Historia al azar: Misión de amor
Regístrate | Recupera tu contraseña
     
     
Menú

RSS de Pottterfics



 
¿Quién ha añadido esta historia a sus Favoritos?
Un viaje al pasado » Molly Weasley
Historia terminada Un viaje al pasado (ATP)
Por SiriusRemus
Escrita el Lunes 26 de Diciembre de 2016, 01:47
Actualizada el Miércoles 11 de Enero de 2017, 17:40
[ Más información ]

Molly Weasley

Albus tomó asiento junto a su familia, aunque estuvo a punto de irse con sus amigos al sillón de Slytherin. La siguiente en presentarse era una chica, la encapuchada se dirigió a su lugar y se quitó la capucha.

La chica tenía el cabello pelirrojo y los ojos marrones brillantes, iba vestida tal como iría una chica en una revista de moda y estaba bien maquillada. Se removió un poco el flequillo hacia el lado y habló.

-Hola a todos, Yo soy Molly Weasley A... -Fue interrumpida por Sirius.

-Mira Molly rejuveneciste con el tiempo. -Le dijo Sirius a Molly I, esta última le lanzó una mirada molesta, quería saber pronto quien nombró a su hija como ella.

-Como decía, mi nombre es Molly Weasley Abney. -Prosiguió la muchacha del futuro.

-Abney de Audrey Abney. -Preguntó Percy sorprendido y algo nervioso.

-Sí, mi madre. Creo que ya te disté cuenta que eres mi padre. -Respondió Molly II sonriéndole a su padre. Molly I miraba a su hijo agradecida, él estaba de verdad arrepentido por lo que había hecho por eso le puso ese nombre a su hija. -Entraré a mi quinto año en Hogwarts, no me escogieron prefecta, el profesor Longbottom me dijo que debo aprender a comportarme.

-Y qué más. -Preguntó Dominique, para molestarla. De todos sus primos Molly II era su favorita.

-Y a dejar de usar la falda tan corta. -Respondió Molly divertida. Percy estaba escandalizado, lo que provocaba la risa de sus demás hermanos. -En fin, no fui escogida. Tampoco juego quidditch, pero mi novio lo ama, es el capitán de su casa y del equipo del colegio. Supongo que conocen a su padre.

-Quién es su padre. -Preguntó Percy algo enfadado, al parecer su hija no era una alumna modélica como él le hubiera gustado que fuera.

-Oliver Wood. -Respondió Molly II.

-Probablemente sí ame el quidditch. -Dijo Fred I y Molly II asintió.

-Prosiguiendo, mi padrino es el tío George. -George le sonrió a su sobrina ahijada. -Y eso es todo, creo.

-Qué quieres hacer después de Hogwarts. -Le preguntó su padre.

-Aún no lo sé. -Respondió Molly II a la ligera.

-Pero qué te gusta estudiar en Hogwarts. -Insistió Percy. Su hija puso cara de pensar, pero al final respondió.

-Nada. -Dijo dubitativa, pero al ver la cara de su padre cambio de tono a uno más seguro. -Nada en especial.

-Por Merlín Percy, no presiones a la chica. -Defendió George a su ahijada, sabía cómo se sentía, cuando le hacían esa pregunta a él y a su gemelo, daban la misma respuesta siendo que por dentro de ellos tenían el gran sueño de abrir su propia tienda; quizás era el caso de su sobrina. -Además todos mis sobrinos tendrán la puerta abierta para trabajar en sortilegios. -Finalizó George. Los chicos del futuro le sonrieron, era igual en el futuro.

-Me toca contar algo sobre el futuro, esto empieza con la ya conocida historia de Beedle el Bardo, el cuento de los tres hermanos. Supongo que la mayoría lo conoce. -Todos asintieron, excepto Hermione, que probablemente era la única vez en que todos sabían algo excepto ella y Harry. -No creo que sea necesario relatarlo o sí. -Interrogó a los presentes.

-Yo quiero escuchar la historia. -Dijo interesada Hermione.

-Lo supuse. -Molly suspiró y comenzó a contar. - "Había una vez tres hermanos que viajaban a media noche por un camino solitario y sinuoso.

Con el tiempo, los hermanos alcanzaron un río demasiado profundo para vadearlo y demasiado peligroso para cruzarlo a nado. Sin embargo, estos hermanos habían aprendidos las artes mágicas, y con el sencillo ondear de sus varitas hicieron aparecer un puente sobre el agua traicionera. Iban ya por la mitad del puente cuando encontraron el paso bloqueado por una figura encapuchada. Y la muerte les habló. Estaba enojada porque le hubieran sido escatimadas tres nuevas víctimas, ya que los viajeros normalmente se ahogaban en el río. Pero la Muerte era astuta. Fingió felicitar a los tres hermanos por su magia, y dijo que cada uno de ellos había ganado un premio por haber sido lo suficientemente listos como para engañarla.

