Historia al azar: Yo, Scorpius
Regístrate | Recupera tu contraseña
     
     
Menú




 
¿Quién ha añadido esta historia a sus Favoritos?
Una vida sin magia » Capítulo 11
Historia terminada Una vida sin magia (ATP)
Por adillita27
Escrita el Lunes 21 de Julio de 2014, 08:16
Actualizada el Viernes 21 de Abril de 2017, 08:29
[ Más información ]

Capítulo 11

De pronto las ventanas del segundo piso se abrieron y apareció una cabeza. −Sirius. −Grito Hermione.

El hombre se levanto y le sonrió. −Buenos días.

−No te vayas. −Dijo la chica que cerró las ventanas, y no tardo en mucho en salir por las puertas doble

−Hermione. −Dijo Sirius abrazándola. −Me dijeron que estabas embarazada pero no tanto. −Dijo sonriendo.

−Solo quedan 3 meses.

−Herms. −Dijo Draco que venía. −Buenos días. -Y la beso.

−Buenos días, anoche no me dijiste que Sirius estaba aquí.

−Porque si te lo hubiera dicho, te hubieras despertado y lo hubieras ido a ver, y necesitaban descansar.  −Y miro a su amigo. −Te presento a Blaise Zabini.

−Hola. −Dijo la chica sonriendo.

−Buenas.

−Hermione. −Grito una chica.

−Luna. −Dijo abrazándola.

−No sabía que vosotras os conocierais. −Dijo Blaise.

−Nos conocimos en la biblioteca, siempre estábamos allí.

−Sí. −Dijo Luna sonriendo.

−Tengo una biblioteca no tiene libros mágicos, pero estoy segura de que te gustara.

−Gracias. -Le dijo la chica.

−Si fuera por ella, ya hubiera vaciado las cuentas en el banco para los libros, tengo que vigilarla. −Dijo Draco sonriendo.

Herms lo miro y arrugo la nariz. −Lo dice alguien que no deja de mirar coches todo el tiempo, ya tenemos 4.

−Pillado. −Dijo Draco riéndose y abrazándola.

−Buenos días. −Dijo Pansy.

−Buenos días. −Dijo Herms sonriendo.

Theo bajo en ese momento.

−El es Theo, también le gustan mucho los libros. −Dijo su marido sonriendo.

−Bien, así podremos compartir afición, Draco últimamente solo lee informes de trabajo. −Dijo la castaña.

−Sentaros el desayuno ya no tardara en estar. −Dijo Draco sentándose en una silla en el jardín.

−¿Y Sam? −Pregunto Herms, mirando a su marido.

−En el mercado, le he pedido que haga su cordero, ya no tardaran mucho en llegar los chicos.

−Bien.

−Me gusta tu casa Hermione. −Dijo Luna.

−Esta bonita, yo no quería comprar algo tan grande, pero a Draco le gusto así que termino convenciéndome. ¿Qué tal por Londres? −Pregunto mirando a su marido.

En ese momento llego una chica con un carro de comida.

−Gracias Camille, ya nos ocupamos nosotros.

−Sí, señor. −La chica le sonrió y se fue.

Draco se levanto y puso todo encima de la mesa, cuando termino puso un vaso de zumo de naranja a su mujer.

−Perfecto, el profesor Dumbledore te envía recuerdos, también vi a la profesora McGonagall y al profesor Snape.

Al escuchar eso arrugo la nariz.

−Ese hombre siempre me estaba sacando puntos.

−No podía vernos. −Dijo Sirius dando un sorbo a su café. −Fui con él, en el mismo año y no nos portamos muy bien.

−O sea que es un resentido.

−Sí, cambiando de tema, ¿Cuándo conoceré a mi sobrino?

−Está en la escuela, sale a las 2 de la tarde.

−Luna ya me han dicho que estas estudiando medicina. −Dijo Herms sonriendo, mientras cogía un trozo de fruta de su plato.

−Sí.

−En esta ciudad hay grandes universidades, ya verás te gustaran, y aprenderás mucho. −La castaña miro a Pansy. −Te llevare al mejor lugar del mundo, hacen unos masajes increíbles, cuando me hacen uno vuelvo a ser un bebe, mientras ellos se ocupan de las cosas aburridas como los negocios nosotras nos divertiremos.

−Me gusta cómo suena eso. −Dijo Pansy sonriendo.

−Sí. −Herms miro a su marido. −Draco ya he visto la casa de Miami es preciosa, tiene 8 dormitorios y aunque esta en Miami beach no ha costado más de 10 millones. -Entre los dos habían decidido no gastarse más de esa cantidad para sus casas, aun debían el crédito de la empresa y no querían tener más deudas con esa era más que suficiente.

