Regístrate | Recupera tu contraseña
     
     
Menú

RSS de Pottterfics



 
¿Quién ha añadido esta historia a sus Favoritos?

Deprecated: Function mysql_db_query() is deprecated in /home/potterfics/domains/potterfics.com/public_html/secciones/historias/historia_capitulo.php on line 5

Deprecated: mysql_db_query() [function.mysql-db-query]: This function is deprecated; use mysql_query() instead in /home/potterfics/domains/potterfics.com/public_html/secciones/historias/historia_capitulo.php on line 5
Corazón en conflicto » Capítulo 4
Historia terminada Corazón en conflicto (R15)
Por ForeverHP92
Escrita el Miércoles 2 de Agosto de 2017, 21:20
Actualizada el Miércoles 18 de Octubre de 2017, 21:11
[ Más información ]

Capítulo 4

Empezaba a anochecer después de que Draco dejara a Hermione en la puerta de su casa, esperó a que entrara para poderse marchar de ahí, tenía que averiguar la razón de que esas personas los estaban siguiendo.

Caminó unas cuadras más hasta estar un poco más alejado de la casa de Hermione para hablar al aire.

- Tonks, sal ya, sé que nos has estado siguiendo al igual que Harry.

- Vaya, pensaba que no te habías dado cuenta.

- Pues sí, me he dado cuenta. ¿Por qué nos seguís?

- Sólo queríamos saber de qué hablabas con Hermione, ya sabes que somos muy curiosos.

- Demasiado. De todas formas ni se os ocurra preguntárselo a ella porque lo tenemos prohibido, así lo ha decidido Dumbledore. Os prometo que pronto os enteraréis, pero de momento es un secreto. Bueno, yo me voy que tengo que preparar todo para la misión- se marchó.

Tonks se quedó pensando y se dirigió a su casa para hablar con Harry, esperaba que todavía no le haya preguntado nada a Hermione, ya que él no siguió a Draco si no que se quedó allí esperando un poco antes de tocar a la puerta y hablar con su mejor amiga.

Entró en su casa y se topó de frente con Harry, quien se aproximó a ella.

- ¿Has averiguado algo?

- No, ¿se lo has preguntado a Hermione?

- No. Lo iba a hacer ahora.

- Pues no lo hagas. Es algo secreto que tienen con Dumbledore, es mejor dejar las cosas como están, créeme.

- Está bien, lo dejaré así.

- Bien. ¿Te quedas aquí un rato?

- Claro, aunque muy poco, me voy de misión.

- Algo de eso me ha dicho Draco.

Hermione salió y los tres se pusieron a hablar tranquilamente. Hermione pidió a Harry que cuidase de Draco, a lo que él aceptó para hacerla sentir mejor, sabía que el rubio no necesitaba su protección, pero eran amigos y los amigos se protegen mutuamente.

 

AL DÍA SIGUIENTE

Los tres chicos estaban esperando al cuarto miembro, Remus. Estaban a punto de irse a la misión y no se podían retrasar mucho más.

- ¿Dónde estará?- preguntó Blaise.

- Estará aquí pronto, ya lo verás.

- Eso espero Harry.

Diez minutos después Remus apareció con la respiración agitada, parecía que venía corriendo.

- Buenos días, siento mucho el retraso chicos- saludó.

- No te preocupes. ¿Qué te ha pasado? Es muy raro en ti que llegues tarde.

- Nada chicos, no os preocupéis. ¿Nos vamos?

- Sí, quiero volver lo antes posible y cuanto antes lleguemos allí y lo resolvamos antes volveremos.

- Terminaremos pronto, ya lo verás.

- ¿Y dónde has estado?- preguntó Harry.

- En mi casa.

- Ya… ¿Dónde has ido en realidad?

- Pues yo… ¡Está bien! He ido a ver a Tonks.

- ¡Lo sabía!

Draco y Harry se rieron.

Los cuatro se pusieron en marcha hacia su misión.

 

 

En otra parte, en un apartamento, Hermione se levantaba para ir a desayunar con Luna y después ir a trabajar al hospital. Salió de su casa y fue al bar, no se dio cuenta que la seguían.

Se reunió con su amiga, hablaron, se tomaron un café y cada una se fue por su lado a trabajar. Luna se tenía que ir a entrevistar a un mago que había visto algo que no era normal, sobre una criatura parecida a los Nargles;  al final y al cabo era periodista, en la revista de su padre "El Quisquilloso".

Hermione se marchó al hospital, era sanadora,  metida en sus pensamientos, haciendo planes para su boda, tan metida estaba en esos pensamientos que no se dio cuenta que no había nadie a su alrededor y tampoco que alguien la seguía hasta que fue demasiado tarde, la noquearon con un hechizo aturdidor y se la llevaron.

El secuestrador la cogió en brazos, miró a su alrededor para asegurarse que nadie le veía y se desapareció, la llevó a una mansión directo al sótano, para dejarla atada a la pared y la quitó su varita.

 

 

Horas después, dos personas estaban esperando a otra que no llegaba.

- ¿Dónde se habrá metido Hermione? Se suponía que ya debería estar aquí- dijo Ginny.

- Tiene que estar llegando, ya lo verás.

- Eso espero Tonks, si en una hora no llega nos vamos.

- Sí, vale pero mientras tanto la esperaremos a que llegue.

Fueron pasando las horas y Hermione no llegaba, a pesar de que habían pasado horas desde que habían quedado.

