Historia al azar: Tortura
Regístrate | Recupera tu contraseña
     
     
Menú




 
¿Quién ha añadido esta historia a sus Favoritos?
Entre El amor de Hombre y Licantropo » capitulo seis
Historia terminada Entre El amor de Hombre y Licantropo (ATP)
Por Crystal
Escrita el Domingo 10 de Abril de 2005, 14:15
Actualizada el Lunes 29 de Enero de 2007, 17:37
[ Más información ]

capitulo seis

Entre el amor de hombre y de Licántropo. ”

Por Crystal

Interactuando con las vivencias ocurridas en el fic “Entre confusiones apuestas y amores verdaderos”


Capitulo VI.-El encuentro con el cazador...


Ya habían pasado seis días desde que Nathaly y Remus vivían en casa de Miranda. Esta había puesto a disposición de ellos, la biblioteca y los diarios de sus antepasados. Remus pasaba mucho tiempo estudiando aquellos registros. Nathaly le ayudaba pero habían momentos que, ella se cansaba de mirar y leer tanto sin salir afuera. Miró en ese instante con melancolía el exterior que podía verse desde allí. Era un día soleado a pesar de la nieve en el suelo porque pronto sería Navidad y notó a la hermana de Miranda salir apresurada.

Suspiró largamente. Miró a Remus y este seguía enfrascado en sus enormes lecturas. – es increíble.- dijo rompiendo el silencio.- tan pocas cosas que aparecen de licántropos en los libros...- sonriéndole a su novia.- y todo esto está aquí a disposición...

-Puedes preguntarle a Miranda si, puedes llevarte algunos cuando volvamos a casa...

-Si- dijo con desinterés ante su comentario.

Ella dejó la pluma que usaba a un lado.

-¿Por qué no salimos a pasear?- preguntó ella sonriéndole. Atrajo su mirada color miel.- Salimos, nos distraemos, compramos nuestros presentes de Navidad y venimos con nuevas energías y seguimos investigando...-haciendo una pausa agregó.-o tal vez, deberíamos irnos a Londres a pasar las navidades con nuestros amigos y volver... ¿qué tal?

-Nat: Sabes que no puedo... son pocos los días que posiblemente nos quedaremos aquí... tenemos que seguir investigando... ya habrá tiempo para comprar regalos... pero luego.

-Remus: no hay razón para mas investigaciones...- dijo seriamente.- tenemos todo lo que necesitas... Volvamos a casa, a Londres... o salgamos un momento. Este lugar, me asfixia.

A pesar que llevaban un tiempo ya ahí, además de los extraños sueños que Remus no recordaba al otro día, se habían adaptado un poco a sus vidas allí.

-Te estás dando por vencida muy rápidamente.- Sonando decepcionado.

-Bueno, si quieres saber la verdad, no confío en Miranda.- dijo con gravedad.

-¿por qué? Que yo sepa, Miranda es una dama en todo el sentido de la palabra. No ha hecho mas que, abrirnos las puertas de su casa a nosotros... ¿aun sigues sospechando de ella? ¿Con tus malos presentimientos?

-Suenas como si no creyeras en los malos presentimientos... un tiempo atrás, lo hacías.

-No cuando son tan mal infundados como los tuyos...- dijo Remus.

Ahí Nathaly le iba a responder cuando sintió un sonido proveniente de la ventana. Notó una lechuza parda y brillándole los ojos gritó.- ¡Sirius!- emocionada.

-¿Sirius?- preguntó el mirando a donde ella se dirigía. Abrió la ventana dejando ingresar la lechuza.- es la lechuza de los Black’s... pero ¿Qué hace aquí?

Nathaly sonreía otra vez como siempre.

Abrió con avidez la carta, leyendo las dos primeras líneas. –Arly...- dijo sorprendida.- Arly se ha marchado a casa de su tío...- Remus se colocó a su lado leyendo las líneas al igual que ella.- “Pronto y es posible que sepas de ella primero que nosotros. Trato de contactar a su tío pero hasta ahora, no me responde. Creo que, tendré que ir personalmente. Si por si acaso, Arly va a donde ustedes, no dejes de avisarme”- haciendo una pausa.- ¡Pues con razón! –declaró Indignada – Mira la fecha...- con cara de pocos amigos.- ¡¡es muy retrasada! No me sorprende que, no haya recibido nada nuevo de mis amigas o tu de los muchachos... parece que hay problemas con las lechuzas.

