Historia al azar: Crookshanks y yo
Regístrate | Recupera tu contraseña
     
     
Menú




 
¿Quién ha añadido esta historia a sus Favoritos?
El árbol del ahorcado. » Capítulo 55: Control
El árbol del ahorcado. (R15)
Por dominaatrix
Escrita el Lunes 9 de Diciembre de 2013, 15:53
Actualizada el Lunes 19 de Septiembre de 2016, 20:16
[ Más información ]

Capítulo 55: Control

Capítulos
  1. Capítulo 1: Plumas incendiadas.
  2. Capítulo 2: Llamas pasadas.
  3. Capítulo 3: Pesadillas.
  4. Capítulo 4: Despertar
  5. Capítulo 5: ¿Mentor?
  6. Capítulo 6: "No es suficiente, preciosa"
  7. Capítulo 7: Deudas
  8. Capítulo 8: Mentiras
  9. Capítulo 9: Silencio
  10. Capítulo 10: Falsa correspondencia
  11. Capítulo 11: "Quiero estar solo"
  12. Capítulo 12: Ojos miel
  13. Capítulo 13: Comadreja
  14. Capítulo 14: Aceptación
  15. Capítulo 15: Naranja
  16. Capítulo 16: Catnip
  17. Capítulo 17: Sobre la alfombra
  18. Capítulo 18: ¿Ya está?
  19. Capítulo 19: Protección
  20. Capítulo 20: Sorpresa
  21. Capítulo 21: Orgullo
  22. Capítulo 22: Un último invierno
  23. Capítulo 23: "Sigue viviendo"
  24. Capítulo 24: Lucha
  25. Capítulo 25: Búsqueda
  26. Capítulo 26: Muerta
  27. Capítulo 27: Muerto
  28. Capítulo 28: La vieja Katniss
  29. Capítulo 29: Reglas
  30. Capítulo 30: Rencor
  31. Capítulo 31: Palabras
  32. Capítulo 32: ¿Rivales?
  33. Capítulo 33: ¿Por qué mientes?
  34. Capítulo 34: Encierro
  35. Capítulo 35: Solo por esta noche
  36. Capítulo 36: Liberación
  37. Capítulo 37: Sinceridad
  38. Capítulo 38: Piano
  39. Capítulo 39: Dos años
  40. Capítulo 40: Engañada
  41. Capítulo 41: Cartas
  42. Capítulo 42: Quédate esta noche
  43. Capítulo 43: Sin recuerdos
  44. Capítulo 44: ¿No te acuerdas?
  45. Capítulo 45: Ya no
  46. Capítulo 46: Cuestión de prioridades
  47. Capitulo 47: Lienzo vacío
  48. Capítulo 48: Poco a poco
  49. Capítulo 49: Reflejo
  50. Capítulo 50: Esta noche...
  51. Capítulo 51: Una cama demasiado grande
  52. Capítulo 52: Inexperiencia
  53. Capítulo 53: Un paso adelante
  54. Capítulo 54: Bésame
  55. Capítulo 55: Control
  56. Capítulo 56: Mi amor por ti aquí perdurará
  57. Capítulo 57: Atracción
  58. Capítulo 58: Real
  59. Capítulo 59: Entre sus brazos
  60. Capítulo 60: Mi familia
  61. Capítulo 61: Disconformidad silenciada
  62. Capítulo 62: Mala señal
  63. Capítulo 63: Secuelas
  64. Capítulo 64: Malentendidos
  65. Capítulo 65: Lo siento
  66. Capítulo 66: ¿Cómo hemos empezado a bailar?
  67. Capítulo 67: Sí
  68. Capítulo 68: El árbol del ahorcado
  69. Capítulo 69: La noche
  70. Capítulo 70: Tiritando entre sus brazos
  71. Capítulo 71: Vas a llevarme por el camino de la amargura...
  72. Capítulo 72: Una tarde ardiente de verano
  73. Capítulo 73: Viaje
  74. Capítulo 74: Cicatrices
  75. Capítulo 75: Amanecer
  76. Capítulo 76: Náuseas
  77. Capítulo 77: Limón
  78. Capítulo 78: Vínculo
  79. Capítulo 79: Inmortal
  80. Capítulo 80: Nueva etapa
  81. Capítulo 81: Provocaciones
  82. Capítulo 82: La chica en llamas
  83. Capítulo 83: Caricias
  84. Capítulo 84: Gracias
  85. Capítulo 85: Sangre
  86. Capítulo 86: Ojalá
  87. Capítulo 87: Despierta
  88. Capítulo 88: Desaparición
  89. Capítulo 89: ¿Hablas mi idioma?
  90. Capítulo 90: El corazón nunca miente
  91. Capítulo 91: Lo demás es silencio
  92. Capítulo 92: Conflictos
  93. Capítulo 93: Lo único que importa
  94. Capítulo 94: La cereza de tus labios
  95. Capítulo 95: Mi mejor amigo
  96. Capítulo 96: Besos salados
