Historia al azar: Dulce otoño
Regístrate | Recupera tu contraseña
     
     
Menú




 
¿Quién ha añadido esta historia a sus Favoritos?
Ecos del futuro » Capítulo 01
Historia terminada Ecos del futuro (ATP)
Por adillita27
Escrita el Lunes 9 de Junio de 2014, 08:31
Actualizada el Viernes 7 de Abril de 2017, 08:02
[ Más información ]

Capítulo 01

Durante el tercer año de Harry y los demás en hogwarts, una noche todos estaban en el gran comedor cenando, cuando de pronto se escucharon unos pasos, y de pronto se escucho unos golpes en la puerta, todos miraron a la puerta pero no entro nadie.

−Scorpius, Scorpius abre ya. −Grito una voz de un chico.

−¿Cedric, que quieres ahora?, solo quiero cinco minutos para mí, estaba leyendo.

Todos miraron a la mesa de hufflepuff donde se encontraba el único Cedric de la escuela y estaba allí rodeado de sus amigos.

−Olvídate del libro, los gryffindor han cogido a Orión.

−Vamos. −Grito el chico y se escucharon de nuevo unos pasos, se notaba que estaban corriendo. −¿Donde está Arland?

−Se ha ido con Tedd, el nos ha avisado.

De pronto se escucho que la puerta se abría y un expelliarmus.

−Huron Malfoy, no te metas en esto, es cosa de gryffindor.

Al escuchar eso, todos miraron a Draco que estaba en la mesa de los slytherin rodeado de sus amigos.

−Comadreja Weasley, ha dejado de ser asunto de gryffindor cuando has apuntado a mi gemelo con tu varita, sois tan cobardes que tenéis que rodear entre tres a un chico solo.

−¿Todo bien? −Pregunto una voz de mujer.

−Todo perfecto profesora McGonagall, solo teníamos un cambio de opiniones, pero ya hemos terminado.

−Volver a vuestras salas comunes, que pronto será la cena.

−Si profesora. −Y se escucharon de nuevo unos pasos.

−Gracias Scorps. -Se escucho la voz de otro chico.

−De nada, hermanito, esos Potter y ese Weasley solo saben atacar en grupo, esta noche duermes en mi habitación, no vaya ser que te contagien alguna enfermedad asquerosa.

−Orión no entiendo, como aguantas estar en gryffindor, yo tendría urticaria.

−Sencillo Arland, por mi madre y mi hermana, mi madre fue una leona y mi hermanita esta allí, tengo que cuidar de ella.

−No estás solo para cuidar de la pecosita, todos cuidamos de ella. −Dijo Scorpius.

−Lo sé.

Y no se escucho nada más.

 −¿Profesor que ha sido eso? −Pregunto la profesora McGonagall, la mujer nunca había escuchado nada igual, y no sabía qué cara poner.

Todos los alumnos lo miraban.

−Tranquilos todos, ha sido un eco de otro tiempo, hogwarts es tan antiguo que a veces se pueden escuchar cosas del futuro o del pasado, en este casos se ha escuchado un eco del futuro.

−¿Cómo sabe que es del futuro?

−Porque de todos los Orión que ha habido en esta escuela, nunca ha habido un Orión Malfoy y mucho menos que tuviera un hermano gemelo, el ultimo Orión que asistió a la escuela fue Orión Black, el tío abuelo del señor Draco Malfoy. -Mejor no decir que también fue el tío abuelo de Harry y de los hermanos Weasley, después de lo que habían escuchado solo le faltaba una guerra campal en medio del comedor.

−¿Cómo se soluciona?

−No se puede solucionar, hay que dejar pasar el tiempo, puede que solo sea eso, o puede que se escuche mas, solo el tiempo lo dirá, ahora seguir cenando. −Les dijo el profesor que cogió su cuchara y llenándola de sopa se la llevo a la boca.

En la mesa de los gryffindor todos se miraban sin saber que decir o hacer hasta que Ron dijo:

−Eso ha sido súper raro.

−Y que lo jures, no sabía que podía pasar eso.

−Yo tampoco. −Dijo Hermione.

Al escuchar eso todos la miraron. −¿Qué? Yo no sé todo.

−Claro que no, solo que nos ha extrañado, siempre apareces con una explicación. −Le dijo Harry.

−Pues ya ves que esta vez no.

Harry asintiendo miro a sus amigos. -Ahora seguiremos cenando como nos ha dicho el profesor.

−Sí. −Y así olvidándose de las voces que habían escuchado volvieron a sus cenas.

En la mesa de los slytherin, tenían una conversación parecida a la que los gryffindor habían tenido.

−Te casas con una leona. -Le dijo Pansy a Draco.

−No tengo porque ser yo, ha dicho Malfoy mi padre y yo somos Malfoy, pero puede ser dentro de 50 o 60 años. −Dijo Draco.

−Puede ser. −Dijo Theo.

−Ahora voy a olvidarme de esas cosas extrañas que he escuchado y voy a seguir cenando, no se vosotros pero yo tengo hambre. −Y así el príncipe de slytherin dio por terminada la conversación y volvió a su cena.

Unos días después todos estaban de nuevo en el gran comedor, estaba vez estaban comiendo cuando se escucho una canción que salía de la nada.

−Otra vez. −Dijo Ron.

−Sí, pero vamos a prestar atención.