Remus no se extrañó ante la confianza de Nathaly y Sirius: Después de todo, las familias Black y Malfoy estaban ligadas como familias una con la otra.

-¿por qué Arly lo abandonaría?- preguntó Remus extrañado.- pensé que las cosas entre ellos, estaban bien...

-Hasta días atrás, lo estaban... o desde que recibí la última lechuza de ella... - mordiéndose el labio.- Arly ha tenido serios problemas con Sirius, pero creí que, lo resolverían...

-¿Has mantenido contacto con ella?

-¡Por supuesto! Aunque nunca coloca fecha en la carta... sabrán los dioses que tan atrasada era la correspondencia de ella– dijo ella indignada.- Es mi mejor amiga...- no revelándole los íntimos detalles que esta si le había revelado en sus cartas.

la lechuza parecía esperar respuesta.

Pero de repente y ante las miradas sorprendidas de ambos, una nueva lechuza con una nota en su pata, se posó en la misma ventana. Pero esta emprendió el vuelo al retirarle la nota. Esta vez, estaba dirigida a Remus. – Es de James...al igual que la de Sirius esta es muy atrasada también. Parece que, están reteniendo las lechuzas... estas aves están hechas para grandes distancias pero si tomamos en cuenta que, estamos en otra parte de Europa es comprensible el retraso. -declaró el sujeto.- Parece que es la segunda vez que Arly se escapa... la primera... “asuntos de pareja”.

-Sirius trató de llegar muy lejos con Arly en la sala de sus padres...- dijo Nathaly - ¿Recuerdas?

-Pero ¿No fue eso antes de marcharnos?

Nathaly asintió. En ese momento, llegó otra lechuza posándose en la ventana.-Ahora es de Arly: nos confirma que se fue de donde Sirius... claro. Sus padres (los de Sirius) la rechazaron como futura señora Black por ... ¿Qué?????- gritó escandalizada.- ¡¡¡Son partidarios de los ideales de “Quien ya sabes”.- no creyendo lo que leía, aun que sabiendo lo ligadas que eran sus familias comprendió el proceder y aun que no lo pensara de manera inmediata tenia sus sospechas.

-¿Qué cosa?- gritó Remus, quitándole la carta de las manos y leyéndola.-¿los padres de Sirius? ¡no puedo creerlo! ¿Crees que Sirius lo sepa? ¡pobre Sirius! – pensando un instante en Arly.- ¿Qué hará ahora?

-Dice que no tiene rumbo... camino ¡¡Pobre de mi amiga!! Y yo aquí...- notándose triste. Siguió leyendo mas abajó azorándose por completo.

-¿Ahora que dice que te has puesto así?- tratando de leer. Nathaly cerró la carta y se la metió en su bolsillo.- ¿Qué dice?

-Que está bien...- dijo balbuceando. – te manda saludos...

Remus alzó una ceja diciendo.- Mientes... esa carita tuya, -señalando el rostro azorado de la joven.- dice otra cosa... de seguro esta carta al igual que las otras y esas lechuzas, salieron seguro semanas, atrás, quizá hasta dos meses atrás... ¿le escribirás a Arly?

Tocaron a la puerta dos veces y apareciendo Miranda dijo.- Nathaly: Corinna va al pueblo...- sonriéndole.- ¿No quieres ir con ella?- mostrándole a la joven que esperaba pacientemente en el exterior de la casa.

Remus dijo –Ve con ella.- sonriéndole.- Querías salir de todas maneras ¿no?

-Si tu no quieres...- dudando marcharse.

-No. Ve... te distraerás... – tomando las notas y colocándolas en el escritorio.- escribiré a Sirius.- señalando la lechuza. – aunque si este correo se atrasa tanto, aun no llegará hasta marzo o abril...- riendo.

-¿Estás seguro? ¿no quieres venir a comprar los regalos para Navidad?

-Si. Ve... – besándole en los labios.- Diviértete...

- no creas que leerás la carta de Arly.- dijo ella sonriéndole.- Me la llevo conmigo...- palmeando el bolsillo delante de él y sonriéndole. Remus sonrió un segundo.

Nathaly pasó por el lado de Miranda dejándole a solas (no muy segura), con Remus.

-Gracias- dijo Remus cortésmente ante la idea de Miranda..- Necesitaba salir...- No sabiendo las verdaderas razones de su ocurrencia para que saliera la joven de cabellos platinos.

