Historia al azar: 31 de Julio, 1980
Regístrate | Recupera tu contraseña
     
     
Menú

RSS de Pottterfics



 
¿Quién ha añadido esta historia a sus Favoritos?

Deprecated: Function mysql_db_query() is deprecated in /home/potterfics/domains/potterfics.com/public_html/secciones/historias/historia_capitulo.php on line 5

Deprecated: mysql_db_query() [function.mysql-db-query]: This function is deprecated; use mysql_query() instead in /home/potterfics/domains/potterfics.com/public_html/secciones/historias/historia_capitulo.php on line 5
Le fay » Capítulo 02
Historia terminada Le fay (ATP)
Por adillita27
Escrita el Lunes 24 de Noviembre de 2014, 09:47
Actualizada el Lunes 5 de Enero de 2015, 09:38
[ Más información ]

Capítulo 02

Hermione sonrió y después de desayunar se fue a la mansión Black, al llegar vio que había mucha gente.

−¿Hermione qué haces aquí? −Pregunto Sirius mirándola.

−Tienes que saber la verdad. −Dijo y le apunto con la varita.

Todos levantaron la varita al ver eso.

La leona no les hizo caso y leyó el hechizo que el señor tenebroso le había dado.

Black se puso a gritar y se llevo las manos a la cabeza, donde se arrodillo.

−¿Qué le has hecho? −Pregunto Remus quitándole la varita y mirando a su amigo.

−No la toquéis. −Dijo Sirius que se levanto, aparto a su amigo y cogió a la chica por los hombros.

−¿Lo recuerdas?

Black asintió y la abrazo. −Lo siento.

−¿Qué pasa? −Pregunto Remus.

−Fuera. −Grito Sirius.

−¿Qué?

Black los miro a todos con odio. −Fuera, esta casa ya no es el cuartel de esa mierda de la orden del fénix, no os quiero a ninguno aquí, Remus, Dora y Harry quedaros, lo demás fuera.

−Pero…

−¿Estáis sordos?, fuera. −Sirius cogió la varita que Remus. −Fuera o terminareis muertos.

Con miedo todos se fueron.

−¿Sirius que pasa? −Pregunto Remus, mirando a su mejor amigo.

−Hermione es mi hija.

−¿Tu hija?

−¿Cómo?

La leona uso el mismo hechizo que había usado con su padre.

Remus sintió un gran dolor de cabeza que le atravesaba, y se llevo las manos a la cabeza y grito.

−¿Lo recuerdas ahora?

−Sí.

−¿Alguien nos puede explicar? −Pregunto Dora mirándolos a los dos.

−Sentaros hay mucho que explicar.

Todos se sentaron y Hermione se sentó al lado de su padre.

−Cuando entre en Hogwarts, conocí a Remus, James, Lily y Peter.

−Si lo sé, que tus padres no aceptaron que entraras en gryffindor. −Dijo Harry mirando a su padrino.

−Sí. −Dijo sonriendo. −Pero había alguien más, una niña llamada Hermione le Fay, esa niña era especial, hablaba con los animales y cantaba canciones de un idioma que nadie entendida.

−Como Luna. −Dijo Harry riéndose.

Sirius le sonrió. −Si, como tu amiga Luna, pero eso no me importo, tenía un gran corazón, y nos hicimos grandes amigos con el tiempo empezamos a salir y un día me conto, que ella era la descendiente de Mogana Pendragon le Fay y que había estado viviendo en Avalon con los druidas, que era la primera druida que iba a una escuela de magia que sus padres no habían estado muy convencidos pero ella quería ver el mundo exterior, así que le permitieron salir.

Me hizo prometer que nunca diría nada a nadie, si alguien se enteraba su familia correría peligro y lo cumplí no se lo conté a nadie, ni siquiera a mis mejores amigos, cuando terminamos Hogwarts ella me dijo que se quedaría en el mundo exterior, que quería traer la magia ancestral de los curanderos para ayudar no solo a los magos si no también a los muggles.

Feliz le pedí que se casara conmigo y acepto, mientras ella estudiaba para medi-maga yo estudiaba para auror, poco tiempo después supimos que íbamos a ser padres.

Vivíamos felices, pero no fue todo felicidad un día que Herms salió a comprar le atacaron, no le dimos mucha importancia, los mortifagos atacaban a muchos así que decidimos que no saldría sola, pero fue a peor, cada día intentaban entrar en la casa, y ella se puso enferma, fui a ver a Dumbledore pidiendo ayuda, pero él me dijo que él era el responsable de todo aquello, que no podía permitir que una le Fay viviera, que ya teníamos suficiente con los mortifagos y el señor tenebroso, así que lo fui a ver.