- Me estoy preocupando Tonks. Hermione debería haber llegado hace tres horas.

- Ya lo sé, yo también.

- Deberíamos ir al hospital, a lo mejor todavía no ha salido, por alguna emergencia o algo.

- Sí, mejor vamos a ver. Pero Draco lo dijo, que había alguien que los seguía y eso no me da buena espina.

- Lo sé.

Las dos salieron de allí y fueron directas al hospital. Llegaron allí y preguntaron por ella a la enfermera que había en recepción.

- La sanadora Granger no ha venido hoy, es muy raro, pero pensábamos que se encontraba enferma- dijo la enfermera.

- Pues no.

- Será mejor que hablemos con el Ministro y con el profesor Dumbledore. Vamos Ginny.

- Y también con Luna, iba a ir a desayunar con ella esta mañana.

- Muy bien. Pues vamos.

Ambas se dirigieron a la casa de su amiga Luna. Llegaron y tocaron a la puerta, las abrió su padre, Xenophilius Lovegood.

- Buenas tardes señor Lovegood- saludaron las dos.

- Buenas tardes.

- ¿Está Luna?

- Sí, claro que sí. Pasad.

Las dos chicas pasaron a la casa, era tan excéntrica como quienes vivían allí. El señor Lovegood fue a avisar a su hija que tenía visitas.

- Hola chicas.

- Hola Luna.

- ¿Ocurre algo?

- Tenías una cita con Hermione esta mañana, ¿verdad?

- Sí.

- ¿Ha ido?

- Claro. Hemos pasado un buen rato.

- ¿Y después?- preguntó Tonks en modo profesional.

- Bueno, después de desayunar yo me he ido a hacer una entrevista y ella se iba al hospital. ¿Ha pasado algo?

- Habíamos quedado con ella y después de esperarla durante horas hemos ido al hospital. Hoy no ha ido a trabajar.

- ¡Qué raro!

- Sí. Será mejor que vayamos a hablar con el profesor Dumbledore.

- Y también podemos ir a ver sus lugares preferidos, por si acaso.

- Sí, tienes razón.

- Voy con vosotras. ¡Papá! Me voy. Hasta luego.

- Hasta luego cariño- se despidió desde lejos el señor Lovegood.

Las tres chicas fueron al colegio Hogwarts. Fueron directamente al despacho del director, Albus Dumbledore, quien estaba hablando con la profesora McGonagall.

- Hola mis niñas.

- Hola profesor Dumbledore, profesora McGonagall-saludaron las tres.

La profesora las saludó con un movimiento de cabeza.

- ¿Qué ha pasado?

- Hermione ha desaparecido.

- ¡¿Qué?!

- No la encontramos por ningún lado. Habíamos quedado hace horas y ella no aparecía, a pesar de que siempre es muy  puntual. Así que hemos ido a preguntar por ella al hospital, hoy no ha ido a trabajar. Como esta mañana había quedado con Luna para desayunar hemos ido a su casa a preguntar por ella. Y sí, han desayunado juntas y después cada una se fue a su trabajo- contó Tonks.

- Aunque Hermione no ha ido al suyo.

- Ya veo. ¿La habéis buscado en otros lugares?

- Sí. Hemos ido por donde ella va al hospital, a sus lugares favoritos, a la casa de sus padres… Nada.

- Ya veo- repitió el director.

 

 

Mientras en otro lugar.

- ¿Se puede saber qué haces?

- No te entrometas padre- dijo Lucius Malfoy.

- Me entrometo porque tienes a una muchacha en el sótano y atada. ¿Qué estás haciendo?

- Ella es la Sangre Sucia Granger. Y no dejaré que despose a mi hijo.

- No lo tienes aquí por esa razón. La tienes aquí porque ella te ha arruinado los planes, porque ella es inteligente y poderosa, que además es una hija nacida de muggles- dijo Abraxas Malfoy.

- ¿Y qué si es así?

- Pues que en esta casa eso no lo voy a permitir. No voy a consentir que manches aún más el nombre de la familia Malfoy y que arruines la vida de mi nieto. Todavía soy el Lord de esta familia, así que vas a dejar libre a esa muchacha, la darás su varita y no la volverás a molestar.

- Pero padre…

- Y que sepas que te despojo del poder de ser Lord Malfoy, Draco tendrá ese derecho directamente. Tú ya no eres mi heredero.

Lucius no tuvo otro remedio que hacer lo que su padre le había ordenado.

Hermione, cuando se vio libre, fue derecha al colegio Hogwarts a hablar con el director. Allí se encontró  a sus amigas, quienes la abrazaron con fuerza, la profesora McGonagall, al director Dumbledore, al Ministro Kingsley y dos aurores.

Les contó todo lo que había pasado desde que había desayunado esa mañana con Luna. El Ministro mandó a laos aurores a detener a Lucius Malfoy por secuestro.

Los dos aurores llegaron a la Mansión Malfoy y detuvieron al hombre, aunque este se resistió. Le llevaron a los calabozos del Ministerio de Magia, hasta que fuese su juicio, por secuestro.

 



« Capítulo 3 Comenta este capítulo | Ir arriba Capítulo 5 »


Potterfics - Harrylatino
Potterfics es parte de la Red HarryLatino





Todos los derechos reservados. Los personajes, nombres de HARRY POTTER, así como otras marcas de identificación relacionadas, son marcas registradas de Warner Bros. TM & © 2003. Derechos de publicación de Harry Potter © J.K.R.