Remus se acomodó en su silla y Miranda se sentó frente a él. No haciendo rodeos dijo.- Ella es totalmente humana...- sonriéndole.

Remus alzó su mirada encontrándose con la sensual y madura figura delante de él.- ¿Quién?

-Nathaly... Malfoy... su reputación es conocida por estos lados...

-¿Reputación, de quien?

-Pues de los Malfoy’s querido Remus.- dejando toda formalidad a un lado; la formalidad, que, usaba solo cuando Nathaly estaba cerca de ellos. –Conozco a los Malfoy por Reputación: brujos... muy distinguidos... muy queridos de sangre pura.- sorprendiendo a Remus que ella supiera eso.- Tengo mis contactos... me sorprende que, aprueben los de ustedes, conociendo lo que eres.- viendo hesitar.- porque conocen lo de ustedes ¿no? Que eres licántropo...

Remus dejó lo que estaba haciendo y declaró.- Nathaly no tiene padres... su madre murió siendo esta una bebé; su padre murió en manos de seguidores de alguien que se conoce como Voldemort... y ella no es humana, es bruja y como tal a sido educada...

-Acaso ¿Te aprovechaste de ello para traerla contigo?

-No comprendo lo que me dices...

la lechuza de Sirius aun continuaba en la sala. Parecía mas bien indignada de que se hubieran olvidado de su presencia en el lugar: Aun seguía esperando la carta de respuesta para Sirius.

Miranda se puso de pie y caminó hasta el otro lado. Colocando sus manos en sus hombros dijo serena y cerca de su oído.- Una atractiva chica... pero no deja de ser quien es. Nosotros, no dejamos de ser quienes somos... hay muchos baches en tu camino, querido Remus. Al final, te darás cuenta, que la has tenido solo para hacerla sufrir...

-¡Jamás haría sufrir a Nat!- discutió alarmado.

La lechuza ante su reacción, agitó escandalosamente sus alas.

-No intencionalmente claro. Pero admitámoslo: Sabes los riesgos. Nosotros quienes somos, nunca hemos congeniado con los humanos. Para ellos, somos monstruos... ¿No crees que ella, a escondidas piensa que eres alguien diferente? –notándole su rostro molesto agregó.- ¡no digo esto para molestarte o hablar mal de ella Remus!- haciendo una pausa.- Pero bien sabes que, ambos mundos nunca se mezclarán... –tocando dos mechones de su cabellera.- Pero...

-Nat comprende lo que hay de por medio cómo anteriormente te he dicho... ella esta educada a un modo diferente al tuyo o al mío propio...

-Es una bella chica Remus. Pero como mujer sabe las implicaciones de acercarse un poco mas al ser amado...- riendo por lo bajito.- Y tu y ella, bueno... – no entrando en detalle.- si la quieres, nunca se verán mas allá de lo que son ahora...

-¿Qué sabes lo que soy con ella?

-Soy mujer... aunque con mas gustos en común entre tu y yo... – susurrándole.- Que tu y ella. – sonrió aun mas.- Ahora, está tranquila. Pero pronto, comenzará a inquietarse. A encontrarse encerrada. Pronto querrá salir porque no le permites salir de aquí.- ahí Remus recordó las palabras de Nathaly mas temprano. -Solo te lo digo, para que no sufras por ella. O ella, no sufra mas de lo necesario...

-Te juro que, Nat no sufrirá...- sonrió amablemente y no viendo la doble intención de la mujer.

-sabes bien que, si quieres hablar... encontrar alguien con quien charlar...- besándole en la mejilla.- mis puertas siempre estarán abiertas...

Entonces decidió marcharse finalmente del estudio.

Remus sacudió su cabeza notándosele atontado en un momento y dijo.- Debí haberme quedado dormido...- notando la lechuza agregó tomando un pedazo de papel.- Dale esto a Sirius...- escribiéndole.

-¡Que hermoso día!- gritó Nathaly al lado de Corinna mientras ambas andaban seguidas de dos hombres con armas. Corinna parecía recatada y muy encerrada en si misma. Nathaly no se daba cuenta de que aquellos sujetos le cuidaban las espaldas.

Notó como la navidad empezaba a sentirse en todas partes.

Caminaban sin decir una sola palabra cuando Nathaly preguntó.- ¿entonces tu nombre es Corinna?

-Así es...- dijo ella.

Nathaly notó que, o era muy tímida o no le gustaba entrar en detalles.