Así el hermano mayor, que era un hombre combativo, pidió la varita más poderosa que existiera, una varita que ganara siempre en los duelos para su dueño, ¡una varita digna de un mago que había vencido a la Muerte!

Así la Muerte cruzó hasta un viejo árbol de Sauco en la ribera del río, dando forma a una varita de una rama que colgaba, y se la entregó al hermano mayor.

Entonces el segundo hermano, que era un hombre arrogante, decidió que quería humillar a la Muerte todavía más, y pidió el poder de resucitar a los muertos. Así la muerte recogió una piedra de la orilla del río y se la dio al segundo hermano, y le dijo que la piedra tenía el poder de traer de vuelta a los muertos.

Entonces la Muerte preguntó al tercer y más joven de los hermanos lo que quería. El hermano más joven era el más humilde y también el más sabio de los hermanos, y no confiaba en la Muerte. Así que pidió algo que le permitiera marcharse de aquel lugar sin que la muerte pudiera seguirle. Y la Muerte, de mala gana, le entrego su propia Capa de Invisibilidad.

La Muerte se apartó y permitió a los tres hermanos continuar su camino, y así lo hicieron, charlando asombrados sobre la aventura que habían vivido, y admirando los regalos de la Muerte.

En su debido momento los hermanos se separaron, cada uno hacía su propio destino.

El primer hermano viajó durante una semana más, y alcanzó un pueblo lejano, acompañando a un camarada mago con el que tuvo una riña. Naturalmente con la Varita del Sauco como arma, no podía perder en el duelo que seguiría. Dejando al enemigo en el suelo el hermano mayor avanzó hacia la posada, donde alardeó en vos alta de la poderosa varita que le había arrebatado a la Muerte, y de cómo ésta lo hacía invencible.

Esa misma noche, otro mago se acercó sigilosamente al hermano mayor que yacía, empapado en vino, sobre la cama. El ladrón tomó la varita y para más seguridad, le cortó la garganta al hermano mayor.

Y así la Muerte tomó al primer hermano para sí.

Entretanto, el segundo hermano viajaba hacia su casa, donde vivía solo. Allí sacó la piedra que tenía el poder de resucitar a los muertos, y la volteó tres veces en su mano. Para su asombro y su deleite, la figura de la chica con la que una vez había esperado casarse, antes de su muerte prematura, apareció ante él.

Pero ella estaba triste y fría, separada de él por un velo. Sin embargo, había vuelto al mundo, pero ese no era su sitio y sufría. Finalmente, el segundo hermano, impulsado por un loco anhelo desesperado, se mató para reunirse finalmente con ella.

Así fue como la Muerte tomó al segundo hermano para sí.

Sin embargo, la Muerte buscó al tercer hermano durante muchos años, y nunca pudo encontrarlo. Fue solo cuando tenía ya una edad avanzada que el hermano más joven se quitó la capa de invisibilidad y se la dio a su hijo. Y entonces saludó a la Muerte como a una vieja amiga y fue con ella gustosamente, e igualmente, pasó a mejor vida." Esa es la historia, lo importante aquí son las llamadas reliquias de la muerte.

-Es solo un cuento, no existen en realidad. -Dijo Dumbledore, le incomodaba un poco aquel tema.

-En eso se equivoca, las reliquias son reales. -Espetó Molly II. -En su testamento profesor, le da a mi tío Ron su desiluminador, al tío Harry la snitch que atrapó en su primer partido y la espada de Godric Gryffindor, la cual no le fue concedida al no ser de su posesión y hereda su ejemplar de los Cuentos de Beedle el Bardo escrito en runas a mí tía Hermione. -Los tres chicos se sintieron halagados de que el profesor les legara algo. -Mientras ellos buscaban los horrocruxes, se sentían atascados, así que decidieron ir por otro camino y comenzar a investigar sobre estos objetos, pero no era el único, pues Voldemort estaba detrás de la Varita de Sauco.

-Por qué iba detrás de la varita. La consiguió acaso. -Preguntó Dumbledore un tanto preocupado.

-Iba detrás de la varita, porque la varita de mí tío y la de Voldemort están conectadas, con su varita jamás podría matar al tío Harry y las otras varitas eran muy débiles. Así que se empecinó en conseguir la varita más poderosa y la consiguió, la tomó de su propia tumba, profesor Dumbledore. -Finalizó Molly



« Albus Potter Comenta este capítulo | Ir arriba Lily Potter »


Potterfics - Harrylatino
Potterfics es parte de la Red HarryLatino





Todos los derechos reservados. Los personajes, nombres de HARRY POTTER, así como otras marcas de identificación relacionadas, son marcas registradas de Warner Bros. TM & © 2003. Derechos de publicación de Harry Potter © J.K.R.