Regístrate | Recupera tu contraseña
     
     
Menú




 
¿Quién ha añadido esta historia a sus Favoritos?
Firmando mi sentencia » Llamada ...
Firmando mi sentencia (R13)
Por Piru Granger
Escrita el Domingo 18 de Marzo de 2012, 18:08
Actualizada el Jueves 5 de Abril de 2012, 12:03
[ Más información ]

Llamada ...

Se levantó aquella mañana, y nada más abrir los ojos se dio cuenta de que estaba en su nuevo apartamento, y aún no lo había desempaquetado todo ... sería mucho trabajo para ella sola, pero en realidad lo prefería, prefería ir haciéndose a la idea de que todas esas cosas las tendría que hacer sola a partir de ahora.

Ginny llamó a la puerta, sobre las 11 de la mañana y Hermione le abrió. Ginny entró feliz, radiante como siempre, abrazó a Hermione sin darle oportunidad de siquiera saludar.
-  ¡Me alegro tanto!
- ¿De qué? - preguntó Herms mientras cerraba la puerta
- De que te hayas enamorado de otro
- ¿Quién dice que me he enamorado?
- Luna. Me ha llamado esta mañana para decirme que anoche te enamoraste de un chico, que habías vuelto a reír como siempre y que te habías dado cuenta de que eres libre
- Pues se equivoca, no me he enamorado
- ¿Seguro? ¿Cómo se llamaba el chico?
- Jacob Black - y ante aquello en sus ojos apareció un leve brillo, y una sonrisita tonta en su cara
- Umm... Jacob Black, en cuanto lo vea necesito darle las gracias por hacer desaparecer al ... a Malfoy de tu vida
- Draco nunca desaparecerá de mi vida. ¿Para ti alguna vez desaparecerá Adrian?
- ¡¡¡¡Shhhh!!!! Por supuesto que sí, para mí el único hombre de mi vida ha sido Harry
- Oh, cariño mío, recuerda que soy tu mejor amiga. Sé perfectamente que saliste con Adrian antes que con Harry para olvidarlo, aunque ... no resultó ser así del todo, ¿verdad? ¡Te enamoraste de él!- dijo con una sonrisa burlona
- Pero fue hace mucho
- Fue tu amor secreto a los 14, ¿no? - Ginny, sonriendo, asintió - Aún no consigo entender cómo pudiste mantener el tema alejado de tu hermano por tantos años, Gin
- Siendo su hermana se aprende mucho - de pronto, Hermione dejó de reír, y comenzó a llorar.-    ¿Qué te pasa?
- Anoche, me fijé en otro. Parece que soy la única que se da cuenta de eso
- No, todos nos hemos dado cuenta, precisamente, por eso Luna y yo estamos tan felices. Hermione, no puedes vivir eternamente llorando por un hombre que se va a casar con otra
- No se quieren ... o tal vez sí, no lo sé.
- Tienes que olvidarle
- Lo intento
- No, no lo intentas. Sigues viviendo una mentira, porque siento decirte que seguramente, él no volverá
- ¿Sabes qué es lo peor?
- ¿El qué?
- Que lo sé. Que sé que no va a volver a mí, pero aún así, no puedo evitar seguir esperándolo.

2 meses y medio después.