La gente en la acera por donde transitaban, les evitaban chocar o cruzarse. Preferían lanzarse a la calle antes de compartir acera con ellas.

-¿Qué edad tienes?

-17 años...- declaró Corinna.

-¡Casi tenemos la misma edad! Bueno, yo cumplí 18 meses atrás... incluso para primavera cumpliré 19.

-¡con dieciocho puedes independizarte!- dijo Corinna ya mas animada. Ahí miró a la joven caminar a su lado.- Si tuviera 18, vivaría fuera de aquí...

-¡pero si se nota que vives bien con tu hermana!- declaró Nathaly.

-media hermana.- declaró la joven y agregó – Mi madre era humana... su padre, se enamoró de mi madre... y bueno, el resto es historia...- dijo con desanimo.

-¡No le veo nada de malo! ¿Y la madre de Miranda?

-Murió mucho tiempo atrás.12 o 13 años antes de yo nacer... antes de que, su padre incluso, se involucrara con mi madre... – haciendo un pausa declaró.-¿Cuánto tiempo llevas de novia de Lupin?

-Ah...- dijo ella azorándose.- Cumpliríamos un año para esta Navidad- eso me recuerda que, tengo que comprarle algo. –sonriendo.- llevo meses haciendo un suéter para él, pero el regalo de primer aniversario tengo que comparlo.

-¡Vaya! – dijo ella sorprendida.- Tienes mucha suerte: Se ve que es un sujeto muy gentil...- bajando su cabeza.- Pero... ¿Eres tu acaso...- señalándole.

-¿Qué cosa?- preguntó Nathaly deteniendo su caminar. Ella se detuvo también.

Susurrando dijo.- Ya sabes... licántropa ¿Lo eres?

-No lo soy...- dijo Nathaly haciendo que Corinna abriera los ojos como platos y la boca se abriera de la impresión.

-¡Increíble!- declaró ella sorprendida.- Mi hermana siempre ha dicho junto a nuestro primo Nicholas que, los licántropos y los seres humanos no pueden convivir... – sonriéndole.- ¡¡Eres la oposición a todo lo que me han dicho en todo este tiempo!!

- no soy humana, mortal si a esto te refieres, pero soy bruja.¿Eres licántropa? – preguntó Nathaly sin aspavientos a Corinna.

-No... soy una persona normal. Te lo dije: Mi madre no era licántropa...

-pero ¿no heredaste la licantropía?

-es lo que Miranda nunca ha comprendido... pero no todos heredamos esas características ¿crees eso de que, los licantropos transfieren siempre su problema a sus hijos? Conozco personas que, no son licántropos y son hijos de personas que si tienen el problema. Hay casos que si pasa y hay casos que, no ocurre- declaró Corinna. Mirando a un lado declaró.- Oye: Vamos allí.- señalando un café en el pueblo.- Ahí hacen unos rollos daneses sabrosísimos llevándosela de la mano.

Y es que, mas temprano aquel día, algo pasó que a Corinna no le agradaba pero su hermana se lo había pedido.


---------- Flash Back....

-¡Corinna!- gritó Miranda deteniéndole cuando ya se subiría al vehículo para ir al pueblo.- ¿Vas al pueblo?

-Si... ¿Te puedo traer algo hermana?- sonriéndole.- iba a comprar tu regalo para la Navidad y tal vez, traer un árbol para que lo decoremos...

Aunque Corinna sabía que, la única razón por la cual Miranda no iba al pueblo era por la reputación que Wolf´s Hang Valley y sus habitantes tenían. Ella iba porque todos aunque sabían que era hermana de Miranda Valdenstroff, era suficiente ese apellido para infringir respeto y temor hacia represalias si alguien lastimaba a la hermana menor de Miranda. Además, que nunca iba sola. siempre iba resguardada por dos de los mejores hombres (quienes eran también licántropos), a su servicio.

-Necesito que vayas con Nathaly Malfoy al pueblo.- dijo seriamente.

-¿En serio? Vaya... nunca se ha acercado para decirnos que, quiere ir...

-No. Te pido a ti, que la acompañes. Pasen un tiempo allá.- mirando atrás, donde estaba la casa.

-no comprendo.- dijo Corinna ante su extraño comportamiento.- ¿por qué?

-Necesito hablar con Remus.- dijo ella con un brillo que Corinna siendo su hermana notó particular y algo extraño en ella.- y Necesito que, averigües algo para mi de la joven Malfoy...