−Sí. -Y así dejando de comer, prestaron mucha atención a lo que iban a escuchar.

−O-ri-ón. −Se escucho la voz de un chico.

−Scorpius idiota me has asustado.

−Hay hermanito, eres de corazón débil. −Dijo riéndose. −¿Dibujando de nuevo?

−Sí, me gusta dibujar.

−Tus dibujos son hermosos, mama dice que eres el artista de la familia. −Y tras un silencio se escucho. −Y como no dibujando de nuevo a Violeta. ¿Cuándo le vas a pedir para salir?

−No lo sé, y si me dice que no, que le gusta ese Potter.

Y se volvió a escuchar otra risa. −Hay Orión sigues tan inocente como siempre.

−¿Por qué dices eso?

−¿Alguna vez te has mirado en el espejo?

−Claro todo los días, para lavarme la cara.

Se escucho un suspiro. −Haber, ¿cuántos regalos para san Valentín recibiste?

−No sé, 20 o 30, solo me quede el de Violeta y el de Jane, los demás se los di a Trikky.

Al escuchar eso, todos miraron a Hermione, todos sabían que su segundo nombre era Jane.

−Lo que yo digo inocente, escúchame bien.

−Te escucho.

−1 Violeta jamás de la vida saldría con ningún Potter, si tío Blaise se entera la envía mañana mismo a Bauxbattons.

Al escuchar eso de nuevo todos miraron a Blaise.

−2 Potter a tu lado no tiene nada que hacer, eres rubio con ojos grises, la mitad de las chicas de la escuela están coladas por ti, y si no te han regalado mas chocolates es porque las chicas de slytherin las han espantado. −Dijo riéndose de nuevo.

−¿Entonces?

−Pídele para salir, ¿Qué dice papa siempre?

−Siempre dice un montón de cosas, así que la mitad de las veces desconecto.

Ante eso se escucho una risa.

−No sabía que hacías eso.

−Pues ya ves que si, igual no se lo digas.

−Claro que no, somos gemelos así que nos guardamos secretos entre nosotros, aunque papa siempre dice muchas cosas, lo más importante de todo que dice siempre es, si te gusta alguien no tengas miedo a lo que dirán los demás, demuestra tu amor por esa persona, sino nunca llegarás a ser feliz.

Papa supo decir que no a los abuelos cuando quisieron casarlo con tía Astoria y ahora todos somos una gran familia feliz, si él no hubiera dicho que no, nosotros no hubiéramos nacido, así que se valiente y ves a hablar con Violeta.

Tras un silencio se escucho un: −Esta bien lo hare.

−Y haces muy bien y ya verás cómo dice que sí.

Y de nuevo no se escucho nada más.

−Tienes una hija. −Dijo Draco a su amigo moreno.

−Y tu gemelos, y no te casas con Astoria. -Le dijo Blaise.

−Sí, la pregunta ahora es con quien nos casamos.

−Bueno sabemos que te casas con una leona.

−Sí, ¿pero qué leona?

−Habla que esperar. −Dijo Theo. −Si es que vuelve a aparecer los ecos.

−Tengo ganas de saber más. −Dijo Draco, aunque al principio esas cosas no le habían interesado en lo más mínimo, ahora sí que lo hacía, así que ya quería saber qué tipo de futuro tenia o más bien el futuro de sus hijos.

−Como todos, ahora a seguir comiendo, tenemos clases esta tarde.

−Por nada del mundo quiero llegar tarde. −Les dijo Theo así que volvió a prestar atención a su plato.

Unos días después todos estaban desayunando, cuando de nuevo se escucho una puerta abrirse.

−Scorpius despierta.

−Cedric estoy durmiendo, no molestes vete y piérdete unas horas.

−No quiero. −Y se escucho el ruido de una cama. −¿Por qué tan dormido, que has estado haciendo?

−Quita eso de tu sucia mente, me he pasado toda la noche preparando el regalo de aniversario de mis padres, y ahora quiero descansar.

−Está bien te dejo dormir. −Y de nuevo se escucho el ruido de una cama.

−Cedric, tu padre por casi me mata cuando se entero de que estaba saliendo con su querida hija, si piensa que la he engañado terminare en san mungo donde mi tía Luna, me tendrá que recomponer y pegar con pegamento.

−Se que no la engañarías, porque no será mi padre quien te rompa todos tus huesos seré yo, nadie engaña a mi hermana.

−Nott, con lo tranquilo que siempre eres, cuando te da esa vena, das mucho miedo, además no lo haría, mi padre me dijo una vez, pueden haber mil chicas en tu vida, pero cuando encuentras a esa mujer especial que hace que te quieras levantar de la cama aunque haya un huracán no la dejes escapar porque si no, siempre te arrepentirás de haberla perdido, y yo seré todo lo que tú quieras pero no soy ni un cobarde ni un mentiroso, ahora si déjame dormir, nos vemos en unas horas.

−Nos vemos.

Y como las voces llegaron se fueron.



Comenta este capítulo | Ir arriba Capítulo 02 »


Potterfics - Harrylatino
Potterfics es parte de la Red HarryLatino

contacto@potterfics.com

Todos los derechos reservados. Los personajes, nombres de HARRY POTTER, así como otras marcas de identificación relacionadas, son marcas registradas de Warner Bros. TM & © 2003. Derechos de publicación de Harry Potter © J.K.R.