−Me gusta cómo suena eso, en verano iremos.

−Tengo ganas de tomar el sol.

−Lo haremos. −Dijo el rubio sonriéndole.

En ese momento sonó el timbre de la puerta.

−Deben de ser los chicos.

−¿No has dicho para comer? −Pregunto Herms, mirando a Draco.

−Ya sabes como son, deben de haber muchas cosas de las que hablar.

Herms le sonrió.

−Buenos días. -Les saludo Taylor entrando en la terraza.

−Buenos días, ¿no llegáis un poco temprano? −Pregunto Draco sonriendo.

−Hay muchas cosas de las que hablar.

−Ok.

−Draco. −Dijo Susan.

−Buenos días. −Dijo abrazándola. −Ven que te presento, ella es mi gerente quien se ocupa de las cosas cuando Taylor y yo no estamos en la ciudad. −Draco fue señalando a sus amigos. −El es mi tío Sirius, el primo de mi madre, ellos son Pansy y su marido Blaise, Luna y su marido Theo.

−Un placer. −Dijo sonriendo.

−Igualmente.

Draco miro a su abogado. −Jack.

−Dime.

−Busca dos grandes edificios, donde montaremos las empresas de Blaise y Theo.

−¿Qué tamaño?

−Como la mía. Blaise, Theo anoche no lo pude decir, pero Jack es mi abogado, pero sabe mucho de números, es un gran amigo de confianza.

−Pues si Draco confía en ti, nosotros también confiamos.

−Gracias. −Dijo sonriendo.

−De nada.

−Ahora vamos al despacho, que tenemos mucho de lo que hablar, luego os quedáis a comer, que le he pedido a Sam que prepare un buen cordero.

−Sí.

−Ya estoy aquí. −Dijo Oliver.

−Ya te iba a llamar, vamos. −Luego miro a todos. −Nos vemos en unas horas.

−¿Herms a que se dedica exactamente Draco? −Pregunto Sirius cuando su sobrino se fue con su gente.

−Tiene una empresa de informática, ya os enseñare cómo funcionan los ordenadores, nada más ver uno Draco se enamoro de ellos, ahora se ocupa a crear desde juegos para niños hasta proyectos para gobiernos, hará unos cinco años que la creo y ya ha salido a bolsa, y les va muy bien.

−Hermione. −Dijo Sam entrando, ya había vuelto de comprar.

−Buenos días. ¿Has podido comprar todo? −Pregunto mirándola.

−Sí, aparte he ido al súper a comprar para llenar la nevera.

−Bien, ahora Draco está reunido, pero luego le pasas los recibos.

−Sí, nos vemos luego.

−Sí. −Y se fue.

−Hermione.

−Dime.

−¿Llevareis a Scorpius a Hogwarts? −Pregunto Sirius mirando a la chica.

−Hemos hablado de ello con Draco, no nos mudaremos, aquí lo tenemos todo, pero si él quiere ir cuando cumpla los 11 años conectaremos nuestra chimenea con la del ministro en Londres, así podrá ir y venir cuando quiera. Ni siquiera hemos ido a Nueva York mágica, estamos muy bien aquí, no queremos negar lo que Scorps es, pero no vamos a volver al mundo de la magia.

−Eso está bien, dejar que él decida lo que quiere ser. −Dijo Sirius.

−De momento, quiere ir a la luna, ser jugador de beisbol y ser policía. −Dijo sonriendo.

−Bueno los niños son así. −Dijo riéndose.

−Sí. -Y terminando de desayunar, siguieron hablando de cosas agradables.

Unas horas después, Draco y su equipo salía del despacho, para comer, y se sentaron con los demás.

−¿Qué tal todo? −Pregunto Hermione.

−Aquí tu marido, me ha dado dos nuevos juegos para hacer. −Dijo Chris.

−Draco, te van a acusar de ser un explotador. −Dijo Herms, mirando a su marido.

−Ya se lo he dicho pero no me ha hecho caso.

−No es para tanto. −Dijo riéndose.

−Draco, me gustaría ver el lugar donde trabajas. -Le dijo Sirius.

−Claro tío Sirius, mañana os llevare para que lo conozcáis, es muy grande. −Dijo sonriéndole.

−Mientras yo llevare a Luna a que conozca la universidad. −Hermione sonrió a su amiga.



« Capítulo 10 Comenta este capítulo | Ir arriba Capítulo 12 »


Potterfics - Harrylatino
Potterfics es parte de la Red HarryLatino

contacto@potterfics.com

Todos los derechos reservados. Los personajes, nombres de HARRY POTTER, así como otras marcas de identificación relacionadas, son marcas registradas de Warner Bros. TM & © 2003. Derechos de publicación de Harry Potter © J.K.R.