Historia al azar: Una vida complicada
Regístrate | Recupera tu contraseña
     
     
Menú

RSS de Pottterfics



 
¿Quién ha añadido esta historia a sus Favoritos?

Deprecated: Function mysql_db_query() is deprecated in /home/potterfics/domains/potterfics.com/public_html/secciones/historias/historia_capitulo.php on line 5

Deprecated: mysql_db_query() [function.mysql-db-query]: This function is deprecated; use mysql_query() instead in /home/potterfics/domains/potterfics.com/public_html/secciones/historias/historia_capitulo.php on line 5
Marte 3: nuevo mundo » Capítulo 30
Historia terminada Marte 3: nuevo mundo (ATP)
Por adillita27
Escrita el Miércoles 12 de Julio de 2017, 07:25
Actualizada el Miércoles 27 de Septiembre de 2017, 07:33
[ Más información ]

Capítulo 30

Con todos trabajando, Orión se tomo un día para revisar todo bien, primero fue a las fabricas donde vio que estaban llenas de gente trabajando.

−Señor Orión no le esperábamos. −Le dijo el encargado de la quesería.

−Quiero ver que todo esté bien.

−Entonces venga conmigo, lo que vera le maravillara. −Y lo llevo al sótano donde vio estanterías llenas de queso. −Tenemos más de 1000 ruedas, algunas son muy grandes, para cortarles o venderlas en las tabernas donde venden mucho queso, otras son más pequeñas y también minis para venderlas en las tiendas sin tener que cortarlas.

−Estupendo. −Y se puso a mirar las ruedas, como le dijo el encargado algunas eran muy grandes, de más de dos kilos, otras más normales y las minis eran un poco más grande que un pan redondo para bocadillo. −¿Cuántas hacéis al día?

−Unas cincuenta piezas.

−Una buena cantidad, en unos meses más traeremos mas vacas así que podréis hacer mas.

−Gracias.

−De nada. −Y despidiéndose se fue a ver la fábrica de embutidos que con los quesos habían muchísimos, también se hacían embutidos sin cerdo, de pavo y pollo para los que no podían comer cerdo, no se habían olvidado de nada.

Una vez termino de revisar las fábricas y las granjas se fue a una escuela primaria donde lo recibió la directora.

−Buenos días señor Orión.

−Buenos días, ¿cómo van las clases? ¿Los nuevos alumnos se han adaptado bien?

−Lo han hecho, hemos puesto cinco clases nuevas.

−Estupendo, ¿comen bien?

−Sí señor, los cocineros me han informado de que la comida se les termina.

−Quiero que la comida sea gratis para todos.

−Lo es señor, se reparte a todos por igual.

−Es lo que quería escuchar, cualquier problema no dude en venir a verme.

−Lo hare señor.

−Estupendo. −Y despidiéndose se fue a mirar otras cosas.

Al final del día se ponía con su informe, quería que sus compañeros supieran que todo iba bien

Dos meses más tarde, el consejo del tratado informaba que la enfermedad había desaparecido, con tanto anti virus que les habían llevado habían podido curar a todos.

Con esa buena noticia, Alexai siguió trabajando en los proyectos que tenia, el primero era terminar de perfeccionar el suero anti envejecimiento, ya lo tenía terminado pero quería que fuera mejor para que no hubiera ningún fallo y aunque no lo había probado sabía que no fallaría, su sangre era la materia prima para ello.

Un mes más tarde, Jason le decía a Draco que ya habían terminado de construir las naves.

Draco informaba al consejo. −Ya podemos enviar la nave a la tierra.

−Lo haremos pero no ahora. −Le dijo Orión y miro a Alexai. −¿Cómo va el suero?

−Ya está terminado, ahora mi gente lo está preparando, por seguridad solo nosotros sabremos la receta.

−Sin problemas, esto no saldrá de aquí, les diremos que es suero anti enfermedades por si encontráramos algo, es por seguridad.

−En cierto modo es así. −Le dijo Alexai.

−Así no mentiremos, ¿Cuándo empezareis a repartirlo?

−Mañana mismo si quieres.

−Pues mañana empezaremos a repartirlo, que informen que mañana hay que presentarse en los hospitales y en el laboratorio medico.  −Y con ese nuevo suero todos pasaron para recibirlo.

Una vez lo recibieron todos, ya se ocuparon de poner los equipos en las naves, no podían seguir paradas había suministros que traer y hacer negocios comerciales con otros pueblos.

La primera nave que salió fue la de la tierra y esa la llevo un hombre llamado Argo.

−Argo, tu trabajo es transportar a los humanos desde la tierra a Marte. −Le dijo Orión. −Que no se maten antes de llegar.

−Me ocupare de todo.

−Se que lo harás bien, eres uno de nuestros mejores capitanes. −Le dijo Matsumoto y le dio un pergamino. −Antes de nada que firmen este documento, se les informa que nuestro pago es comida.

−Hare que lo firmen.

−Hazlo, ya nos iras informando.

