Historia al azar: El Clan de los Dragones
Regístrate | Recupera tu contraseña
     
     
Menú

RSS de Pottterfics



 
¿Quién ha añadido esta historia a sus Favoritos?
We are young (3G) » Capítulo IV: Lucy Weasley.
Historia terminada We are young (3G) (R15)
Por TimeAdventure
Escrita el Domingo 6 de Octubre de 2013, 01:13
Actualizada el Sábado 4 de Enero de 2014, 05:55
[ Más información ]

Capítulo IV: Lucy Weasley.


 Lucy Weasley siempre había sido el clon de su madre, el mismo cabello castaño y mirada gris. Pero también poseía parte de la personalidad de su padre, como el ser seria y dedicada a los estudios, aún así había formado su propio carácter, que incluía ser arrogante y fría.

 Ella era muy linda, según la mayoría de chicos de Hogwarts.

 Una chica bonita, pero sin corazón.

 Era la respuesta de muchos.

 A pesar de siempre haber recibido amor, no estaba acostumbrada a el. Todo chico que se acercara a invitarla a salir era rechazado o simplemente ilusionado con lindas palabras. 

Pero para que ella se haya convertido en una persona fría algo habría ocurrido ¿No?

 Y exactamente fue cuando empezó Hogwarts conoció a Scorpius Malfoy, un chico un año mayor que ella, de cabello rubio y ojos grises. Un gran amigo de sus primos. Además de ser bonito, tenía un gran carisma y era inteligente. Él pertenecía a Slytherin, mientras que Lucy era una Ravenclaw bastante orgullosa, nunca podrían hablar.

 Molly, la hermana mayor de Lucy, era una amiga de su enamorado, y aunque sabía que no había más que una simple amistad, odiaba verlos juntos. Molly era más bonita, con su cabello pelirrojo y su gran sentido del humor, cualquier chico caería a sus pies.

 Es por eso que Lucy había decidido cambiar. 

 Comenzó a usar su cabello castaño suelto, las faldas se acortaron, el poco maquillaje que tenía fue utilizado. 

 Se había convertido en la persona que siempre odio.

[...]

 Thomas Nott apareció de la nada y la abrazo por los hombros. Ella le dedico una pequeña sonrisa, como saludo. 

— ¿Qué me cuentas, Lulu?— Inquirió él, mientras reía.

— Soy Lucy.— Corrigió.

— Es cierto, eres Lucy.— Dijo, con la mirada verde perdida.

— No empieces, Thomas. No voy a cambiar porque tú lo quieres.

 El Slytherin miro hacía ambos lados, antes de empujarla a la pared. Coloco sus dos brazos entre ella, acorralándola. El corazón de la castaña comenzó a latir cada vez más fuerte.

— Eres una idiota.— Gruño él.— Cambias por personas que no valen la pena ¿Crees que siendo más linda vas a conquistar a Scorpius? Él no te ama, nadie te quiere más que yo.— Lucy mantuvo la expresión fría.— ¡Demonios! Olvídalo ¿Si? Y por cierto, Lucy Weasley, no vuelvas a hablarme nunca más.

 Thomas dio un paso hacía atrás, dedicándole una última mirada, antes de desaparecer entre la multitud.

 Él volverá, se dijo, soy su única amiga, él es mi único amigo.

 Pero sabía que eso tal vez no sea posible.

[...]

 Amaba las vacaciones de invierno, en vísperas de Navidad siempre iba a Londres a visitar a sus abuelos maternos y era el momento ideal donde podía comprar millones de libros.

 Aunque en ese momento estaba triste, porque Thomas nunca volvió a hablarle, se había cumplido ya medio año desde aquella confesión inesperada y cada vez que se acercaba, él rápidamente desaparecía entre la multitud, o mandaba a alguien a decirle que no pensaba dirigirle la palabra.

 El paraguas la protegía de la lluvia, y cuando suspiro frustrada, su padre le dirigió una mirada de "¿Qué sucede?" a lo que ella respondió moviendo la cabeza en forma negativa. Observo a su abuela y le proporciono un abrazo, antes de cerrar el paraguas.

 Con paso apresurado entro dentro de la casa y saludo a su abuelo, quien leía el periódico. Tomó asiento, y recibió una taza de chocolate caliente. Como siempre, fingió estar bien, mintió todo lo que pudo.

— Te ves divina en ese vestido.— Murmuro su abuela, con una gran sonrisa.— Estas tan bonita, mi niña.

 Y era verdad. Lucy había cambiado mucho. Se hizo más alta durante el transcurso del año, comenzó a dejar los pantalones sueltos para usar unos jeans más bonitos o vestidos. Y aquel que llevaba era especial, porque se lo regalaron para Navidad hace un año.

 Miró por la ventana, cuando una apariencia familiar entraba a la tienda de chocolates. El aire pareció irse de la nada y se incorporo de un salto.

— Iré a comprar chocolates.— Anunció, mientras volvía a adoptar la misma calma de siempre.— Enseguida vuelvo, padre.

 Salió tan rápido de la casa que ni siquiera tomó el paraguas. Cruzo la calle que la separaba de la tienda a una velocidad luz, y cuando entro no había nadie más que la vendedora. Con suma tranquilidad se acerco al mostrador.

— Disculpe...— Miro el cartel que señalaba el nombre de la mujer.— Melany, pero me preguntaba si ha visto a mi hermano, ha entrado recién. De estatura alta y cabello castaño.

— Oh, si, se ha ido para la tienda de ropa junto a tus padres.— Ella asintió y dio un gracias, antes de salir.

 Corrió en la dirección señalada, esquivando a las personas cargadas de regalos. Casi tropieza, pero logró mantener el equilibrio. Choco contra alguien y cuando levanto la mirada, se encontró con la de Thomas.

 Suspiro, y una sonrisa se dibujo en su rostro, pero su amigo seguía igual de serio.

— ¿Qué quieres?— Pregunto, cruzándose de brazos.— ¿Y por qué pareces tan demacrada?

 Después de todo, sigue preocupándose por mi, pensó, acomodando un poco su cabello, es verdad que se había olvidado de la lluvia.

— Quiero que volvamos a ser amigos.— Murmuro ella.

— Yo no quiero ser tu amigo, ni tu novio, no quiero ser nada de una persona como tú, generalmente prefiero alejarme de las personas con doble cara.— Cada palabra que dijo, fueron como puñales para Lucy, pero se aguanto las lágrimas, ella era fuerte.

— Si vas a irte, podrías decirme que viste en mi ¿No?— Lo había tomado del brazo para evitar que se alejara.

— Vi una persona bonita e inteligente, que resulto ser estúpida y sin sentimientos.— Se volteo, mientras suspiraba.— Mis padres esperan por mi. Adiós, Lucy Weasley.

 La figura de Thomas se alejo, dejando sola a la castaña.

 Y así había terminado su historia. Transformada en la chica que siempre había odiado ser.

« Capítulo III: Louis Weasley. Comenta este capítulo | Ir arriba Capítulo V: Hugo Weasley. »


Potterfics - Harrylatino
Potterfics es parte de la Red HarryLatino





Todos los derechos reservados. Los personajes, nombres de HARRY POTTER, así como otras marcas de identificación relacionadas, son marcas registradas de Warner Bros. TM & © 2003. Derechos de publicación de Harry Potter © J.K.R.