Hermione y Jacob eran grandes amigos, aunque ambos sabían que en realidad deseaban algo más que ser solo amigos.
Y fue aquel viernes noche, que Jacob fue a recogerla del trabajo y fueron a cenar a un italiano, cuando se dieron cuenta de que los dos querían lo mismo.
- ¿Sabes algo? - Herms negó con la cabeza - Leslie me pidió ayer que volviera con ella - Hermione tragó saliba notablemente, dejando el vaso de coca-cola de nuevo en la mesa.
- ¿Y qué le dijiste? - preguntó temerosa, Jacob sonrió de lado
- Que había perdido su oportunidad, que la había olvidado, que ya ... me había enamorado de otra chica - comentó lo último con increíble valentía, y mirándola a los ojos
- Bien dicho. Fue una idiota al dejarte ir
- ¿Acaso tú no lo harías? - La tenía acorralada, justo donde quería, sabía que a él no podía mentirle, sabía que él era su apoyo, el único que había conseguido que la auténtica Hermione, a la que todos adoraban, regresara después de que Malfoy la dejara tirada, la dejara sin vida, como ella solía decir.
- No - respondió con fingida tranquilidad, y la verdad, es que fue franca, pues si ella fuese Leslie, nunca lo hubiese dejado ir, nunca hubiera dejado de besar esos labios - Por cierto ... no sabía que te había enamorado de otra chica, ¿quién es? - dijo sonriendo, pues ahora había sido ella quien lo había pillado
- ¿No te lo había comentado? - ella negó, con una sonrisa burlona, aunque por dentro, algo se estaba muriendo, sabiendo que diría cualquier nombre menos el suyo. Mientras, algo en Jacob también moría al saber que si le declaraba su amor, ella saldría huyendo, pues nunca podría reemplazar a su estúpido ex, pero aún así, sería valiente, y lo intentaría, a pesar de que le parecía algo inútil - Hermione ... te quiero. - ella dejó de comer, y se quedó callada, paralizada, como asimilando la frase - Sé que nunca lograré reemplazar a Malfoy, llegar a ser algo para ti como él lo fue, pero no puedo evitar quererte.
- Jacob ... - su labio tembló por un segundo - Te quiero - pronunció sin más, una lágrima rodó por su mejilla, él se levantó y se sentó a su lado, y de pronto, sin avisar, no le frenó la lágrima con una suave caricia con el dedo, sino con un beso, y siguió besando su rostro, hasta que lo que dos cuerpos pedían, se hizo realidad: la besó en los labios.

En ese justo instante, en aquella misma calle, frente al cristal que daba justo con su mesa, un rubio junto con su falsa prometida veía, dolido, la escena:

Miraba con tristeza y dolor la escena. Hermione besando a un chico, al cual jamás había visto. Su prometida lo miraba con pena, había empezado a enamorarse de él, pues le hacía olvidarse de John, su antiguo novio, aunque sabía que él nunca la amaría. Eran tantas las noches en que lo veía con rabia y ganas de llorar, lo escuchaba gritar de dolor en la otra habitación, maldecirse así mismo y a su padre, y a esta estúpida vida, eran tantas las mañanas en la que lo veía mirar una foto de ella, y oírle hablarle, siempre le decía cosas distintas, excepto lo último: "Lo siento, espero que llegues a perdonarme y seas feliz. Aunque no lo creas, siempre te amé, Hermy". Y le rompía el alma el tono con el que lo decía.

- Lo superó - dijo en voz alta, hablándole a Pansy, a la que le tenía cariño, pero sabía que nunca sería como Hermione, porque de ella no estaba enamorado.
- No te iba a esperar toda su vida. Es joven y bonita, no tardaría en encontrar a alguien. - la miró con frialdad, simplemente, porque sabía que era la verdad - No sé por qué te pones así.
- Créeme, si vieras a John besando a otra, por muy poco que te hubiese importado, también te pondrías así
- John me importó, y mucho. Y me importa - añadió con un hilo de voz
- Pues no lo parece
- Lo único es que yo intento seguir adelante, no me quedo estancado en un lugar en el que no hay nada, porque Draco, despierta, ya no hay nada a tu alrededor en ese mundo en el que vives: la dejaste ir, y todo ha desaparecido en ese sitio, así que o sigues adelante con tu vida, o pronto, se te hará tarde.
- No es fácil salir de mi mundo, ¿sabes? Es el mundo en el que he vivido los últimos 14 años, donde me he sentido querido y seguro, siendo yo mismo, y ahora me da miedo salir al exterior, porque todo lo que he conocido como la palma de mi mano, estaba en ese lugar. En el que ahora, como tu bien dices, no hay absolutamente nada, salvo simples recuerdos de lo que un día llegué a ser ahí.
- Podrías serlo de nuevo en otro mundo - comentó inocente Pansy
- Nunca habrá otro mundo como ese
- No lo sabrás si no lo intentas. Intenta ser feliz. Sé feliz

Dentro, en el restaurante, el móvil de la chica comenzó a sonar, y con una sonrisa de verdadera felicidad, se separó por fin, de los labios del chico.
Con profunda alegría, buscó el teléfono, y lo cogió.

