Regístrate | Recupera tu contraseña
     
     
Menú

RSS de Pottterfics



 
¿Quién ha añadido esta historia a sus Favoritos?

Deprecated: Function mysql_db_query() is deprecated in /home/potterfics/domains/potterfics.com/public_html/secciones/historias/historia_capitulo.php on line 5

Deprecated: mysql_db_query() [function.mysql-db-query]: This function is deprecated; use mysql_query() instead in /home/potterfics/domains/potterfics.com/public_html/secciones/historias/historia_capitulo.php on line 5
Marte 3: nuevo mundo » Capítulo 08
Historia terminada Marte 3: nuevo mundo (ATP)
Por adillita27
Escrita el Miércoles 12 de Julio de 2017, 07:25
Actualizada el Miércoles 27 de Septiembre de 2017, 07:33
[ Más información ]

Capítulo 08

Mientras en Orión y sus naves iba todo bien, en la tierra el general que un día había maltratado a Michael tenía un pequeño secreto en el sótano de su casa.

Tras picar una clave de acceso, entro por una puerta de plomo, nada más entrar escucho unos gritos.

−Suéltame. −Le grito un hombre desde una camilla donde estaba atado y tenia enganchada una bolsa salina

−Eric no me hagas repetir que no te soltare, los monstruos como tú, no tienen derecho.

−Eres mi padre, ¿Dónde están mis hijos?

−Ellos están en un lugar donde no pueden usar esos poderes endemoniados.

−¿Y madre?

−Muerta, ella es la culpable de todo. −Le dijo el general mirando furioso a su hijo. −Todos sois unos monstruos, solo te dejo vivir para saber si encuentro la manera de matar a esa gente.

−Te odio, cuando me suelte te matare.

−No creo que lo consigas, estas sujeciones son de plomo, ahora caya y no molestes más. −Y acercándose a una mesa cogió una jeringuilla para sacarle sangre.

Tres semanas más tarde, la nave de Charlus llegaba a la tierra y se dirigió a su tripulación.

−Diez de vosotros bajareis y comprareis, todo lo que encontréis, desde ropa hasta comida, solo tenéis dos horas así que no os retraséis.

−No señor.

−Estupendo, os dejare que bajen los que quieran.

−Sí señor. −Y diez valientes se cambiaron de ropa, y cogiendo el poco dinero humano que les quedaban bajaron.

En la sala de control Frank les pedía que no dejaran de comprobar a su gente, no querían que les ocurriera nada.

−Señor. −Una oficial miraba a su jefe. −Hay indicios de magia.

−¿Indicios de magia? Pero si nos llevamos a todos.

−Lo sé, pero son mínimas, casi no se notan.

−Cogeré a un grupo e iré a mirar que pasa, triangula la emisión.

−Sí señor. −Y se puso a obedecer las órdenes de su comandante.

Diez minutos más tarde, Frank y su grupo se aparecía en una habitación donde vieron a un hombre atado.

−Ayudarme, por favor.

−Ahora mismo. −Le dijo Frank y le quito las sujeciones. −¿Por qué te tienen atado?

−Tengo poderes, tengo que buscar a mis hijos, son dos, un niño y una niña.

−Ahora mi gente los buscara. −Y miro a su equipo. −Ya habéis escuchado, son una niña y un niño.

−Sí señor. −Y abriendo la puerta con magia se fueron a buscar por la casa a los niños, mientras Frank le daba algo de beber al hombre.

−¿Cómo te llamas?

−Eric. −Dijo tras beberse casi toda el agua. −Eres mago ¿verdad?

−Lo soy, hemos venido a buscar cosas para nuestro planeta, ¿Cuánto hace que sabes que eres mago?

−Unos 20 años más o menos, cuando era niño no tenía poderes o si los tenia no sabía cómo usarlos, pero un día se despertaron y aunque al principio lo mantuve en secreto mi padre lo averiguo cuando vio a mi hijo haciendo magia.

−Puede que tu madre atara tus poderes, no es muy común y es difícil pero se puede hacer, así que tu padre te ha mantenido secuestrado.

−Si cinco años o así, mi padre es uno de los generales anti magia, está haciendo todo lo posible para matarnos y usa mi sangre para hacer pruebas.

−No te preocupes, ya nunca más te harán daño.

−Señor ya estamos aquí. −Dijo uno de sus hombres y vio con satisfacción que volvían con dos niños.

−Papa. −Dijo el niño y se acerco corriendo a su padre. −El abuelo nos había dicho que habías muerto.

−No estoy muerto y nos iremos a un sitio donde no nos hagan daño de nuevo.

−No quiero quedarme con el abuelo es malo. −Dijo la niña y se puso a llorar. −Me trata mal, no lo quiero.

−Tranquila cariño nadie te hará nunca más daño. −Y cogiéndola en brazos miro a su salvador. −Ya nos podemos ir.

−¿No quieres llevarte nada?

−No.