-¿Cómo que?- preguntó ella.

-Su vida, de todo lo que te puedas enterar que nos sea importante.- dijo ella seriamente.- En primavera habrá una reunión en Londres... quiero que, Remus vaya conmigo...- sorprendiendo a su hermana.- quiero a Nathaly fuera del camino. Estos meses, pueden ser de ayuda.

-¿Qué pretendes Miranda?

-Por ahora, que Nathaly y Remus, se separen un poco.- dijo ella con sencillez.- Nathaly es una piedra en mi zapato para los planes con Lupin...

-Pero...

-Remus es importante para nuestra ascensión hermana.- dijo Miranda tomándole de los hombros. Le sonrió diciendo.- Solo, harás lo que tu hermana quiere.. porque siempre harás lo que diga ¿no Corinna? Después de todo, yo te quiero mucho hermanita. Siempre he hecho todo para protegerte...

-¿por qué quieres a Remus a tu lado en la ascensión?

-Porque no hay duda que la profecía habla es de nosotros...- sonriéndole a Corinna mientras esta le miraba atónita. –Necesito a Remus de mi lado... ¿lo harás hermana? Además, que el tiempo se acaba... es en menos de un año y un año es tiempo suficiente para sacarla del camino.

Corinna asintió en silencio pero mordiéndose el labio. Miranda le abrazó y le besó con afecto.

-Vuelvo ahora... – dijo Miranda separándose de ella.- Veré si la convenzo...- y volteándose agregó.- dependemos de ti hermana. Toda la sociedad depende de ti...- marchándose finalmente.

---------------- Fin del Flash back...

-“Toda la sociedad, depende de mi”- pensaba Corinna en esos instantes que, tomaba asiento con Nathaly en el café. Los dos vigilantes se quedaron fuera del negocio.

Desde un coche negro dos pares de miradas se concentraron en quienes entraron al café.

-¿Son los gorilas de Miranda?- preguntó la chica mirando con interés a través del vidrio a las dos jóvenes. Ella parecía joven, sus ojos cafés miraban con desprecio a los dos hombres que esperaban afuera.

-Si... los mismos...- dijo el sujeto de ojos azules quien manejaba el vehículo. Ahí su compañera notó su mirada a las dos jóvenes del café.

-¿Qué pasa?

-La chica de cabellos claros... es una Valdenstroff. La media hermana de Miranda...

-¿Acaso no me contaste que, no es licántropa?

-Dije que no estaba seguro...- dijo apretando sus manos contra el volante.

-Sabes, si quisiéramos deshacernos de menos basura de este mundo, comenzaríamos con esos dos...

-Olvídalo. Es de día aun... sería muy obvio y hay muchas personas... inocentes en las calles.

-A ellos no les importa atacar de los nuestros Andrew.- dijo la chica con odio y repudio que no sorprendió a su amigo.- Si no fuera por ti...

-Ya olvídalo Cordelia... –dijo Andrew.- ¿Crees poder entrar allí sin ser reconocida? ¿o sin causar problemas? – mirándole un momento declaró.- y deja tu arma...

-no cargo arma..- dijo ella no muy creíble.

Andrew no le miró y dijo tranquilamente. – la que siempre llevas en tu entrepierna...- azorándole considerablemente. Ella se desacomodó su falda.

-¡Ni se te ocurra espiarme!- dijo de mal humor, sacando el arma de donde el sujeto se imaginaba que la llevaba. – Increíble... con ellos tan cerca y tu...

-Deja de quejarte- dijo Andrew.- la chica de cabellos platinados..- señalando al tomar el arma de su mano. Cordelia miró donde estaba la hermana de Miranda con la otra.- Es algo menos que licántropa...

-¿Humana?

-No. Pero no me creerías ahora... trata de acércate a ella en un momento haber que escuchas. Su nombre es Nathaly...

Cordelia miró a Andrew y después adentro, donde la hermosa chica de rostro pálido comía un rollo danés. - ¿No me digas que ahora te conseguiste novia? No veo que, esté con ellos en contra de su voluntad. –dijo irónicamente y por supuesto celosa.- ¿de donde la conoces?

-Del altercado tiempo atrás en los bosques de Valdenstroff. – dijo seriamente y obviando el ataque de suspicacia de su compañera. - Has lo que te digo...

-ya, ya- dijo la chica rezongando su actitud. Ya fuera del coche y caminando hacía el interior del lugar.- Hombres...- siendo observada por los sujetos en la puerta con atención.

