Historia al azar: La niña de los zapatos rojos
Regístrate | Recupera tu contraseña
     
     
Menú

RSS de Pottterfics



 
¿Quién ha añadido esta historia a sus Favoritos?
Las Crónicas de Narnia: El Príncipe Caspian » Capítulo 12
Historia terminada Las Crónicas de Narnia: El Príncipe Caspian (R15)
Por Dani Styles
Escrita el Lunes 15 de Julio de 2013, 02:53
Actualizada el Viernes 2 de Agosto de 2013, 14:09
[ Más información ]

Capítulo 12

Capítulos
  1. Capítulo 1
  2. Capítulo 2
  3. Capítulo 3
  4. Capítulo 4
  5. Capítulo 5
  6. Capítulo 6
  7. Capítulo 7
  8. Capítulo 8
  9. Capítulo 9
  10. Capítulo 10
  11. Capítulo 11
  12. Capítulo 12
  13. “Epilogo”
  14. “Epilogo 2”

Capítulo 12:

Narradora:

Los gigantes, los osos, lobos, guepardos y demás criaturas se defendían contra los soldados, no importaba con cuantas personas contaban los telmarinos, los narnianos, los superaban con menor número. Edmund tomo su ballesta y junto a su caballo comenzaron a cabalgar alrededor del agujero derribando a los telmarinos que aún seguían intentando salir.

Las fuerzas de Reepicheep eran los más rápidos y agiles, nadie los veía y eso era perfecto.

-No eres humano.- advirtió un soldado mirando al ratón.

-Obviamente no tienen imaginación.- explicó divertido acabando con él.

Peter y Alanys se dieron cuenta de que el grupo de infantería sería dirigido por Glozelle. Las catapultas seguían lanzando municiones. Caspian levantó su espada haciendo una seña. De lo alto del Altozano, grifos y enanos, volaban lanzando flechas. Pero los telmarinos tenían algo parecido a una gran ballesta que fue derribando uno a uno de los grifos. Peter se dio vuelta mirando a su hermana.

-¿Y Lucy?-preguntó. Susan pareció haber entendido la pregunta, por lo que negó con la cabeza. La infantería seguía avanzando.

-¡Retirada!- ordenó Peter llamando a sus soldados. Caspian, Edmund obedecieron retomando el camino al Altozano. Alanys por otro lado llamaba a los que quedaban para que vuelvan.

-¡No dejen que se escapen!-gritaba Sopespian. Las catapultas seguían lanzando rocas contra las paredes del Altozano.

-¡Avancen a sus lugares!-ordenaba Susan a los enanos y faunos que estaban con ella.

La entrada se desmorono cayendo sobre tres narnianos. Peter miraba en dirección a su hermana. Un pequeño árbol cayó empujando a Susan, Trumpkin, la ayudo sosteniéndola de la mano. Ella consiguió caer en una estable roca.

Las tropas narnianas eran rodeadas por los telmarinos. Peter, Caspian, Edmund, Susan y Alanys, se prepararon para lo que seguía. Los narnianos luchaban valientemente, hiriendo a sus enemigos.

Los cinco se miraron por unos segundos, la primera en salir al ataque fue Alanys seguida por varios narnianos y más tarde por los que los reyes.

Angus ya resoplaba de cansancio pero de todas formas no se detendría y seguiría luchando. Alanys hacía blandir su espada contra sus enemigos, soltando pequeños gritos de guerra.

******************************************************************************** 

En otra parte del bosque, Lucy, seguía cabalgando buscando a Aslan. Muy cerca de ella se escuchaban dos galopes diferentes al del caballo de Caspian. Por entre los árboles se veía una mancha dorada corriendo. Un gran león salió soltando un rugido que hizo que el caballo tirase a su jineta. El animal saltó sobre uno de los soldados  y el otro fue corrió asustado.

Por entre la hierba, Lucy, se arrastraba para poder subir.

