Historia al azar: Todo Cambio
Regístrate | Recupera tu contraseña
     
     
Menú




 
¿Quién ha añadido esta historia a sus Favoritos?
Un amor curioso » En busca de la liberacion
Un amor curioso (ATP)
Por Sharok Acheron
Escrita el Domingo 3 de Febrero de 2013, 19:29
Actualizada el Domingo 9 de Junio de 2013, 17:32
[ Más información ]

En busca de la liberacion


Al llegar el domingo, volvía a mi recamara tras un largo día, me encontré con que había una nota sobre el escritorio, era de "ella", no decía mucho, tan solo unas pocas palabras:*

Pido disculpas por haberme ido así, tan de repente, pero no me vi capaz, todo ha sido demasiado precipitado, y me cogió por sorpresa
Aunque somos de la misma familia, no nos conocemos lo suficiente, no nos dimos tiempo para saber realmente si sentimos algo el uno por el otro, lo siento.
Perdonad mi cobardía, pero no me siento con fuerzas de dar la cara todavía, prometo poner en claro mis ideas, y hablar con vosotros...
Te quiere..... Luna


Con lágrimas en los ojos, y la carta hecha una arrugada bola en mi puño cerrado por la rabia, me acerque a la ventana. Mirando al cielo, seque las lagrimas que me caían con el dorso de la mano, lancé la carta a la chimenea, que en ese momento se encontraba apagada y con un golpe de varita la hice arder en un fuego abrasador que destruyo ese papel con la misma rapidez y facilidad con la que ella habia destrozado mi corazon.
Una vez consumida, conjuré un potente chorro de agua haciendo así desaparecer cualquier rastro de esa cobarde despedida, y saliendo por la puerta me prometí que no estaría hundido mucho mas tiempo y que ya apareceria la persona adecuada para mi.

A la mañana siguiente, como cada día, fui a la cafetería, y mientras desayunaba, ojeando el chafardero me llamo la atención un curioso mensaje:

Lechucería secreta, mande sus declaraciones de amor en el completo anonimato, máxima confidencialidad.

En un principio, no le hice mucho caso al anuncio, pero una idea iba cogiendo forma en mi atormentado cerebro... Y si... ¿Por qué no?... Podría mandar una...
La verdad era que sí, que había una mujer que en realidad deseaba más que a nada en este mundo, la consideraba muy hermosa, y soñaba con poder estar a su lado, esa mujer era...
No! --me dijo para mí mismo-- como se te ocurre pensar en algo así, acabas de salir de una relacion que ha salido fatal y se me ocurria pensar en otra?. Ademas,  eso es un sueño imposible, soltando un suspiro, olvídala!!!

Pero olvidarla era tarea difícil, pues cada vez que la veía pensaba que el corazón me iba a estallar de lo fuerte que me latía. Lamentablemente la veía muy a menudo, aunque menos de lo que a mi me gustaría. Tal vez ahora entiendo lo que decia aquella carta, todo habia sido muy precipitado y de habernos casado hubieramos cometido el error mas grande de nuestras vidas.
Ella, mi amada, la mujer a la que tanto deseaba, giraba la esquina de la calle en ese preciso instante. Iba cogida de la mano de su pareja comentando lo que iban a hacer a lo largo del día. Al verlos tan juntitos, creí morir, no soportaba el verlos juntos y ver que la mujer a la que tanto amaba era tocada y acariciada por unas manos que no eran las mias, que era besada por unos labios que no eran los mios.

Comenzamos a hablar los tres sobre cómo les iban las cosas, y como era normal acabaron hablando de lo que había pasado con el tema de la boda, me dijeron que lo sentían mucho, que eran cosas que pasaban, pero que me tenía que reponer y buscar a alguien que de verdad se lo mereciera. Se despidieron con la promesa de vernos más a menudo, el y yo nos dimos un abrazo y ella me dios besos deseándome suerte.
Me fui a su casa pensando todavía en lo ocurrido, notaba las mejillas calientes por efecto de los dos besos que acababa de recibir y me frotaba como queriéndomelos grabar muy hondo en la piel. Podía notar todavía el dulce aroma de perfume que se desprendía de la hermosa melena de mi amada.
Al llegar a casa, fui a asomarse a la ventana tal y como llevaba haciendo desde hacía mucho tiempo para ver pasar las nubes, era algo que me relajaba, que me hacía soñar y creer que todo era posible. Entonces divisé a lo lejos a una persona que se acercaba volando sin escoba, no puede ser, dijo frotándome los ojos, cuando volví a mirar para asegurarme de lo que había visto, pudo observarlo mejor, era como si fuera un ángel. Tenía un rostro perfecto como tallado en mármol y de la espalda le salían dos alas blancas.

No, no puede ser... ¿será verdad entonces...? ¿Será Cupido?
En efecto, ese ángel era Cupido dios del amor, era el encargado de transmitir los mensajes de amor anónimo recibidos en la lechucería que anunciaba el periódico de la mañana...

CONTINUARA...



« Se anuncia una boda doble Comenta este capítulo | Ir arriba Lazos rotos »


Potterfics - Harrylatino
Potterfics es parte de la Red HarryLatino

contacto@potterfics.com

Todos los derechos reservados. Los personajes, nombres de HARRY POTTER, así como otras marcas de identificación relacionadas, son marcas registradas de Warner Bros. TM & © 2003. Derechos de publicación de Harry Potter © J.K.R.