  97. Capítulo 97: Solo se llega por ti
  98. Capítulo 98: Amar, sin más
  99. Capítulo 99: Gale
  100. Capítulo 100: El hogar
  101. Capítulo 101: Esperanza
  102. Capítulo 102: Regreso
  103. Capítulo 103: Distrito 12
  104. Capítulo 104: Trenzas
  105. Capítulo 105: Primrose
  106. Capítulo 106: Enfermedad
  107. Capítulo 107: No
  108. Capítulo 108: Ultimátum
  109. Capítulo 109: Vas a vivir
  110. Capítulo 110: Roturas
  111. Capítulo 111: Mátate
  112. Capítulo 112: Sigo apostando por ti
  113. Capítulo 113: ¿Juntos?
  114. Capítulo 114: Señor que estás en los cielos
  115. Capítulo 115: Mi regalo
  116. Capítulo 116: Vida
  117. Capítulo 117: Diente de león
  118. Capítulo 118: Un nuevo invierno
  119. Capítulo 119: Lazos
  120. Capítulo 120: ¿Me creerías?
  121. Capítulo 121: Sombras
  122. Capítulo 122: Ayúdame
  123. Capítulo 123: Refuerzos
  124. Capítulo 124: Recuerda quien es el verdadero enemigo
  125. Capítulo 125: Conocer es recordar
  126. Capítulo 126: Eternamente
  127. Capítulo 127: La antigua Katniss
  128. Capítulo 128: El frío
  129. Capítulo 129: ¿Cuál es el límite del afecto?
  130. Capítulo 130: Quien lo probó lo sabe
  131. Capítulo 131: Mi respuesta
  132. Capítulo 132: Un nuevo viaje
  133. Capítulo 133: Apóyame
  134. Capítulo 134: Ruinas de odio
  135. Capítulo 135: Déjalo entrar
  136. Capítulo 136: Finnick Odair
  137. Capítulo 137: Gracias, Rue
  138. Capítulo 138: Un último reencuentro
  139. Capítulo 139: Sangre de mi sangre
  140. Capítulo 140: La última pieza
  141. Capítulo 141: Mamá
  142. Capítulo 142: Inolvidable
  143. Capítulo 143: Cuatro años
  144. Capítulo 144: Mentora
  145. Capítulo 145: Effie
  146. Capítulo 146: El equipo
  147. Capítulo 147: Dame tu mano
  148. Capítulo 148: Seguir siendo yo
  149. Capítulo 149: Monstruos en la noche
  150. Capítulo 150: Voces del ayer
  151. Capítulo 151: El juicio
  152. Capítulo 152: Ven conmigo
  153. Capítulo 153: Necesito saber
  154. Capítulo 154: Futuro
  155. Capítulo 155: Estabas fría
  156. Capítulo 156: Hola
  157. Capítulo 157: Y regresarte
  158. Capítulo 158: El sol
  159. Capítulo 159: Mi pequeña
  160. Capítulo 160: La primera mentira
  161. Capítulo 161: El panadero
  162. Capítulo 162: Incondicional
  163. Capítulo 163: Mantente con vida
  164. Capítulo 164: Superviviente
  165. Capítulo 165: Al otro lado
  166. Capítulo 166: ¿Eso es un reproche?
  167. Capítulo 167: Flechas en el bosque
  168. Capítulo 168: Allí, bajo el sauce
  169. Capítulo 169: Nathaniel Everdeen
  170. Capítulo 170: Entre ataúdes y lágrimas
  171. Capítulo 171: Miserias
  172. Capítulo 172: Una pieza más de su juego
  173. Capítulo 173: Payaso
  174. Capítulo 174: Condenadamente libres
  175. Capítulo 175: Instantes
  176. Capítulo 176: Uno solo sobre el centro de la tierra
  177. Capítulo 177: Por un Panem libre
  178. Capítulo 178: Con la fuerza de mil soles espléndidos
  179. Capítulo 179: Castillos de arena
  180. Capítulo 180: Hija del hambre
  181. Capítulo 181: Máscaras
  182. Capítulo 182: Estrella dorada
  183. Capítulo 183: El porvenir de una verja
  184. Capítulo 184: Feliz cumpleaños

55

Peeta clava sus ojos azules en los míos y me observa, como si creyera que esas últimas palabras han sido producto de su imaginación.

-          ¿Qué has dicho?- despega con labios con lentitud.

-          No te vayas.- le indico con la mano que tiene un hueco junto a mí en la cama.

-          Katniss, ¿qué has dicho?- me exige.

-          Que no me confundes.- repito.- Ven.