Y es que Cordelia era una mujer muy hermosa con un horrible pasado; un pasado manchado de sangre, lagrimas y por supuesto, licántropos.

Mientras fingía comerse un panecillo de canela con un café, se colocó a pocos pies del par que parecía ya hablar animadamente. Escuchó cuando la que Andrew le dijo que se llamaba Nathaly preguntarle a Corinna.

-Se nota que tu hermana es una persona muy ocupada... ¿no te sientes sola a veces?

-Es porque con anterioridad, estudié en una escuela internado en Suiza. Por la condición de Miranda, eso le resultaba imposible. Pero cuando nos quedamos nosotras solas, ella prefirió mandarme allá hasta que tuviera la edad de volver. – tomando un sorbo de su bebida.- ¿Cómo conociste a Remus?

-Bueno...- dijo ella azorándose – Era mi compañero en la escuela Hogwarts... en Inglaterra..

-“¿Hogwarts? ¿Qué es Hogwarts??”- se preguntaba Cordelia anotando todo lo que las chicas decían en una servilleta.

-... Ah.. entonces ¿Cómo fue que terminaron juntos?

Azorándose mas declaró.- Bueno, teníamos dos amigos... –comenzó a decir cuando la puerta se abrió mostrando en el umbral a dos personas conocidas de Nathaly. Esta frunció el entrecejo al reconocerlos.

Uno de ellos, aun llevaba cicatriz en su labio, parte de lo que quedaba de la pelea que este tuvo con Remus.

-Miren lo que hay aquí...- dijo el sujeto atrayendo la mirada de Cordelia y Corinna por igual.- Hada... –Acercándose provocadoramente a la mesa.

-¿Quiénes son?.- preguntó Corinna a Nathaly.- ¿Los conoces?

-¿Quién es tu amiga?- preguntó el otro sonriendo.- Es linda...

-Será mejor que nos dejen en paz y se larguen...- dijo Nathaly poniéndose de pie – O seré yo quien te marque ahora tu ojo para que te haga juego con el labio...- señalando ambos puntos en la cara del sujeto.

-¡Uy que miedo!- dijo este tomando por el brazo a Nathaly.- Desde que te vi aquel día, quise tenerte en mis brazos... y ahora no esta nadie para entrometerse...

-¡¡Suéltala bruto!!- dijo Corinna exasperada y poniéndose de pie.

Pero el otro sujeto aferró a Corinna para que no ocasionara problemas. Los dos vigilantes de Miranda ingresaron en el lugar, notándose molestos. Uno de ellos dijo.- Suelten a las damas...- amenazadoramente.

-De Wolf´s Hang...- dijo el primero de los dos jóvenes. Miraron a Nat y después a Corinna. Dándole una segunda mirada a Corinna agregó.- Esta es la hermana de Valdenstroff – no evitando decir esto ultimo con nerviosismo.

-Suéltenlas...- dijo el otro de los vigilantes.

Los chicos al verse acorralados, soltaron poco a poco a las chicas, y estas fueron guiadas afuera por los vigilantes.

-Esa chica... y su novio, los encontraron los de Wolf´s Hang...

-¿Qué quieres hacer?- preguntó el segundo al primero. Ambos miraban por donde se habían ido.

-Solo significa una cosa: Son como ellos...- dijo frunciendo su rostro.- Busca a los otros...- notando que aun no se marchaban del pueblo.- Podremos encargarnos de ellos y darles una lección a ellas...

Pero Andrew vio sus intenciones. Igual Cordelia. Esta se reunió en el coche con él. Andrew puso en marcha el vehículo diciéndole.- Tenemos que advertirles...

-¿Estás loco?- preguntó no creyendo lo que quería hacer.- oye: Se que crees que la chica es inocente, pero...

-¡Es inocente!- dijo Andrew siguiendo a la par a Nathaly y Corinna. – Mira: entraron allí...- mostrándole una tienda de artículos en general.-Entra tu... yo te seguiré...

-¡Es muy peligroso! Te encontraste con ellos una semana atrás... ¿Qué pasa si uno de los licántropos te reconoce?

-No me reconocerán...- dijo sonriéndole.- Ninguno de ellos, estaban ese día en el problema en el bosque...- frunciendo su rostro.- aunque la chica podría darme problemas...