- Herms al habla - dijo con un tono alegre que hacía tiempo que no se oía en su voz
- Hermy - dijo al otro lado Ginny, que a diferencia de ella, tenía un toque de dolor, de profundo e insoportable dolor
- ¿Qué te pasa, Gin? - preguntó preocupada, dejando toda alegría a un lado.
- Estoy en el hospital - se notaba que había empezado a llorar, y a Hermione se le encogió el corazón en cuanto dijo esa frase ...
- ¿Por qué? - su amiga se derrumbó al otro lado del teléfono - ¡Gin! - la oía llorar sin consuelo, y escuchó cómo otra persona cogía el teléfono
- Hermione, soy Luna
- ¡¡Luna!! ¿Qué pasa? - Jacob miraba a su novia con un deje de preocupación e intriga
- Estamos en el hospital - Hermione asintió cómo si Luna pudiera verla - Fred, George y Sirius ...iban
- Sí, iban a un partido de fútbol, ¿qué pasa?
- Han tenido un accidente con el coche.
- Voy para allá - y colgó. Se levantó, sacó su cartera y dejó el dinero que calculó que costaba todo en total, y dejó un poco más por si acaso.

- ¿Qué pasa?
- Los gemelos y Sirius
- ¿Quién?
- Sirius, el padrino de Harry, ha sido como un tío para mí y los gemelos ... - una fugaz sonrisa recorrió su rostro - Bueno, siempre he estado con ellos. Son hermanos de Ron. Los 3 han tenido un accidente con el coche y necesito iralhospital - dijo atropelladamente, necesitaba de una forma desesperada ir a verlos, y confirmar que habían salido ilesos, en fin, eran ellos, las 3 personas más valientes, divertidas y fuertes que había tenido el placer de conocer.
- ¿Qué?
- ¡Hospital! - gritó Hermione, y salió del restaurante.

Fuera, en la oscuridad, ya no había ninguna figura apuesta y rubia junto a su morena prometida, habían desaparecido, pero eso no era lo que a Hermione le preocupaba.

Jacob la llevó al hospital sin rechistar, a su lado, Hermione iba mirando al frente sin decir ni una sola palabra, tenía un nudo en la garganta ... Ginny, la chica más fuerte que había en el mundo, pocas veces la había visto llorar, y ahora el dolor se notaba incluso en su temblorosa voz, eso solo quería decir que la situación era grave.
Cuando fue a bajarse del coche, Jacob la retuvo
- Hermione ...
- ¿Sí? - dijo ella, con sus ojos vidriosos
- Yo ... creo que tengo que irme ... mañana trabajo temprano ... y ... me sentiría un poco incómodo ahí
- Sí, claro - dijo ella, que en realidad prefería que no se quedara, pues ella también lo vería como un intruso en ese mismo instante, un instruso que se colaba en medio del dolor de una familia. Jacob se acercó a ella, le dejó un casto beso en los labios y la dejó ir sin decir nada más.



« De nuevo mi sonrisa Comenta este capítulo | Ir arriba


Potterfics - Harrylatino
Potterfics es parte de la Red HarryLatino

contacto@potterfics.com

Todos los derechos reservados. Los personajes, nombres de HARRY POTTER, así como otras marcas de identificación relacionadas, son marcas registradas de Warner Bros. TM & © 2003. Derechos de publicación de Harry Potter © J.K.R.