-          Lo segundo.

-          Ven.

-          Katniss.

-          ¿Tan improbable es que diga que quería que me besaras?- se agota mi paciencia, pero su expresión se relaja un poco.- Pensaba que…- endulzo un poco más mi tono.- No me hagas decir cursiladas y ven, ¿qué tontería es esa de dormir en el sofá?

Muchas cosas están pasando por su cabeza, pero se acerca con pasos cortos y vuelve a tumbarse a mi lado. ¿En serio he dicho que quería que me besara?, ¿por qué no existe un punto intermedio entre mantener un silencio sepulcral y hablar demasiado?

-          Bueno…, esto va a ser incómodo igualmente.- susurra Peeta.- Siento haberte hablado así.

-          ¿Por qué no me crees cuando te muestro afecto? Es como si pensaras que soy una insensible. Vale, nunca he sido muy cariñosa, pero…, lo decía en serio…

-          No pienso que seas una insensible, pero sé que tienes dudas.

-          Respecto a lo que he dicho no las tengo.- ¿por qué demonios no me besa de una maldita vez y deja de darle vueltas?- No digo las cosas porque sí.

-          Tienes razón, todo esto es culpa de mis inseguridades.- nunca ha tenido dificultades para ser sincero y admitir sus errores.- Siento tenerlas, después de todo lo que hemos vivido, para a mí a veces es difícil diferenciar qué hay de real en todo esto.

-          Ya no estamos fingiendo Peeta, hace mucho tiempo que dejamos eso, aunque no te culpo, y tú tampoco deberías.

-          Demasiada tensión…- sonríe con un rastro inconfundible de amargura.

Nos quedamos en silencio y estoy tan harta de ser tan torpe, que clavo mi mirada en él y le exijo con los ojos lo que he pedido: quiero mi beso. No pienso permitir que el miedo o el orgullo me superen, ya no.

-          ¿Por qué me miras así?- se pone nervioso.

-          ¿Ya está?

-          ¿Ya está qué?, ¿a qué te refieres?

Bésame de una maldita vez Peeta Mellark.

-          Katniss…

Como él no lo hace, me acerco rápidamente él y hundo mis labios en los suyos, dejándole sin respiración. Mañana tendré que explicar por qué lo he hecho y empezar a afrontar que estoy más que enamorada, pero ahora no me importa, solo quiero estar con él, así, y hacerle entender tan intensamente que lo necesito que jamás pueda poder perderlo como hace dos años. Todas las emociones vienen de golpe: lo beso y siento que sus labios son una extensión más de mi cuerpo, un aliento de vida, esperanza. Cuando me aparto (mi beso es algo torpe, pero decidido), él tiene los ojos abiertos como platos y se ha echado ligeramente hacia atrás.

-          ¿Estoy soñando?- susurra, atónito.- ¿Acabas de…?

Pienso que va a seguir hablando, pero me toma el rostro entre las manos, como si hubiera vuelto a la realidad de golpe, y me besa con más intensidad de la que espero. Sus labios me besan con lentitud, en movimientos pausados, y nuestras bocas se mueven al mismo compás. Se aleja unos milímetros, me besa el labio superior con dulzura, luego me besa el inferior, y vuelve a besarme ambos con infinito cariño; se aleja de nuevo y vuelve a besarme con delicadeza. Nunca me había sentido tan querida.

-          Pídeme que pare porque no seré capaz de controlarme.- me besa la frente y suspira fuertemente con los ojos cerrados. Su contención me produce escalofríos y, por primera vez, pienso seriamente que lo que pueda venir después de los besos me da bastante miedo. Como no digo nada (tampoco quiero que pare, estaría así horas), vuelve a besarme y noto cómo sus dedos se introducen en mi pelo y sus labios se funden con los míos con mayor ímpetu, dejándome si respiración.- Katniss…- se aleja y vuelve a besarme.- Pídeme que pare…- creo que he entendido lo que significa la palabra "excitación", pero creo que lo digo más por mí que por él; su voz susurrante no es que invite a decirle que pare.

-          Paremos.- susurro, aunque es más un jadeo.

Los dos nos apartamos un poco y nos dejamos espacio para recuperar el aliento; nuestra respiración está tan acelerada que parece que hemos estado corriendo durante horas.

-          Katniss…

-          Vivamos juntos.



« Capítulo 54: Bésame Comenta este capítulo | Ir arriba Capítulo 56: Mi amor por ti aquí perdurará »


Potterfics - Harrylatino
Potterfics es parte de la Red HarryLatino

contacto@potterfics.com

Todos los derechos reservados. Los personajes, nombres de HARRY POTTER, así como otras marcas de identificación relacionadas, son marcas registradas de Warner Bros. TM & © 2003. Derechos de publicación de Harry Potter © J.K.R.