-¡Aslan!- exclamó ella tirándose sobre el león.- Si eres tú. Lo sabía, pero se negaban a creerme.-

-¿Y por qué a pesar de eso no viniste a mí?- Lucy se quedó en silencio, mirándolo.

-Perdón, es que tenía miedo.- respondió ella, con absoluta sinceridad.- ¿Por qué no te dejaste ver? ¿Por qué no viniste a salvarnos como la última vez?-

-Nada pasa del mismo modo dos veces, querida.-explicó él.

-¿Si hubiera venido, a los que fallecieron, los habría salvado?-preguntó ella, mirándolo a los ojos.

-Nadie sabe lo que hubiera pasado, Lucy. Pero lo que va a pasar es algo muy distinto.-respondió con su típico tono calmado.

-¿Nos ayudarás esta vez?-volvió a preguntar con una sonrisa.

-Así es, al igual que tú.-

-Desearía ser más valiente.- indagó con un poco apenada.

-Si fueras más valiente, te convertirías en  una leona.- bromeo Aslan.- Ahora, nuestros amigos han dormido lo suficiente ¿No crees?- el león se puso de pie y soltó  un rugido.

********************************************************************************

La guerra seguía, los telmarinos eran demasiado pero la valentía de los narnianos, no se apagaría tan fácil. Alanys había desmontada y comenzó a luchar en tierra.

Susan y Alanys, derribaban a los telmarinos con las flechas. Tres telmarinos acechaban a Caspian, al borde el agujero.  Las tropas seguían  avanzando. Los centauros y faunos se lanzaban contra ellos, pero eran demasiados. Glozelle había tomado un hacha y se disponía a matar a Caspian, pero se detuvo. De debajo de la tierra, una raíz, lo tomo de la cintura.

Alanys, corrió al lado del príncipe, ayudándolo.

- ¿Te encuentras bien?-preguntó.

-Sí. Gracias, ¿Tú lo estás?- él tomo su mano y se puso de pie.

-Te contestare cuando todo termine.- guiñándole el ojo, Alanys, se puso a correr.

Un telmarino la tomo del cuello, tirándola al suelo con fuerza. Ella trataba de alcanzar su espada pero estaba lejos y el soldado se estaba acercando con la suya, dispuesta a matarla. Alanys, cerró los ojos y cuando volvió a abrirlos, la rama de un árbol alejó al telmarino.

-Es Lucy.- murmuró Peter, ayudándola a pararse.

Las largas raíces hacían caer no solo a los telmarinos, sino también a las catapultas.

-¡Por Aslan!-gritó Peter alzando su espada. 

 

-No podemos detenerlos. Hay que llevarlos al río.- propuso un telmarino.

-Debemos reagruparnos… ¡A Beruna!- ordenó Lord Sopespian. Un telmarino hizo sonar un cuerno dando la señal.

Los narnianos perseguían a los telmarinos. Por órdenes de Sopespian, se dirigían al río. Sobre el puente, Lucy, aparecía lentamente. Las tropas plateadas, estaban arrinconados en ambos extremos del puente. La joven reina, desenvaino su pequeña daga. Lord Sopespian, miraba para todos lados, hasta detenerse viendo como Aslan se aproximaba.

-¡Atacar!-ordenó con la espada en alto. Los telmarinos, comenzaron a correr por el puente, pero se detuvieron en la mitad. Aslan soltó un gran rugido que hizo temblar el agua. Aquellos que habían decidido ir por el agua, se vieron que la corriente les pasaba la cintura. Mucho más atrás de donde estaba el puente, una gran ola, iba apareciendo. Viendo el peligro, Sopespian, ordenó seguir avanzando. La gran ola, fue adoptando la forma de una persona de larga barba.

La gran figura de agua comenzó a jugar con los telmarinos. Algunos caían y otros simplemente huían. La figura paso por debajo tomando el puente en sus hombros. Lord Sopespian quedó en el medio. Por más que intentaba detenerlo, no pudo y lo último que se escuchó fue un grito.

 Alanys soltó un grito de alegría y se abrazó a Peter.

-Lo logramos.-él la abrazó por la cintura y la besó.

