Historia al azar: Y si me voy que?
Regístrate | Recupera tu contraseña
     
     
Menú




 
¿Quién ha añadido esta historia a sus Favoritos?
Bajo el amparo de Dumbledore » Razones y un porqué
Bajo el amparo de Dumbledore (ATP)
Por Daisy Golding
Escrita el Viernes 13 de Mayo de 2005, 09:48
Actualizada el Lunes 16 de Mayo de 2005, 13:29
[ Más información ]

Razones y un porqué

La esperanza es el peor de los males, pues prolonga el tormento del hombre.

Frederich Nietzsche

*********************************************************************************

-Carta bajo la manga o un pelo del culo, a este cabeza de cera no le creo nada.

Remus soltó una risa alzando la vista por sobre unos pergaminos que leían mientras Sirius hacía sus descargas. Le gustaba esa clase de humor descabellado de su compañero, por lo menos no se medía en las palabras cuando andaba de malas pulgas. Soltó un suspiro y volvió a posar su vista en las líneas.

-Mira que ahora se nos une –siguió gruñendo Sirius. –Y, seguro, fue porque al fin se dio cuenta que su “Señor” estaba tocadito. –Remus lo miró de reojo. –Sí, ya sé, no es para la risa. –Remus volvió al pergamino. –Pero, ¿sabes algo, Lupin? No me da confianza...

La puerta de la cocina se abrió sonoramente dejando entrar a una figura estirada y con cara de pocos amigos. Remus dejó los pergaminos sobre la mesa para voltearse a seguir cada uno de los movimientos de Severus Snape. El joven de cabellos oscuros ni siquiera se molestó en dirigirles la palabra, sabía de los comentarios que Black hacía sobre él, no malgastaría saliva.

-¡Miren quién ha llegado! –exclamó Sirius con una sonrisa burlona. –Nuestro As bajo la manga... ¿qué cuentas, campeón? ¿Otra traición a tu jefecito?

-Sirius... –murmuró Remus a modo de reproche.

-Déjalo, Lupin –dijo Severus sin mirar al licántropo. –No sabe más que bromear cuando las cosas se le salen de las manos.

Sirius se volteó bruscamente hacia el recién llegado y estuvo a punto de responder a aquello, pero algo le decía que debía mantener la calma. Vio al ex Slytherin servirse un vaso de agua, para luego salir nuevamente de la cocina a paso tranquilo. La puerta volvió a cerrarse.

-Si el profesor Dumbledore lo incorporó en esto es por algo, Sirius –intervino Remus mirando seriamente a su compañero. –Deberías ignorarlo en vez de provocarlo... Considéralo un consejo.

-Si nos hundimos será por culpa de ese caballero, Lupin, te lo aseguro –aseveró Black, Remus frunció el ceño. –Espero que, por lo menos, esté tomando medidas acerca de Lily y Alice... No es seguro que estén en manos de los mortífagos a esta altura.

-No lo están, luego de lo pasado –Remus hizo una pausa. –No están en peligro...

-Eso espero...

Severus, fuera de la cocina, terminaba su vaso de agua. Sólo había entrado a la cocina para hablar con Remus, pero el idiota de Black tenía que estar ahí también. Hace un par de semanas que llevaba con ellos, en casa de Sirius, casa que todos sus ocupantes, excepto por el joven Black, habían abandonado para seguir a sus familias o a Lord Voldemort. Tiritó al recordar a aquel macabro ser... ¿Hasta qué punto llegaba la maldad de Riddle? El poder estaba comenzando a volver loco a ese sujeto y a...

-¡Bueno, bueno, miren quién está aquí! –exclamó Peter con sarcasmo. –¿No es la basura traidora? –Snape frunció el ceño, pero guardó silencio. –¿Esperando que se aparezca tu nuevo jefe, Severus? Pues, hoy no vendrá, así que pierdes tu tiempo.

Snape se limitó a pasar junto a Peter y se sentó en uno de los sofás de la casa. Si se detenía a pensar en cada cosa que le decían los miembros de la Orden del Fénix, fácilmente podría caer en depresión. Sonrió para sí. Su humor no distaba mucho del de Black.

Peter lo observaba de reojo. El tener al antiguo mortífago en casa no facilitaba las cosas, pero tampoco era un estorbo. Soltó un suspiro y caminó hacia el joven de cabellos grasosos. Tomó asiento junto a él.

-Tengo una pregunta, Snape –dijo Peter secamente. -¿Por qué te uniste a ellos?

Severus alzó una ceja, mas no volteó hacia el antiguo Gryffindor.

-¿Por qué te uniste tú a la Orden?

Peter guardó silencio... ¿Por qué? Porque eran sus amigos, porque no estaba de acuerdo con las matanzas, porque todo esto no tenía sentido. Observó a Severus de reojo. Tal vez él se unió a los mortífagos por cumplir a su sangre, a sus creencias...

-¿Cuánta verdad tiene Riddle?

-Toda –respondió Snape con voz firme. –Toda hasta que comenzó a matar a quienes no lo merecen...

-¿Acaso alguien merece la muerte?

Severus sonrió macabro.

-Muchos –dejó escapar entre sus delgados y resecos labios. –Muchos...

-Así que aún lo admiras... interesante.

Snape sonrió de lado y se puso de pie, dejando a Peter sólo en el sillón. Si Dumbledore no se aparecería ese día, aquella visita no había sido productiva, volvería con los suyos.

-¿Sabes porqué no llegó Dumbledore? –preguntó el ex Slytherin.

-Ha nacido el hijo de Alice...

-¿Y?

-No importa... –suspiró Peter. –Pero fue varón...

-Aún falta el de Evans.

-Potter, ahora es Potter... Y será varón.

-Interesante

Severus se dirigió hasta la puerta de la casa y, calzándose su máscara de mortífago desapareció de la propiedad. Peter aún pensaría en las razones de Severus para traicionar a sus congéneres, mientras Black intentaba entender porqué en estas últimas semanas nadie había sido atacado. Pareciera que esperaban algo... o a alguien.


« El génesis Comenta este capítulo | Ir arriba


Potterfics - Harrylatino
Potterfics es parte de la Red HarryLatino

contacto@potterfics.com

Todos los derechos reservados. Los personajes, nombres de HARRY POTTER, así como otras marcas de identificación relacionadas, son marcas registradas de Warner Bros. TM & © 2003. Derechos de publicación de Harry Potter © J.K.R.