Le pedí ayuda, que le daría cualquier cosa con tal de proteger a mi familia, me dijo que si que con tal de destruir al profesor Dumbledore haría cualquier cosa y que no hacía falta que le diera nada, pero cuando llegamos era tarde, Herms estaba muerta y mi niña no estaba por ningún lado, Dumbledore llego y me hizo un hechizo olvidando todo, luego recuerdo estar en casa de James y Lily celebrando el embarazo de ella.

−¿Cómo lo has descubierto? −Pregunto Remus, mirando a Hermione.

−Ayer buscaba unas cosas en mi casa, cuando vi una caja que nunca había visto, la abrí y vi los papeles de adopción, los Granger me dijeron que me habían encontrado con una manta a las puertas de su casa y con el nombre de Hermione.

−Como yo. −Dijo Harry.

La leona lo miro asintiendo. −Si, como tú, por eso supe que era el profesor Dumbledore quien lo había hecho, estaba paseando por el callejón diagon cuando me encontré con los slytherin y les pedí que me llevaran a ver al señor tenebroso, me llevaron y me lo conto todo, que Sirius había ido pidiéndole ayuda y que lo había hecho porque quería destruir al profesor Dumbledore.

Hermione saco el baúl que había llevado con ella y se lo dio a su padre.

Sirius abrió el baúl y miro dentro y vio una pequeña caja la cogió al abrirlo vio sus anillos y miro a su hija. −Se lo regale a tu madre, cuando le pedí que se casara conmigo, éramos jóvenes pero queríamos estar toda la vida juntos.

−Me hubiera gustado conocerla. −Dijo la leona abrazándolo.

−Eres mi hija. −Dijo Sirius abrazándola fuerte.

−Sí. −Hermione estaba llorando, y miro a su amigo. −No puedo ayudarte con la orden del fénix.

−No te preocupes yo tampoco, después de lo que me he enterado.

−Quiero que vivas conmigo. −Dijo Sirius. −Sé que tienes dos padres que te quieren, pero yo soy tu padre, y ya hemos estado mucho tiempo separados.

−Lo sé, ¿Qué haremos? Os quiero a los tres.

Sirius se levanto y la miro. -Vamos, hablaremos con ellos.

−Vamos.

El hombre miro a los demás. −Vosotros esperar aquí, mirar haber que hay en el baúl.

−Sí.

Sirius cogió el brazo de su hija y se fueron.

−¿Remus, como era la madre de Hermione? -Pregunto Harry mirando a su tío.

−Herms era una chica hermosa, le gustaban mucho los libros, pero también le gustaba estar al aire libre, como ha dicho Sirius, se pasaba el tiempo hablando con los animales, la llamaban la rarita, pero a ella no le importaba, siempre tenía una sonrisa en la cara.

−¿Conociste alguna vez a sus padres?

−Una vez, cuando Hermione y Sirius se casaron, ellos estuvieron allí, y les dijeron que volvían a su casa, que si alguna vez necesitaban de su ayuda sabía dónde encontrarlos, pero no les dio tiempo.

−¿Dónde está enterrada?

−No lo sé, cuando vuelva se lo preguntaremos a Sirius haber si lo sabe.

−¿Puedo mirar? −Pregunto Harry.

−Claro.

Los tres miraron y vieron los álbumes de fotos, algunos diarios que por respeto no abrieron y documentos.

Estaba el acta de matrimonio de Sirius y Herms, también otros documentos.

−¿Por qué el nombre de Hermione? −Pregunto Harry que saco un pequeño árbol genealógico, y lo miro. −Hay muchas Hermione.

−No lo sé, eso también lo tendrá que explicar Sirius.

−Es mi prima. −Dijo Dora.

−Sí, Dora ahora sois tres, Draco, tu y Hermione. −Dijo Remus mirandola.

Unas horas después, Sirius y Hermione llegaron.

−¿Cómo ha ido todo?

−Herms vivirá con nosotros, y los ira a ver, entienden que tenemos que estar juntos.

−Los iré a ver, porque los tres son mis padres, ellos podrían haberme abandonado cuando descubrieron que tenía poderes pero no lo hicieron.

Sirius le sonrió y se sentó. −¿Qué habéis encontrado?

−Tu acta de matrimonio, un árbol genealógico, hay muchas Hermione, y otros documentos.

−Eso es fácil, según Herms, Morgana y el padre de su hija decidieron llamarla así, por eso hay tantas Hermione porque es un nombre importante.

