la abriremos en Londres.

Los echare de menos, pero si es lo que quieren. ¿Te preocupa algo?

−No, solo quería decírtelo, además el viernes hay una reunión en casa, vamos a abrir una nueva empresa en el mundo mágico.

Draco.

−Tranquila, no la abriré yo, es mi tío, Remus y Dora, te lo dije cuando nos mudamos, que no volveríamos a Londres, pero quiero tener el control de la tecnología.

Me parece muy bien, además así tendremos a alguien de confianza cuando Scorps entre en Hogwarts.

−Sí, bueno guapa voy a seguir mirando aviones, nos vemos luego.

No compres nada más.

−No. −Dijo riéndose. −Te quiero.

Te quiero.

Draco colgó y siguió mirando aviones, hasta que Taylor salió.

−¿Cuándo lo tendremos?

−En 15 días.

−Bien, pues llévame a casa, no tengo ganas de trabajar.

−A casa. −Dijo Taylor sonriendo. −Estas vago.

−Un poco, tengo ganas de tumbarme con mis chicas y no hacer nada.

−Casiopea ya tiene 2 años, es una pequeña revoltosa.

−Mucho pero es mi amor. −Dijo sonriendo.

Un mes más tarde, ya todo estaba preparado para que Susan se fuera a abrir la sucursal a Londres.

−Cuando lleguéis a Londres me llamáis. −Dijo Draco que se estaba despidiendo de sus tíos en el aeropuerto.

−Claro. −Dijo Susan abrazándolo.

−Gracias por prestarnos tu nuevo juguete. −Dijo Sirius, mirando el avión.

−Es un poco grande para solo 5, pero así podréis estar tranquilos, sin que os molesten, además mis primos son pequeños, aun. −Dijo Draco sonriendo.

−Sí.

−¿Por qué no puedo ir con ellos? −Protesto Taylor.

−Porque tú tienes trabajo aquí, Jack va para comprobar que la cuenta en el banco este abierta y preparar los documentos, hasta que tengamos un nuevo abogado allí.

−Cuando llegue es lo primero que haré. −Dijo Susan.

−Sin prisas. −Dijo Draco.

−Señor Black, ya estamos listos. −Dijo el piloto saliendo del avión.

−Ahora vamos. -Le dijo Sirius.

Los adultos se despidieron y entraron en el avión.

Draco, Taylor, Chris y Hermione se alejaron y subieron en el coche para alejarlos del avión.

−Los voy a echar de menos, sobre todo a los niños. -Le dijo Hermione a su marido.

−Sí, Lyra y Leo, son dos pequeños que saben ganarse nuestro amor. −Dijo Draco sonriendo, el pequeño Leo apenas tenía meses y ya era un amor, el hombre miro a Taylor. −No pongas esa cara, el avión vuelve mañana, y lo tendrás listo para que puedas ir a Japón.

−¿En serio? −Pregunto como un niño.

−En serio, te llevaras un gran equipo, así que es más sencillo ir en nuestro avión.

−Sí. −Dijo Taylor feliz de tenerlo para él.

−¿Qué vas a hacer en Japón? -Le pregunto Herms.

−Varios contratos nuevos, no voy solo, voy con Kristine, Mary y algunos guardaespaldas, que Draco insiste en que lleve.

−Te lo digo por qué vas a un país extranjero, y aunque Japón es un país seguro, es mejor así, ya aquí haces lo que quieres.

Taylor no estaba para nada contento y se lo había hecho saber.

−¿Está bien que vaya Kristine? Os quedareis sin abogados. −Dijo Hermione mirando a su marido.

−Si ella habla bien japonés, así que se ocupara de que todo vaya bien, y no será mucho una semana o así, si la necesitáramos con urgencia ya la llamaríamos, además tú también eres abogada, así que no nos quedamos totalmente abandonados.

Herms asintiendo sonrió.

Dos años más tarde, en Londres, Sirius estaba desayunando con su familia, cuando llego una lechuza.

−Qué extraño. −Dijo el hombre que se levanto y fue a coger la carta, cuando la vio sonrió.

−¿Qué es? -Le pregunto Susan.

−La carta para Scorpius.