Andrew y Cordelia ingresaron, notando los dos guardias (quienes miraron a Cordelia varias veces, pues era una mujer muy atractiva), pero esta prestándole caso omiso, caminó por los tramos, hasta dar con Corinna y Nathaly.

Nathaly observaba unos hermosos bolsos muggles que le irían perfecto con unos pantalones que tenía en su equipaje. – Quiero ese...- dijo a la dependiente.

Esta se lo pasó mostrándoselo. Viéndose al reflejo, Corinna dijo.- ¡Ay que hermoso te queda! – sonriendo complacida y azorando a la chica.

-Gracias- declaró humildemente.- Ahora tengo que buscar para Remus...- preguntando al dependiente.- ¿dónde están las cosas para hombres?

El dependiente señaló mas atrás.

Pero Nathaly miró un instante el reflejo mas allá y se volteó al reconocer los ojos azules.

Aquellos ojos azules a quien comparó con los de su mejor amigo en Londres (aunque los de Sirius a veces, parecían grises).

Aquel día...

En el bosque...

Apuntándole con un arma.

Andrew se dio cuenta que le reconoció.- Por favor, no grites...

Corinna lo observó de arriba abajo y luego miró a Nathaly por respuestas. Pero esta dijo simplemente.- Sabe de lo que soy capaz... déjenos en paz. – metiendo su mano dentro de su abrigo y apretando su varita en ella.

-Solo quiero advertirle... que se reúne con el grupo que no debería...- mirando a Corinna un instante agregó.- Ambas...

-Sabemos cuidarnos solas... y además, no nos reunimos con nadie...

-Sabemos que son de Wolf´s Hang Valley...- dijo Cordelia seriamente.- Y ahora mismo, están en peligro...

-Los sujetos que provocaron esta tarde, fueron por refuerzos...- declaró serenamente y sus impresionantes ojos azules sobre los de la chica.- Vendrán por ustedes... y ni siquiera esos dos...- señalando serenamente a la puerta- podrán detenerlos...

Corinna miró a la puerta y no lo pensó dos veces. Sin siquiera agradecerles, se marchó; pero no así Nathaly.

-Estuviste a punto de matarme aquel día...

-Sin embargo, no lo hice.

-No pudiste. Es totalmente diferente...- declaró ella.

-No se porque no lo hice...- declaró extendiendo su mano.- Se que, te llamas Nathaly...- saludándole. – pero no tengo tu apellido...

-Mal... Malfoy...- dijo en un susurro.- ¿y usted?

-Andrew... Andrew Nayloss.- dijo sonriéndole sutilmente.

-¡Vamos Nathaly!- dijo Corinna volviendo por ella.- Ya nos esperan en el coche...

Corinna marchó adelante y Cordelia dijo.- No se porque Andrew confía en ti. O por que del todo te habla. Pero estás, créelo o no, con los malos... – cortando contacto visual de manera brusca con Nathaly y saliendo del lugar para no despertar sospechas. Nathaly dejó el bolso que se probaba en el aparador.

-Se quien eres... después de nuestro encuentro aquel día hice investigaciones. Ustedes y nosotros, tenemos cosas en común... – bajando su voz agregó.- Trata de venir al pueblo en dos días mas... estaré en la taberna de enfrente...- señalando la taberna que, Remus y Nathaly visitaron su primer día.

Nathaly no respondió nada. Solo salió de aquel lugar para abordar el coche que le esperaba enfrente.

----------------- Continuará...

gracias por todos sus comentarios...espero que esta nueva historia les guste. La escribimos con mucho cariño para todos. Lamento tardarme tanto pero, las cosas cuando se acerca el fin de año se vuelven mas difíciles para mi. Gracias a Yesenia Navarro, Tsuki lunita a Llunaa, a Che Potter y todos aquellos que se que siguen la historia, me escriben al correo y que ahora, no tengo a mano todos sus nombres, pero sepan que los llevo conmigo siempre.


Espero que disfruten estos tres capítulos subidos solo para ustedes... con cariño


« Capitulo V- La misteriosa Miranda Valdenstroff Comenta este capítulo | Ir arriba capitulo siete »


Potterfics - Harrylatino
Potterfics es parte de la Red HarryLatino

contacto@potterfics.com

Todos los derechos reservados. Los personajes, nombres de HARRY POTTER, así como otras marcas de identificación relacionadas, son marcas registradas de Warner Bros. TM & © 2003. Derechos de publicación de Harry Potter © J.K.R.