Sirius miro la cajita de sus anillos y se puso el suyo, aunque habían estado poco tiempo juntos, Hermione era la única mujer a la que había amado y nunca habría nadie mas.

−¿Dónde está? −Pregunto de pronto.

Al escuchar eso todos lo miraron. −¿El qué?

−El corazón verde.

−¿De qué hablas?

Sirius cogió el álbum de fotos y le enseño una foto donde estaba su mujer con un colgante en forma de corazón verde. −Este corazón.

−No lo hemos visto.

−¿Qué es? −Pregunto Hermione mirando a su padre.

−Es tuyo, las chicas druidas llevaban uno toda la vida, donde se concentraban sus poderes, cuando morían se pasaba a la niña más joven de la familia, ese colgante se lo entrego Morgana antes de que irse a conseguir el trono de Camelot, y desde entonces ha pasado por todas tus antepasadas, y tiene grandes poderes. −Sirius cogió la caja y miro por todos lados hasta que le dio la vuelta y se cayó un colgante.

−¿Es esto? −Pregunto Harry cogiendo lo que se había caído y vio el corazón verde.

−Sí. −Dijo Sirius sonriendo, lo cogió y se lo puso a su hija. −Eres una druida, los druidas son mucho más poderosos que los magos, pues ellos tienen los poderes de la naturaleza con ella, incluso en una gran ciudad puedes encontrar naturaleza.

Cuando se lo puso, el colgante se puso a brillar, aparecieron dos personas, y se rompió.

−¿Por qué se ha roto? −Pregunto la leona, cogiendo el colgante y mirando a su padre.

−Porque te falta tu mitad. −Dijo el hombre que había aparecido.

−No habíamos pensado que pudieron ser dos. -Dijo la mujer.

−¿Dos? No entiendo.

−Tienes un hermano o una hermana en algún lugar.

Al escuchar eso Sirius se puso de pie y se les acerco. −¿Dónde está el que falta?

−No podemos localizarlo sin su colgante, pero está vivo porque el corazón se ha partido por la mitad.

−¿Quiénes son? −Pregunto la leona mirando a su padre.

−Tus abuelos, tu madre era su hija.

La mujer la miro. −Así es, sentimos cuando murió, pero el bebe ya no estaba y su corazón no estaba en ti, así que nunca pudimos encontrarte, ahora sabemos que no estás tú sola, si no que hay otro, nos llevamos su cuerpo para enterrarla bajo nuestras tradiciones.

−Lo siento. −Dijo Sirius mirándolos. −Os prometí que la protegería pero no pude.

−No es tu culpa, es culpa del poder y de la gente malvada, todos quieren el poder que nosotros guardamos.

Hermione los miro. −¿Qué pasara ahora?

−Soy Morgana, como mi hija y tu, soy descendiente de Morgana le Fay.

−Yo soy Alian, su marido y tu abuelo.

Alian se acerco a su nieta, cogió una de las partes del corazón partido y se lo colgó del cuello, luego puso la mano en la cabeza, cerró los ojos y un lobo apareció protegiendo el corazón que se había completado.

−Te protegerá, si alguien con el corazón corrompido se acerca a ti lo matara, no volveremos a perder a nuestras hijas.

Morgana se acerco y se arrodillo a su lado, le cogió las manos y apareció un libro.

−Como nuestra descendiente directa tienes el poder de leer nuestra lengua, este libro contiene nuestra magia, ahora es tuyo. -Y apareció una pulsera con una pequeña piedra plateada. −Con esto podrás hablar y encontrarnos donde sea.

−Sí, gracias.

La druida la abrazo la beso y se levanto mirando a su yerno. −Sirius tus enemigos no saben que has encontrado a tu hija, y los que esta tarde se han ido no saben que te has enterado de que Herms es tu hija. Mañana volverán como si nunca hubiera ocurrido nada, guarda tu odio y rencor lo importante es proteger a nuestra pequeña. La dejaremos contigo, pero si no sabes protegerla la llevaremos con nosotros.

−Lo sé, gracias.

−A los señores Granger le hemos dado una nueva vida, con una hija bien lejos de la magia, no es seguro para ellos que vuelvas. −Dijo Morgana.



« Capítulo 01 Comenta este capítulo | Ir arriba Capítulo 03 »


Potterfics - Harrylatino
Potterfics es parte de la Red HarryLatino





Todos los derechos reservados. Los personajes, nombres de HARRY POTTER, así como otras marcas de identificación relacionadas, son marcas registradas de Warner Bros. TM & © 2003. Derechos de publicación de Harry Potter © J.K.R.