−Pero me dijiste que se las enviaban a los niños directamente.

−Sí, pero como el está en Estados Unidos me la envían a mí, para que yo se la entregue.

−¿Cuándo les avisaras?

−Les llamare esta tarde, pero no creo que vengan a un, están disfrutando de sus vacaciones, vendrán para la última semana.

−Bien.

−Ahora vamos a terminar de desayunar, que tenemos cosas que hacer.− Dijo Sirius sentándose, para seguir desayunando.

En Nueva York, Draco estaba ocupándose de unos documentos, cuando sonó su teléfono, lo cogió y vio que era su tío.

−Tío Sirius.

Hemos recibido la carta de Scorpius para Hogwarts.

−Bien, hablare con él, haber que me dice, si está interesado, iremos con Hermione, Orión y Casi se quedaran con Blaise y Pansy.

Cuando sepas algo me avisas.

−Sí, nos vemos.

Nos vemos.

Draco colgó y se levanto, salió al jardín y vio que Herms estaba jugando con los niños

−Cariño. −Dijo el hombre.

−Dime. −Dijo mirándolo.

−Mi tío me acaba de llamar, me ha dicho que Scorpius ha recibido su carta para Hogwarts.

La mujer sonrió y llamo a su hijo.

−Mama. −Dijo el niño.

−Me ha llamado tu tío y me ha dicho que has recibido la carta para Hogwarts. -Le dijo Draco.

Scorpius los miro. −Si voy, ¿os enfadareis?

El hombre lo cogió y lo sentó encima de sus piernas. −Nunca nos enfadaremos porque tú quieras hacer lo que quieras, e ir a una escuela no es motivo de enfado, haremos esto, probaremos un año si no te gusta y quieres volver, podrás regresar a la escuela.

El niño sonrió. −Sí, probaremos un año.

Hermione le sonrió.− Nos iremos una semana antes, para comprar las cosas, tus hermanos se quedaran aquí con tus tíos.

−Sí.

−Ahora vuelve a jugar. −Dijo Draco.

Scorpius les sonrió y volvió a sus juegos.

Cuando se quedaron a solas, Draco miro a su mujer. −Todo irá bien, mi tío, Remus y Dora están allí, voy a conectar la chimenea de mi despacho con la de mi tío.

Hermione lo miro. −Solo la de tu despacho, no quiero más magia aquí, estamos bien como estamos.

−Lo sé. −Dijo sonriendo. −No voy a volver al mundo de la magia, ni siquiera he usado el aparecerse, no me interesa.

La mujer le sonrió. −Hemos construido una hermosa vida aquí.

−Muy hermosa. −Dijo besándola.

Unas semanas más tarde ya ponían rumbo hacia Londres.

−¿Papa porque no podemos ir con nuestro avión? −Pregunto Scorpius que miraba por la ventanilla del avión comercial.

−Eres como tu padrino. −Dijo Draco sonriendo. −Porque solo somos tres y el avión se ha quedado en casa.

−Mi padrino me dijo que el siempre lo utiliza, que es muy divertido. −Dijo refiriéndose a Taylor

−Cuando vuelva a casa, tendré unas palabras con él. −Dijo su padre.

Ante eso Scorpius se rio.

−Tardaremos unas cuantas horas. −Dijo Hermione sonriéndole.

−Dormiré un ratito. −Dijo el niño apoyándose en su almohada.

−Hazlo. −Y viendo como se dormía miro a su mujer. −¿Nerviosa?

−Un poco es que han pasado casi 12 años desde que nos fuimos de Londres. −Dijo mirándolo.

−Solo será una semana, luego volveremos a casa.

−Es lo que quiero. −Dijo apoyándose en el pecho de su marido.




« Capítulo 23 Comenta este capítulo | Ir arriba Capítulo 25 »


Potterfics - Harrylatino
Potterfics es parte de la Red HarryLatino

contacto@potterfics.com

Todos los derechos reservados. Los personajes, nombres de HARRY POTTER, así como otras marcas de identificación relacionadas, son marcas registradas de Warner Bros. TM & © 2003. Derechos de publicación de Harry Potter © J.K.R.