Regístrate | Recupera tu contraseña
     
     
Menú




 
¿Quién ha añadido esta historia a sus Favoritos?
Ariadna Dumbledore y la piedra Filosofal » El comienzo
Ariadna Dumbledore y la piedra Filosofal (ATP)
Por Lily weasly potter
Escrita el Lunes 10 de Septiembre de 2012, 21:58
Actualizada el Sábado 19 de Enero de 2013, 18:37
[ Más información ]

El comienzo

Era una noche oscura y lluviosa cuando una mujer cruzo el pequeño pueblo que  desolado y silencioso no hoyo los apresurados pasos de la mujer bajo la lluvia.

La mujer encapuchada casi corrió al camino que había después del pueblo, cruzo apresurada las vías del tren vacías y se adentro al boque por el camino sin inmutarse por los ruidos extraños que había a su alrededor y lo oscuro y tenebroso que estaba el bosque, en parte porque  a esas altas horas de la noche era normal que no hubiese ninguna luz demasiado fuerte y la otra causa era por que ese bosque era demasiado tenebroso por si mismo. La mujer no se inmuto por su oscuridad solo intento tener mas cuidado de no tropezar por el suelo encharcado para así evitar movimientos demasiado bruscos y provocar que el bebe que llevaba envuelto en mantas se despertara produciendo su llanto y condujera por el ruido demasiado fuerte a las criaturas que habitaban esa noche en el bosque.

Cuando ya había pasado un rato desde que se había adentrado en el camino de tierra encharcada, por el fuerte aguacero que caía, se paro un poco a observar el majestuoso castillo al que se había estado acercando desde el principio.

Paso lo que quedaba del terreno y fue con paso apresurado a las grandes puertas de madera. Como era de esperar estaban cerradas, la mujer se paso el bebe en vuelto en mantas a el brazo izquierdo lentamente para no despertarlo y saco un palo de madera, murmuro unas palabras y del palo de madera salió una luz blanca e intensa que rápidamente tomo la forma de un halcón.

Desapareció de su vista tan rápido como había aparecido traspasando el roble de la puerta, la joven se quedo quieta esperando. Después de un tiempo se oyó un ruido de pisadas y unos minutos después las puertas se abrieron para dejar paso ha un hombre alto con barba marrón que empezaba a blanquear por la canas al igual que su cabello su barba que le llegaba por debajo del pecho, era ondulada y se notaba cuidada uno de los rasgos mas llamativos del hombre, aparte de su nariz que parecía partida, era sus azules ojos que parecían atravesarte como rallos X.

Salió apresurado, le dio paso a la encapuchada sabiendo perfectamente quien era, y la acompaño girando por varias esquinas hasta llegar a una gárgola, se paro y dijo:

-"Pastel de naranja"- su voz sonó tranquila y suave, intentando trasmitir tranquilidad a la mujer detrás suya.

Subieron las escaleras hasta unas puertas, pasaron por ellas y el hombre de delante se fue a una silla de apariencia cómoda se sentó y le dio una invitación a la joven par que tomara asiento enfrente suya, y de su mesa llena de objetos extraños. La habitación también tenia unos cuantos muebles mas llenos de las cosa extrañas de la mesa, había retratos por toda la sala que precian dormidos aun que algunos se movían un poco y parecían concentrados para escuchar la conversación que se llevaría acabo.

El hombre miro atentamente a  la encapuchada por un rato asta que hablo en voz seria:

-"¿A que se debe tu visita? ¿Por qué debo suponer que no es por cortesía?"- Se paro un momento y dijo-"Ha estas horas de la noche deberías estar en casa ya que es peligroso para ti salir, y también para tu bebe"- Termino con un voz mas seria de lo que había empezado.

-"No te equivocas al pensar que es serio"- Añadió con rapidez-"Albus mi marido a … a muerto un ataque mortifago no pude evitarlo tuve que huir con mi hija por que sino mi niña moriría lo siento Albus lo siento de verdad" -La mujer empezó a llorar y Albus Dumbledore se quedo estático en su asiento -"Yo … yo, compréndelo Albus no pude hacer gran cosa si quería salvarla solo pude pelear con unos pocos mortifagos y no salió realmente bien, la serpiente de Voldemort me mordió y he perdido demasiada sangre por el camino no durare demasiado"- Se callo y miro compasiva al hombre que estaba muy quieto delante suya, con los años le había cogido un cariño inestimable dejo que poco a poco lo asimilara lentamente una lagrima callo por los ojos del del director de ese lugar.

Suspiro y miro a la mujer frente asi que tenia el rostro cubierto -"¿Por qué no te has aparecido?"-pregunto con una cara llena de pena.

-"Ya sabes que la aparición no es buena para bebes además un mortifago me anulo la magia cuando estaba huyendo, patético ¿verdad?"- dijo y a continuación se rio amargamente terminando en un sollozo -"Cuidaras de mi hija ¿verdad? Prométemelo Albus nadie mas la cuidara tienes que ser tu, mi niña necesita el cariño de un familiar y ese eres tu, no la puedes dejar con nadie mas poniendo de escusa que es por su seguridad serás tu quien crie a mi niña puedes pedir ayuda a la profesora MC Gonagal u a otro profesor pero serás tu quien este con ella hasta que sea suficientemente mayor eres su abuelo después de todo, tu hijo lo hubiese querido y yo lo quiero y ahora Albus prometemel…l…lo"- Termino con voz cansada y cada ve mas baja, se quito la capucha y se vio su semblante cansado, que un poco de tiempo atrás demostraba haber sido muy hermosa y sereno sus ojos verdes se estaban volviendo cristalinos poco a poco pero ella se debatía, aun no había conseguido lo que quería y su hija tenia que estar a salvo antes de irse de ese mundo.

Albus Dumbledore miro a la que fue la mujer de su hijo y ahora viuda y apunto de morir se resistía tercamente a dejar de vivir hasta conseguir la palabra de este, suspiro derrotado mientras asentía levemente.

-"Lo prometo, lo prometo por mi hijo Brian, por ti Nicole y por mi nieta Ariadna"-Dijo con voz cansada escrutando con la mirada a su casi hija.

Nicole sonrió sin fuerzas ya y dirigió una ultima mirada a su bebe de ojos azules y nariz igual a la suya (para su suerte), se inclino hacia su hija y la beso en la frente, después alzo la mirada y vio a su suegro, sonriendo se despidió de él puso a su niña encima de la mesa retirando algunos objetos, se echo para atrás y dijo en un murmullo -"Te quiero"-Después solo hubo oscuridad.             

 



Comenta este capítulo | Ir arriba Capitulo 1 »


Potterfics - Harrylatino
Potterfics es parte de la Red HarryLatino

contacto@potterfics.com

Todos los derechos reservados. Los personajes, nombres de HARRY POTTER, así como otras marcas de identificación relacionadas, son marcas registradas de Warner Bros. TM & © 2003. Derechos de publicación de Harry Potter © J.K.R.