−Entonces nos vamos. −Y así como llegaron se fueron.

En su nave, el grupo llevo a la pequeña familia a la enfermería donde se quedaron en buenas manos.

Mientras esperaban a que el equipo que había bajado a comprar, volviera Frank le explico a Charlus a quien había traído.

−Por suerte los hemos podido rescatar, ya ese hombre me caía mal, por todas las cosas que había hecho, pero ahora es peor, ha tratado a su hijo horriblemente.

−Sí que lo ha hecho.

−Ahora en Orión podrán recuperarse y empezar una vida nueva.

−Sí que lo podrán hacer.

−Sí. −Y satisfechos por haber salvado a una familia, esperaron a que terminaran de comprar.

Cuando se hicieron las dos horas más tarde, el pequeño almacén que tenían estaba llena de cientos de cajas, al llegar las habían ido reduciendo para tener espacio para muchas.

Con eso hecho, la nave se iba a Marte a comprobar cómo estaba la gente.

−Yo los veo bien. −Les dijo Charlus mientras miraban las pantallas.

−Yo también. −Le dijo Frank. −¿Nos vamos?

−Nos vamos. −Y miro a su piloto. −Nick nos vamos, pon la nave en marcha.

−Sí señor. −Y abriendo un agujero de gusano volvieron a su planeta.

−Nuestra primera misión ha ido bien, informar a casa que ya regresamos. −Les dijo Charlus.

−Sí señor.

−Aun tenemos que llegar a casa, así que no hables mucho. −Le dijo Frank.

−Eres como James, siempre riñéndome.

Ante eso muchos se rieron.

−Es que si no te reñimos te emocionas demasiado.

−La verdad es que si.

Mientras en la nave de Charlus todos estaban felices por su primera misión bien hecha, la nave de Sirius se encontraba con algo que nunca habían visto.

−¿Capitán que es eso? −Le pregunto un oficial.

No lo sé, haz fotos y envíalas a Orión de inmediato.

−Sí señor. −Y obedeciendo órdenes, hizo las fotos y las envió a casa.

En su planeta, Orión se acercaba a la sala de control, aunque en los primeros meses, habían estado trabajando apenas cinco personas, ahora habían más de veinte para comprobar que ninguna nave se perdiera.

−Señor, tenemos un mensaje del capitán Charlus, vuelven a casa con una familia de tres que han rescatado, ya han comprobado la tierra y Marte.

−Estupendo, envíales la contestación de que les esperamos.

−Sí señor. −Y se puso a cumplir sus órdenes.

Mientras Orión hablaba con uno de los arquitectos de la ciudad para que construyeran una casa nueva para la nueva familia.

−Señor, tenemos un mansaje de la nave del capitán Sirius.

−¿Qué dice?

−Envía fotos.

−¿Fotos?

−Sí señor, se las pongo.

El hombre al ver las fotos, le pidió que llamaran a Draco.

−Ahora mismo señor.

Cinco minutos más tarde, Draco entraba en la sala.

−¿Tío Orión ocurre algo?

−Si Draco, Sirius envía fotos. −Y se las mostro. −¿Sabes qué es?

−Creo que es una estación espacial. −Dijo el hombre mirando las fotos, era una gran bola de hierro y tenía seis brazos con lo que parecían naves. −Ponme con Sirius.

−Sí señor. −Y puso a Sirius. −Capitán Sirius, el consejero Draco quiere hablar con usted, se lo pongo.

Buenas Draco.

−Buenas tío Sirius, estoy aquí con tu padre, creemos que es una estación espacial.

¿Lo que nosotros estamos construyendo?

−Sí, pero creo que la suya es inmóvil, no se puede mover, ¿habéis visto salir a alguien?

No a nadie.

−¿A cuanta distancia estáis de Orión?

A más de 5000 años luz.

−Eso es una gran distancia.

¿Qué quieres que hagamos?

−De momento esperar, ahora mismo voy a ver como es, tenemos que comprobar si esta vacía o no, dame un par de días, de momento no os hagáis notar, no sabemos qué os podéis encontrar.

Lo haremos.

−Enviar transmisiones cada cinco horas.

Como ordenes, corto.

−Sí. −Y miro a su tío. −¿Quieres venir conmigo?

−Sí, tengo mucha curiosidad.

−Eso todos. −Le dijo Draco y los miro. −Enviar un mensaje a la tripulación de la Omega, que estén en veinte minutos en el hangar.

−Sí señor.

Draco y Orión se fueron a hacer las maletas y a cambiarse de ropa, ahora que se iban tenían que ponerse sus trajes.



« Capítulo 07 Comenta este capítulo | Ir arriba Capítulo 09 »


Potterfics - Harrylatino
Potterfics es parte de la Red HarryLatino





Todos los derechos reservados. Los personajes, nombres de HARRY POTTER, así como otras marcas de identificación relacionadas, son marcas registradas de Warner Bros. TM & © 2003. Derechos de publicación de Harry Potter © J.K.R.