−Lo hare, ¿Cuánto tiempo tengo que estar allí?

−Máximo tres meses, y volverás con los almacenes llenos.

−Es mucho pero lo aceptamos, en tres meses podremos trasladar a mucha gente.

−Y nos pagaran bien, salís ya.

−Nos vemos en tres meses. −Y despidiéndose del consejo subió a la nave y ya salieron del planeta.

Mientras Argo iba a la tierra, las naves de Sirius, Lucius, Remus y James también salían del planeta su misión conseguir cuatro acuerdos comerciales con cuatro planetas que Alexai les había dicho que eran pacíficos que no les interesaba ni las guerras ni conquistar a nadie.

Y tras un año entrenando y haciendo misiones secundarias por fin los aurores exploradores salían del planeta, cada nave se iba en una dirección diferente, su trabajo revisar cada uno de los planetas que se encontraban y hacer un informe, así sabrían lo que había y que se podían encontrar.

Con todas las naves fuera del planeta, el consejo se puso a trabajar en seguir mejorando su pequeña ciudad.

Una mañana Matsumoto llegaba al ministerio y no le gusto lo que vio.

−¿Matsumoto no entras? −Le pregunto George.

−No me gusta.

−¿El que no te gusta?

−El aspecto del ministerio.

Ante eso el padre de Hermione miro el edificio no entendía porque a su compañero no le gustaba, era un pequeño palacio con muchas ventanas y el interior era de piedra negra como el que tenían en el antiguo ministerio de Londres.

−¿Qué hay de malo en el aspecto?

−Que es pequeño.

−¿Pequeño?

−Sí, solo tiene dos pisos. −Y entonces lo miro. −Tiene que ser más grande y llamativo, el laboratorio medico, el edificio de las naves y el hospital son más llamativos que el ministro, incluso la tienda de los gemelos Weasley es más llamativa.

−La verdad es que tienes razón. −Le dijo George. −El edificio se ha quedado pequeño, al principio estaba bien, pues éramos un pueblo pequeño pero ahora que somos más, tiene que crecer.

−Vamos. −Y entrando les dijeron a sus compañeros lo que querían y les dieron la razón, así que durante los siguientes días buscaron un buen diseño y se pusieron a construirlo, tres pisos con más de 50 ventanas incluso le pusieron una torre con un reloj en medio, cuando lo vieron a todos les gusto, ahora sí que tenían un ministerio grande y bonito.

Tras agrandar el ministerio, se pusieron a agrandar otros edificios importantes, como el cuartel general de los aurores, como pasaba con el ministerio el cuartel se había quedado pequeño para la ciudad que tenían ahora, con ese edificio renovado, se pusieron a mirar otros como el hospital general aunque tenían varios hospitales, ese era el más importante así que también lo agrandaron.

Durante las siguientes semanas estuvieron haciendo obras por todos los puntos de la ciudad, la plaza del ministerio también la hicieron más grande y le pusieron mas farolas, flores y en medio una gran fuente con una escultura de una hermosa mujer de piedra blanca, la plaza de los aurores que era la que estaba delante del cuartel general de los aurores, la plaza central, el mercado, la biblioteca general, el parque más grande de la ciudad con más de 400 acres, era el lugar para relajarse, allí se podía ir en barca, montar a caballo, dar de comer a los animales que vivían que eran ciervos, ardillas y otros animales incluso tenía un pequeño bosque.

También pusieron mas estaciones de autobuses y tranvías, poco a poco lo que un día fue una pequeña ciudad o un gran pueblo de 300.000 paso a ser una ciudad media de 700.000 personas, todos trabajaron para hacer de su ciudad la mejor.

Mientras ellos trabajaban en su ciudad, Argo llegaba a la tierra y tras pedir una reunión con los presidentes les informo de lo que querían.

−Mis lideres me envían para hacer un tratado de comercio, nosotros les ofrecemos nuestra nave para mover a su gente de la tierra a Marte, y ustedes nos pagan con provisiones. −Y les dio el pergamino. −Aquí está el acuerdo, solo lo tienen que firmar.

−¿Lo podemos revisar?

−Lo pueden hacer, cuando decidan algo avísenos. −Y tras decir eso se fue.

Cuando el mago se fue los presidentes se miraron entre sí.

−¿Qué os parece?

−Aun no hemos terminado de construir nuestras naves. −Les dijo otra presidenta. −Y no sabemos cómo están allí, no hemos conseguido hacer una radio lo suficientemente fuerte para que lleguen las señales.

−¿Entonces aceptamos?

−Aceptamos. −Y firmaron el pergamino que el mago les había dado.



« Capítulo 29 Comenta este capítulo | Ir arriba Capítulo 31 »


Potterfics - Harrylatino
Potterfics es parte de la Red HarryLatino





Todos los derechos reservados. Los personajes, nombres de HARRY POTTER, así como otras marcas de identificación relacionadas, son marcas registradas de Warner Bros. TM & © 2003. Derechos de publicación de Harry Potter © J.K.R.