Luego de la batalla, los narnianos, se encargaron de desarmar a los telmarinos.

Los Reyes de Antaño junto a Caspian y Alanys se arrodillaron frente a Aslan

-De pie, reyes y reinas de Narnia.- solo cuatro de ellos, hicieron caso.-Todos ustedes.-

-No estoy listos.- murmuro Caspian.

-Y por  esa misma razón, sé que lo estás.- repuso Aslan. Caspian sonrió y se levantó. Alanys dio un paso al frente y se acercó a su padre.

-Te extrañe.-le susurró arrodillándose a su lado.

Luego de unos momentos, unos ratoncitos, trajeron a Reepicheep mientras tocaban una melodía narniana. Lucy, rápidamente se arrodillo junto a él, sacando la poción curativa. El pequeño soldado se levantó lentamente, con una expresión de felicidad en el rostro.

-Gracias, majestad.- agradeció. Dando un pequeño salto, se dio cuenta de la presencia del león. -Saludos, Aslan. Es un verdadero honor estar en…- se tambaleo y apoyándose sobre una pequeña roca, se exalto al ver que no tenía su cola. -Estoy muy desconcertado. Le suplico indulgencia por presentarme de modo indecoroso… ¿Quizá… una gota más?- Lucy, miró la pequeña botella para luego ver al ratón.

-No creo haga eso.- respondió apenada.

-Puedes intentar.- Aslan y Alanys, rieron levemente.

-Te sienta muy bien, pequeño.- habló  él.

-Aun así, Gran Rey.-Alanys, se sorprendió al ver que desenfundaba su espada.- Debo retirarme, pues que me han cortado es el honor y la gloria de un ratón.- termino, ofreciendo su espada.

-Tal vez, le das demasiada importancia a tu honor, pequeño.-explicó Aslan.

-No… no solo es el honor, también sirve  para el equilibrio.- repuso. -Y para trepar, y agarrar cosas.

-Con su permiso, su real majestad.- interrumpió otro ratón.- Nos avergonzaría exhibir un honor, que le se le niega a nuestro líder.-los demás ratones desenfundaron sus espadas y las colocaron en sus colas.

-No por salvaguarda tu dignidad, sino por el amor de tu pueblo.- explicó Aslan. Reepicheep al voltear se dio cuenta de que su cola apareció de nuevo.

-¡Aquí está! ¡Gracias, gracias mi señor! La atesoraré por siempre.- exclamó alegre.- De ahora en adelante será un recordatorio de mi gran humildad.- los demás sonrieron.

-Bien, ¿Y dónde está tú querido amiguito del que tanto me han hablado?- preguntó Aslan a Lucy. Todos miraron hacía el río, señalando a un enano.  Trumpkin, se arrodillo frente a él. Aslan soltó un rugido, y el enano se avergonzó.

-¿Ahora si lo ves?- preguntó divertida, él por su parte, se impaciento.

-En cuanto a ti, hija mía. Creo que ya es tiempo que vuelvas a ser como antes.-Alanys miró a su padre y sonrió. Con un leve soplido, la su oscura melena, desapareció y volvió a ser roja fuego, sus ojos volvieron a ser azules y por el arco de su nariz aparecieron pequeñas pecas.

-Esa es mi Alanys.-murmuró Peter, tomando su mano.

***************************************************************************

Hola mis amores, bueno tan solo falta un capítulo para que termine la historiaL. Quiero que sepan que me encantó tener a tan excelentes lectores como ustedes J los/as amo

En diez minutos subo el primer capítulo de la mini-historia J

Link:http://www.potterfics.com/historias/146337

 


« Capítulo 11 Comenta este capítulo | Ir arriba “Epilogo” »


Potterfics - Harrylatino
Potterfics es parte de la Red HarryLatino





Todos los derechos reservados. Los personajes, nombres de HARRY POTTER, así como otras marcas de identificación relacionadas, son marcas registradas de Warner Bros. TM & © 2003. Derechos de publicación de Harry Potter © J.K.R.